Análisis y diagnósticos

Escrito por personal de Mayo Clinic

El médico te preguntará sobre los síntomas y el estilo de vida, escuchará tu voz e indagará sobre el tiempo que hace que padeces problemas en la voz. Para evaluar los problemas en la voz en más detalle, se pueden realizar las siguientes pruebas:

  • Laringoscopia. El médico examinará las cuerdas vocales usando un espejo o un tubo delgado y flexible (conocido como laringoscopio o endoscopio) o ambos. También te pueden realizar una prueba llamada videoestrobolaringoscopia que se hace con un endoscopio especial que contiene una pequeña cámara en la punta o una cámara más grande conectada al objetivo ocular del endoscopio.

    Estos endoscopios especiales de gran aumento permiten al médico ver las cuerdas vocales directamente o en una pantalla de video para determinar el movimiento y la posición de las cuerdas vocales y si una o ambas cuerdas están afectadas.

  • Electromiografía de la laringe. Esta prueba mide las corrientes eléctricas en los músculos de la laringe. Para obtener estas mediciones, el médico normalmente inserta pequeñas agujas en los músculos de las cuerdas vocales a través de la piel del cuello.

    Esta prueba no suele brindar información que pueda cambiar el tratamiento, pero puede proporcionarle al médico información sobre lo bien que puedes recuperarte. Esta prueba funciona mejor para predecir cómo te recuperarás si se hace entre las seis semanas y los seis meses después de que comenzaron los síntomas.

  • Análisis de sangre y exploraciones. Debido a que una serie de enfermedades puede causar lesiones en un nervio, es posible que necesites realizarte pruebas adicionales para identificar la causa de la parálisis. Las pruebas pueden consistir en análisis de sangre, radiografías y exploraciones por resonancia magnética y tomografía computarizada.
May 20, 2015