Descripción general

La anemia por deficiencia de vitaminas es una falta de glóbulos rojos saludables causada cuando tienes cantidades inferiores a lo normal de ciertas vitaminas. Las vitaminas relacionadas con la anemia por deficiencia de vitaminas incluyen el folato, la vitamina B-12 y la vitamina C.

La anemia por deficiencia de vitaminas puede ocurrir si no comes suficientes alimentos que contengan folato, vitamina B-12 o vitamina C, o si tu cuerpo tiene problemas para absorber o procesar estas vitaminas.

Es importante que el médico diagnostique y trate tu anemia. La anemia por deficiencia de vitaminas generalmente se puede corregir con suplementos vitamínicos y cambios en la dieta.

Síntomas

Los signos y síntomas de la anemia por deficiencia vitamínica incluyen:

  • Fatiga
  • Falta de aliento
  • Mareos
  • Piel pálida o amarillenta
  • Latidos del corazón irregulares
  • Pérdida de peso
  • Entumecimiento u hormigueo en manos y pies
  • Debilidad muscular
  • Cambios en la personalidad
  • Movimientos inestables
  • Confusión mental u olvido

La deficiencia de vitaminas por lo general se desarrolla lentamente durante varios meses o años. Los signos y síntomas de deficiencia de vitaminas pueden ser sutiles en un principio, pero aumentan a medida que la deficiencia empeora.

Causas

La anemia por deficiencia de vitaminas se presenta cuando el cuerpo tiene una escasez de las vitaminas necesarias para producir suficientes glóbulos rojos saludables. Los glóbulos rojos transportan el oxígeno de los pulmones por todo el cuerpo.

Si tu dieta carece de ciertas vitaminas, puedes sufrir anemia por deficiencia de vitaminas. O la anemia por deficiencia de vitaminas puede aparecer porque tu cuerpo no puede absorber adecuadamente los nutrientes de los alimentos que comes.

Las causas de las anemias por deficiencia de vitaminas incluyen lo siguiente:

Anemia por deficiencia de folato

El folato, también conocido como vitamina B-9, es un nutriente que se encuentra principalmente en las frutas y los vegetales de hoja verde. Una dieta que sistemáticamente carezca de estos alimentos puede provocar una deficiencia.

También podría haber una deficiencia si el cuerpo es incapaz de absorber el folato de los alimentos. La mayoría de los nutrientes de los alimentos se absorben en el intestino delgado. Tú podrías tener dificultades para absorber el folato o el ácido fólico, que es la forma sintética del folato que se agrega a los alimentos y suplementos, en los siguientes casos:

  • Tienes una enfermedad del intestino delgado, como la enfermedad celíaca
  • Se te ha extirpado quirúrgicamente una gran parte del intestino delgado o se te ha hecho un baipás
  • Bebes cantidades excesivas de alcohol
  • Tomas ciertos medicamentos recetados, como algunos medicamentos anticonvulsivos

Las mujeres embarazadas y las mujeres lactantes tienen una mayor demanda de folato, al igual que las personas que se someten a diálisis por una enfermedad renal. Si no se satisface este aumento de la demanda, se puede producir una deficiencia.

Anemia por deficiencia de vitamina B-12

La deficiencia de vitamina B-12 puede ser el resultado de una dieta que carece de vitamina B-12, que se encuentra principalmente en la carne, los huevos y la leche.

Sin embargo, la causa más común de la anemia por deficiencia de vitamina B-12 es la falta de una sustancia llamada factor intrínseco, que puede producirse cuando tu sistema inmunitario ataca por error las células estomacales que producen esta sustancia. Este tipo de anemia se llama anemia perniciosa.

El factor intrínseco es una proteína secretada por el estómago que se une a la vitamina B-12 en el estómago y se mueve a través del intestino delgado para ser absorbida por el torrente sanguíneo. Sin el factor intrínseco, la vitamina B-12 no puede absorberse y deja el cuerpo como residuo.

Las personas con trastornos autoinmunitarios relacionados con el sistema endocrino, como diabetes o enfermedad de la tiroides, pueden tener un mayor riesgo de presentar anemia perniciosa.

La anemia por deficiencia de vitamina B-12 también puede ocurrir si tu intestino delgado no puede absorber la vitamina B-12 por razones ajenas a la falta de factor intrínseco. Esto puede ocurrir en los siguientes casos:

  • Si te has sometido a una cirugía en el estómago o el intestino delgado, como una cirugía de derivación gástrica
  • Si tienes proliferación bacteriana anómala en el intestino delgado
  • Si tienes una enfermedad intestinal, como la enfermedad de Crohn o la enfermedad celíaca, que interfiere en la absorción de la vitamina
  • Has ingerido una tenia por haber comido pescado contaminado. La tenia absorbe los nutrientes del cuerpo.

Anemia por deficiencia de vitamina C

La deficiencia de vitamina C se puede desarrollar si no obtienes suficiente vitamina C de los alimentos que consumes. La deficiencia de vitamina C también es posible si algo afecta tu capacidad para absorber la vitamina C de los alimentos. Por ejemplo, fumar afecta la capacidad de tu cuerpo para absorber la vitamina C.

Ciertas enfermedades crónicas, como el cáncer o la enfermedad renal crónica, también aumentan el riesgo de anemia por deficiencia de vitamina C al afectar la absorción de esta vitamina.

Factores de riesgo

Varios factores pueden afectar las reservas de vitaminas del cuerpo. En general, tu riesgo de deficiencia vitamínica aumenta en los siguientes casos:

  • Tu dieta contiene pocas o ninguna fuente natural de vitaminas, como carne, lácteos, frutas y vegetales. Los vegetarianos que no comen productos lácteos y los veganos, que no comen ningún alimento proveniente de animales, pueden entrar en esta categoría.

    Cocinar demasiado los alimentos también puede causar una deficiencia de vitaminas.

  • Estás embarazada y no estás tomando un multivitamínico. Los suplementos de ácido fólico son especialmente importantes durante el embarazo.
  • Tienes problemas intestinales u otras afecciones médicas que interfieren en la absorción de vitaminas. La proliferación bacteriana anómala en el estómago o una cirugía en los intestinos o el estómago pueden interferir en la absorción de la vitamina B-12.
  • Abusas del alcohol. El alcohol interfiere en la absorción de folato y vitamina C, así como otras vitaminas.
  • Tomas ciertos medicamentos recetados que pueden bloquear la absorción de vitaminas. Los medicamentos anticonvulsivos pueden bloquear la absorción de folato. Los antiácidos y algunos medicamentos utilizados para tratar la diabetes tipo 2 pueden interferir en la absorción de B-12.

Complicaciones

La deficiencia de vitaminas aumenta el riesgo de tener problemas de salud, incluidos:

Complicaciones en el embarazo

Las embarazadas con deficiencia de folato tienen más probabilidades de sufrir complicaciones, como un parto prematuro. Un feto en desarrollo que no recibe suficiente folato de su madre puede desarrollar defectos congénitos del cerebro y la médula espinal.

Si estás pensando en quedar embarazada, pregúntale al médico si debes considerar tomar suplementos de ácido fólico para que las reservas de folato del cuerpo sean suficientes para mantener a tu bebé.

Trastornos del sistema nervioso

Aunque la vitamina B-12 es importante para la producción de glóbulos rojos, también es importante para un sistema nervioso sano.

Sin tratamiento, la deficiencia de vitamina B-12 puede llevar a problemas neurológicos, como hormigueo persistente en las manos y los pies o problemas con el equilibrio. Puede llevar a confusión mental y a olvidos porque la vitamina B-12 es necesaria para el funcionamiento saludable del cerebro.

Sin tratamiento para la deficiencia de vitamina B-12, las complicaciones neurológicas pueden volverse permanentes. La deficiencia de vitamina B-12 puede causar estos y otros problemas de salud antes de que conduzca a la anemia.

Escorbuto

La deficiencia de vitamina C puede causar escorbuto. Los signos y síntomas de esta enfermedad rara incluyen sangrado debajo de la piel y alrededor de las encías.

Prevención

Opta por una dieta saludable.

Puedes prevenir algunos tipos de anemias por deficiencia de vitaminas si eliges una dieta saludable que incluya variedad de alimentos.

Los alimentos ricos en folato incluyen:

  • Vegetales de hoja verde oscuro
  • Nueces
  • Productos de granos enriquecidos, como pan, cereales, fideos y arroz
  • Frutas y jugos de frutas

Los alimentos ricos en vitamina B-12 incluyen:

  • Huevos
  • Alimentos fortificados, como los cereales para el desayuno
  • Leche, queso y yogur
  • Carne y mariscos

Los alimentos ricos en vitamina C incluyen:

  • Brócoli
  • Cítricos y jugos
  • Fresas
  • Pimientos verdes
  • Tomates

La mayoría de los adultos necesitan estas cantidades dietéticas diarias de las siguientes vitaminas:

  • Vitamina B-12: 2,4 microgramos (mcg)
  • Folato o ácido fólico: 400 mcg
  • Vitamina C: 75 a 90 miligramos

Las mujeres embarazadas y lactantes pueden requerir más de cada vitamina.

Considera la posibilidad de tomar un multivitamínico

Si te preocupa obtener suficientes vitaminas de los alimentos que consumes, pregúntale a tu médico si un multivitamínico podría ser adecuado para ti. La mayoría de las personas obtienen suficientes vitaminas de los alimentos que consumen. Pero si tu dieta es restringida, podrías querer tomar un multivitamínico.

No fumes.

El tabaquismo interfiere en la absorción de nutrientes, como la vitamina C, por lo que puede aumentar el riesgo de una deficiencia vitamínica.

Si fumas, deja de hacerlo. Si no fumas, no empieces a hacerlo ahora. Si has tratado de dejar de fumar por tu cuenta y no has tenido éxito, habla con tu médico acerca de estrategias para poder dejar de fumar.

Si bebes alcohol, hazlo con mesura.

El alcohol puede contribuir a la anemia por deficiencia de vitaminas. Si eliges beber alcohol, hazlo con mesura. En el caso de los adultos sanos, generalmente se considera que el consumo moderado de alcohol equivale a lo siguiente:

  • Dos bebidas al día para hombres de 65 años o menos
  • Una bebida al día para los hombres mayores de 65 años
  • Una bebida al día para mujeres de cualquier edad

Una bebida equivale a 12 onzas (355 mililitros) de cerveza, 5 onzas (148 mililitros) de vino o 1,5 onzas (44 mililitros) de licores destilados de 80 grados.

March 03, 2020
  1. Kaushansky K, et al., eds. Folate, cobalamin and megaloblastic anemias. In: Williams Hematology. 9th ed. McGraw-Hill Education; 2016. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Oct. 7, 2019.
  2. Means RT, et al. Clinical manifestations and diagnosis of vitamin B12 and folate deficiency. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 7, 2019.
  3. 2015-2020 Dietary Guidelines for Americans. U.S. Department of Health and Human Services and U.S. Department of Agriculture. https://health.gov/dietaryguidelines/2015/guidelines. Accessed Oct. 7, 2019.
  4. Goldman L, et al., eds. Approach to the anemias. In: Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 7, 2019.
  5. Pazirandeh S, et al. Overview of water-soluble vitamins. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 7, 2019.
  6. Vitamin C: Fact sheet for health professionals. National Institutes of Health Office of Dietary Supplements. https://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminC-HealthProfessional/. Accessed Oct. 7, 2019.
  7. Green R. Vitamin B12 deficiency from the perspective of a practicing hematologist. Blood. 2017; doi:10.1182/blood-2016-10-569186.
  8. Green R, et al. Megaloblastic anemias: Nutritional and other causes. The Medical Clinics of North America. 2017; doi:10.1016/j.mcna.2016.09.013.
  9. Folate: Fact sheet for health professionals. National Institutes of Health Office of Dietary Supplements. https://ods.od.nih.gov/factsheets/Folate-HealthProfessional/. Accessed Oct. 7, 2019.
  10. Rethinking drinking: Alcohol and your health. National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism. http://pubs.niaaa.nih.gov/publications/RethinkingDrinking/Rethinking_Drinking.pdf. Accessed Oct. 10, 2019.
  11. Ferri FF. Vitamin deficiency (hypovitaminosis). In: Ferri's Clinical Advisor 2020. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 11, 2019.
  12. Pruthi RK (expert opinion). Mayo Clinic. Oct. 15, 2019.