Descripción general

La vaginitis es una inflamación de la vagina que puede provocar flujo, picazón y dolor. Por lo general, la causa es un cambio en el equilibrio normal de las bacterias de la vagina o una infección. Los niveles reducidos de estrógeno después de la menopausia y algunos trastornos de la piel también pueden causar vaginitis.

Los tipos más comunes de vaginitis son:

  • Vaginosis bacteriana, que se produce como resultado de un cambio en las bacterias que se encuentran normalmente en la vagina y un crecimiento excesivo de otros organismos
  • Candidosis vaginal, por lo general causada por un hongo que se encuentra naturalmente en la vagina, llamado Candida albicans
  • Tricomoniasis, provocada por un parásito y comúnmente transmitida a través de las relaciones sexuales

El tratamiento depende del tipo de vaginitis que tengas.

Síntomas

Los signos y síntomas de la vaginitis pueden incluir:

  • Cambios en el color, el olor o la cantidad de flujo vaginal
  • Picazón o irritación vaginal
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Dolor al orinar
  • Sangrado leve o manchado vaginales

Si tienes flujo vaginal (muchas mujeres no tienen), las características del flujo podrían indicar el tipo de vaginitis que tienes. Por ejemplo:

  • Vaginosis bacteriana. Podrías tener un flujo de color blanco grisáceo y olor desagradable. El olor, comúnmente descrito como olor a pescado, podría ser más notorio después de tener relaciones sexuales.
  • Candidosis vaginal. El síntoma principal es la picazón, pero podrías tener un flujo espeso de color blanco, parecido al requesón.
  • Tricomoniasis. Una infección llamada tricomoniasis puede causar un flujo amarillo verdoso, a veces de aspecto espumoso.

Cuándo consultar con el médico

Consulta con el médico si experimentas malestar inusual en la vagina, especialmente si:

  • Tienes olor desagradable, flujo o picazón vaginales.
  • Nunca tuviste una infección vaginal. Si consultas con el médico, puedes determinar la causa y aprender a identificar los signos y síntomas.
  • Ya tuviste infecciones vaginales.
  • Tuviste varias parejas sexuales o una pareja reciente. Podrías tener una infección de transmisión sexual. Algunas infecciones de transmisión sexual presentan signos y síntomas similares a los de la candidosis vaginal o la vaginosis bacteriana.
  • Completaste un ciclo de tratamiento con un medicamento de venta libre para la candidosis vaginal y sigues teniendo síntomas.
  • Tienes fiebre, escalofríos o dolor pélvico.

Enfoque «esperar y ver»

Probablemente no necesites consultar con el médico cada vez que tengas irritación y flujo vaginales, particularmente si:

  • Ya tuviste un diagnóstico de candidosis vaginal y los signos y síntomas son iguales a los de antes
  • Conoces los signos y síntomas de la candidosis vaginal, y estás segura de que eso es lo que tienes

Causas

La causa depende del tipo de vaginitis que tengas:

  • Vaginosis bacteriana. Esta es la causa más frecuente de vaginitis y aparece cuando las bacterias que se encuentran normalmente en la vagina sufren cambios y se produce un crecimiento excesivo de uno de varios organismos. Por lo general, las bacterias que normalmente se encuentran en la vagina (lactobacilos) se ven superadas en número por otras bacterias (anaerobias) dentro de la vagina. Si la cantidad de bacterias anaerobias aumenta en exceso, se altera el equilibrio, lo que causa la vaginosis bacteriana.

    Este tipo de vaginitis parece estar vinculado con las relaciones sexuales, en especial si tienes varias parejas sexuales o una pareja nueva, pero también lo tienen mujeres que no son sexualmente activas.

  • Candidosis vaginal. Se produce cuando hay un crecimiento excesivo de un hongo, por lo general C. albicans, dentro de la vagina. El hongo C. albicans también provoca infecciones en otras áreas húmedas del cuerpo, como la boca (aftas), los pliegues de la piel y debajo de las uñas (lecho ungueal). El hongo también puede causar dermatitis del pañal.
  • Tricomoniasis. Se trata de una infección de transmisión sexual frecuente, provocada por un parásito microscópico formado por una sola célula, llamado Trichomonas vaginalis. Este organismo se transmite al tener relaciones sexuales con una persona infectada.

    En los hombres, el organismo por lo general infecta el tracto urinario, pero no suele causar síntomas. En las mujeres, la tricomoniasis generalmente infecta la vagina y podría causar síntomas. También aumenta el riesgo de las mujeres de contraer otras infecciones de transmisión sexual.

  • Vaginitis no infecciosa. Los aerosoles, desodorantes y lavados vaginales, jabones y detergentes perfumados, y los productos espermicidas pueden causar una reacción alérgica o irritar los tejidos vulvares o vaginales. Los objetos extraños, como papel tisú o un tampón olvidado dentro de la vagina también pueden irritar los tejidos vaginales.
  • Síndrome genitourinario de la menopausia (atrofia vaginal). Los niveles reducidos de estrógeno después de la menopausia o después de la extirpación quirúrgica de los ovarios pueden provocar el adelgazamiento de la pared vaginal, lo que a veces causa irritación, ardor o resequedad de los tejidos vaginales.

Factores de riesgo

Los factores que aumentan el riesgo de tener vaginitis incluyen:

  • Cambios hormonales, como los asociados con el embarazo, las píldoras anticonceptivas o la menopausia
  • Actividad sexual
  • Tener una infección de transmisión sexual
  • Medicamentos, como antibióticos y esteroides
  • Uso de espermicidas como método anticonceptivo
  • Diabetes no controlada
  • Uso de productos de higiene como baños de burbujas, aerosoles o desodorantes vaginales
  • Lavados vaginales
  • Usar ropa húmeda o ajustada
  • Usar un dispositivo intrauterino (DIU) como método anticonceptivo

Complicaciones

Las mujeres con tricomoniasis o vaginosis bacteriana tienen mayor riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual debido a la inflamación que provocan estas afecciones. En las embarazadas, la vaginosis bacteriana y la tricomoniasis sintomáticas están asociadas con partos prematuros y bebés con bajo peso al nacer.

Prevención

La buena higiene personal puede ayudar a impedir que vuelvan a aparecer ciertos tipos de vaginitis y puede aliviar algunos síntomas:

  • Evita las bañeras, los jacuzzi y las piscinas de hidromasajes.
  • Evita los irritantes. Estos incluyen tampones, compresas, lavados vaginales y jabones perfumados. Enjuaga el jabón para que no te quede en la zona genital externa después de la ducha y sécate bien la zona para evitar que se irrite. No uses jabones potentes, como los que tienen acción desodorante o antibiótica, ni baños de burbujas.
  • Límpiate de adelante hacia atrás cuando vayas al baño. De esa manera, evitas transmitir bacterias de la materia fecal a la vagina.

Otras medidas que puedes tomar para ayudar a prevenir la vaginitis incluyen:

  • No uses lavados vaginales. La vagina no necesita ninguna otra limpieza que no sea el baño normal. Los lavados vaginales repetidos perturban a los organismos que se encuentran normalmente en la vagina y, de hecho, pueden aumentar el riesgo de sufrir infecciones vaginales. Los lavados vaginales no curan las infecciones vaginales.
  • Usa preservativos de látex. Los preservativos de látex, tanto masculinos como femeninos, pueden ayudarte a prevenir las infecciones de transmisión sexual.
  • Usa ropa interior de algodón. Además, usa pantimedias que tengan entrepierna de algodón. Si no te incomoda, quítate la ropa interior para dormir. Las levaduras (los hongos que causan la candidosis) crecen más con la humedad.
Oct. 25, 2016
References
  1. Sobel J. Approach to women with symptoms of vaginitis (Enfoque para mujeres con síntomas de vaginitis). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 11 de agosto de 2016.
  2. Vaginitis. Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists): FAQ (preguntas frecuentes). http://www.acog.org/Patients/FAQs/Vaginitis. Último acceso: 11 de agosto de 2016.
  3. Vaginitis. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. http://search.cdc.gov/search?query=vaginitis&utf8=%E2%9C%93&affiliate=cdc-main. Último acceso: 12 de agosto de 2016.
  4. Descripción general de la vaginitis. Merck Manual Professional Version (Versión para profesionales del Manual Merck). http://www.merckmanuals.com/professional/gynecology-and-obstetrics/vaginitis,-cervicitis,-and-pelvic-inflammatory-disease-pid/overview-of-vaginitis. Último acceso: 11 de agosto de 2016.