Descripción general

La vaginitis es una inflamación de la vagina que puede dar como resultado secreción, picazón y dolor. Habitualmente, la causa es un cambio en el equilibrio de las bacterias vaginales o una infección. La reducción de los niveles de estrógeno después de la menopausia y algunos trastornos de la piel también pueden causar vaginitis.

Los tipos más frecuentes de vaginitis son:

  • Vaginosis bacteriana. La vaginosis bacteriana se produce por la proliferación excesiva de bacterias que se encuentran naturalmente en la vagina, lo que altera el equilibrio natural de esta.
  • Candidiasis vaginal. Esta afección generalmente aparece debido a un hongo que se encuentra naturalmente en la vagina, llamado "Candida albicans".
  • Tricomoniasis. La tricomoniasis se produce por un parásito y se suele trasmitir sexualmente.

El tratamiento depende del tipo de vaginitis que tengas.

Síntomas

Los signos y síntomas de la vaginitis pueden incluir los siguientes:

  • Cambio de color, olor o cantidad del flujo vaginal
  • Picazón o irritación vaginal
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Micción dolorosa
  • Sangrado o manchado vaginal leve

En caso de secreción vaginal, las características de la secreción pueden indicar el tipo de vaginitis que tienes. Algunos ejemplos incluyen los siguientes:

  • Vaginosis bacteriana. Probablemente desarrolles una secreción de color blanco grisáceo con olor desagradable. El olor, descrito con frecuencia como similar al pescado, puede ser más evidente después de tener relaciones sexuales.
  • Candidiasis. El principal síntoma es la picazón, pero podrías tener una secreción blanca y espesa, parecida al queso cottage.
  • Tricomoniasis. La infección llamada tricomoniasis puede ocasionar una secreción amarillo verdosa, a veces espumosa.

Cuándo debes consultar con un médico

Consulta con el proveedor de atención médica si desarrollas alguna molestia en la zona de la vagina, especialmente en los siguientes casos:

  • Si notas una secreción, un olor o una picazón especialmente desagradable en la vagina.
  • Si nunca tuviste una infección vaginal. La consulta con el proveedor de atención médica te permitirá establecer la causa y te ayudará a identificar los signos y síntomas.
  • Si ya tuviste alguna infección vaginal.
  • Si tuviste varias parejas sexuales o una nueva pareja reciente. Podrías tener una infección de trasmisión sexual. Algunas infecciones de este tipo presentan signos y síntomas similares a los de la candidiasis vaginal o vaginosis bacteriana.
  • Si completaste un ciclo de medicamentos antimicóticos de venta libre pero los síntomas aún persisten.
  • Si tienes fiebre o sientes escalofríos o dolor pélvico.

Enfoque expectante

Probablemente no sea necesario consultar con tu proveedor de atención médica cada vez que tengas una irritación o secreción vaginal, especialmente si:

  • Ya tuviste anteriormente un diagnóstico de candidiasis vaginal y los signos y síntomas son iguales a los anteriores.
  • Conoces los signos y síntomas de la candidiasis vaginal y estás segura de que eso es lo que tienes.

Causas

La causa depende del tipo de vaginitis que tengas:

  • Vaginosis bacteriana. Este tipo de vaginitis, el más común, es el resultado de un cambio que altera el equilibrio de las bacterias que se encuentran de manera natural en la vagina. Se desconoce la causa de dicho desequilibrio. Es posible tener vaginosis bacteriana sin mostrar síntomas.

    Si bien este tipo de vaginitis parece estar asociado con las relaciones sexuales (especialmente si tienes múltiples parejas sexuales o una nueva pareja sexual reciente), el sexo no es la causa. De hecho, también se manifiesta en mujeres que no tienen relaciones sexuales.

  • Candidiasis vaginal. Estas infecciones tienen lugar cuando se produce un crecimiento excesivo de un organismo fúngico (por lo general, de "Candida albicans") en la vagina. El hongo "C. albicans" también produce infecciones en otras zonas húmedas del cuerpo, por ejemplo, en la boca (candidiasis bucal), los pliegues de la piel y los lechos ungueales (uñas). El hongo también puede causar dermatitis del pañal.
  • Tricomoniasis. Esta infección común de trasmisión sexual se produce por un parásito unicelular microscópico denominado "Trichomonas vaginalis". Este organismo se propaga durante las relaciones sexuales con una persona que tiene la infección.

    En los hombres, el microorganismo generalmente infecta las vías urinarias, pero a menudo, no causa síntomas. En las mujeres, la tricomoniasis habitualmente infecta la vagina y puede ocasionar síntomas. También aumenta el riesgo de la mujer de contraer otras infecciones de trasmisión sexual.

  • Vaginitis no infecciosa. Los aerosoles y los lavados vaginales, los jabones y detergentes perfumados y los productos espermicidas pueden causar una reacción alérgica o irritar los tejidos de la vulva y la vagina. Los objetos extraños, como el papel higiénico o los tampones que se quedan mucho tiempo dentro de la vagina también pueden irritar los tejidos vaginales.
  • Síndrome genitourinario de la menopausia (atrofia vaginal). La reducción de los niveles de estrógeno tras la menopausia o la extirpación quirúrgica de los ovarios puede provocar el adelgazamiento del revestimiento de la vagina, lo que a veces produce irritación, ardor y resequedad vaginal.

Factores de riesgo

Entre los factores que aumentan el riesgo de contraer vaginitis se incluyen los siguientes:

  • Los cambios hormonales, como los asociados al embarazo, a la toma de píldoras anticonceptivas o a la menopausia
  • Las relaciones sexuales
  • Tener una infección de trasmisión sexual
  • Algunos medicamentos, como los antibióticos y los esteroides
  • El uso de espermicidas como método anticonceptivo
  • La diabetes no controlada
  • El uso de productos de higiene como los baños de espuma o los aerosoles o desodorantes vaginales
  • Los lavados vaginales
  • Usar ropa húmeda o ajustada
  • El uso de un dispositivo intrauterino (DIU) como método anticonceptivo

Complicaciones

Las mujeres con vaginosis bacteriana o tricomoniasis corren un mayor riesgo de contraer infecciones de trasmisión sexual debido a la inflamación que causan dichas enfermedades.

Prevención

Una buena higiene puede ayudar a prevenir la reaparición de algunos tipos de vaginitis, así como a aliviar algunos síntomas:

  • Evita los baños en bañeras y los jacuzzis.
  • Evita los agentes irritantes. Entre ellos, se encuentran las compresas y tampones perfumados, los lavados vaginales y los jabones perfumados. Enjuaga bien el jabón de la zona genital externa luego de la ducha y seca bien la zona para prevenir irritaciones. No uses jabones fuertes, como los que contienen desodorantes o tienen acción antibiótica, ni tomes baños de espuma.
  • Sécate de adelante hacia atrás después de ir al baño. Hacer esto evita esparcir bacterias fecales hacia la vagina.

Las siguientes son algunas otras maneras de prevenir la vaginitis:

  • Evita los lavados vaginales. La vagina no requiere más limpieza que ducharse habitualmente. Los lavados vaginales frecuentes perturban a los microorganismos beneficiosos que viven en la vagina y pueden aumentar el riesgo de infección vaginal. Los lavados vaginales no harán desaparecer una infección vaginal.
  • Mantén relaciones sexuales de manera más segura. Usar un preservativo y limitar el número de parejas sexuales puede ayudar.
  • Usa ropa interior de algodón. Usa también medias tipo calza con entrepierna de algodón. Considera la posibilidad de no usar ropa interior a la hora de dormir. Las levaduras proliferan en ambientes húmedos.

Feb. 04, 2022
  1. Sobel J. Approach to women with symptoms of vaginitis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Sept. 4, 2021.
  2. FAQs: Vaginitis. American College of Obstetricians and Gynecologists. https://www.acog.org/womens-health/faqs/vaginitis. Accessed Sept. 4, 2021.
  3. AskMayoExpert. Vulvovaginitis. Mayo Clinic; 2020.
  4. Overview of vaginitis. Merck Manual Professional Version. http://www.merckmanuals.com/professional/gynecology-and-obstetrics/vaginitis,-cervicitis,-and-pelvic-inflammatory-disease-pid/overview-of-vaginitis. Accessed Sept. 4, 2021.
  5. Coudray MS, et al. Bacterial vaginosis — A brief synopsis of the literature. European Journal of Obstretrics & Gynecology and Reproductive Biology. 2020; doi:10.1016/j.ejogrb.2019.12.035.
  6. American College of Obstetricians and Gynecologists. Practice Bulletin 215: Vaginitis in nonpregnant patients. Obstetrics & Gynecology. 2020; doi:10.1097/AOG.0000000000003604.
  7. Vaginal candidiasis. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/fungal/diseases/candidiasis/genital/. Accessed Sept. 19, 2021.
  8. Can vaginitis be prevented? Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development. https://www.nichd.nih.gov/health/topics/vaginitis/conditioninfo/prevention. Accessed Sept. 19, 2021.