Diagnóstico

Cuando consultas a un especialista de la visión (oftalmólogo), probablemente llevará a cabo un examen completo de la vista y recopilará tus antecedentes médicos completos. También es probable que necesites estas pruebas:

  • Análisis de sangre
  • Análisis del líquido del ojo
  • Fotografía para evaluar el flujo sanguíneo de la retina (angiografía)
  • Fotografía para medir el grosor del tejido retiniano y determinar la presencia o la ausencia de líquido en la retina o debajo de ella.

Si el oftalmólogo cree que una enfermedad no diagnosticada puede ser la causa de la uveítis, es posible que te derive a otro médico para que te haga un examen médico general y análisis de laboratorio. A veces, es difícil encontrar una causa específica para la uveítis. Sin embargo, el médico tratará de determinar si la uveítis es causada por una infección o por otra afección.

Tratamiento

Si la uveítis se produce a causa de un trastorno preexistente, el tratamiento se centrará en ese trastorno en particular. El objetivo del tratamiento es reducir la inflamación del ojo. Hay varias opciones de tratamiento disponibles.

Medicamentos

  • Medicamentos que reducen la inflamación. El médico puede recetarte, en primer lugar, gotas para los ojos con un medicamento antiinflamatorio, como un corticoesteroide. Si esto no surte efecto, puede indicar una pastilla o una inyección con corticoesteroide como segunda opción.
  • Medicamentos que combaten bacterias o virus. Si la uveítis se produce a causa de una infección, el médico puede recetarte antibióticos, medicamentos antivirales o de otro tipo, con corticoesteroides o sin ellos, para controlar la infección.
  • Medicamentos que afectan el sistema inmunitario o que destruyen células. Es posible que necesites medicamentos inmunosupresores o citotóxicos si la uveítis afecta ambos ojos, si no responde bien a los corticoesteroides o si se torna tan grave que amenaza la vista.

Algunos de estos medicamentos pueden tener efectos secundarios graves, como el glaucoma y las cataratas. Es posible que debas visitar al médico para que te realice exámenes de seguimiento o análisis de sangre cada 1 o 3 meses.

Cirugías y otros procedimientos

  • Vitrectomía. Es posible que tengas que recurrir a la cirugía que consiste en quitar parte del vítreo del ojo (vitrectomía) para controlar la enfermedad.
  • Cirugía que consiste en implantar un dispositivo en el ojo que libera medicamento en forma lenta y continua. En el caso de las personas que padecen uveítis posterior difícil de tratar, una opción de tratamiento puede ser el implante de un dispositivo en el ojo. El dispositivo libera un corticoesteroide en el ojo de forma paulatina durante dos o tres años. Entre los posibles efectos secundarios de este tratamiento se encuentran las cataratas y el glaucoma.

La rapidez con la que te recuperes dependerá, en parte, del tipo de uveítis que tengas y de la gravedad de los síntomas. La uveítis que afecta la parte posterior del ojo (coroiditis) suele curarse de modo más lento que las uveítis que afecta la parte frontal del ojo (iritis). Una inflamación grave tarda más en resolverse que una inflamación leve.

La uveítis puede volver a aparecer. Pide una consulta con el médico si alguno de los síntomas reaparece después de un tratamiento exitoso.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Medicina alternativa

Algunos tratamientos de medicina alternativa tienen propiedades antiinflamatorias, pero no han sido bien estudiados para el tratamiento de la uveítis. Dile al médico si planeas usar algún suplemento o tratamiento alternativo, ya que algunos pueden interactuar con los tratamientos que recibes o causar reacciones adversas.

Preparación para la consulta

Los síntomas pueden llevarte a pedir una consulta con el médico de familia o un médico general. Es posible que te deriven a un médico especialista en trastornos de los ojos (oftalmólogo).

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta y a saber qué esperar del médico.

Qué puedes hacer

  • Anota cualquier síntoma que tengas, incluso los que parezcan no tener relación con el motivo por el cual programaste la consulta.
  • Anota tu información personal más importante, e incluye enfermedades o traumatismos de importancia o cambios recientes en tu vida.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que estés tomando.
  • Pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe. En ocasiones, puede ser difícil recordar toda la información que se proporciona durante una consulta. La persona que te acompañe puede recordar algún detalle que hayas pasado por alto u olvidado. Además, quien te acompañe puede llevarte a la consulta, especialmente si los síntomas no te dejan ver bien.
  • Anota preguntas para hacerle al médico.

Preparar una lista de preguntas puede ayudarte a abordar todos los puntos que te resultan importantes. En el caso de uveítis, algunas preguntas básicas incluyen las siguientes:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis problemas oculares?
  • ¿Qué otra cosa podría estar causando mis síntomas?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme? ¿Estas pruebas requieren alguna preparación especial?
  • ¿La uveítis es temporal o de larga duración?
  • ¿Perderé la vista?
  • ¿Qué tratamientos hay disponibles y cuál me recomiendas?
  • ¿Qué tipos de efectos secundarios suele ocasionar el tratamiento?
  • ¿Hay algo que pueda hacer para evitar que esto me vuelva a suceder?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cuál es la mejor manera de controlarlos en forma conjunta?
  • ¿Tienes algún folleto u otro material que pueda llevarme?
  • ¿Qué sitios web me recomiendas?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, como las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaste a tener los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas? ¿Han empeorado?
  • ¿Hay algo que parezca mejorar los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, esté empeorando los síntomas?
  • ¿Has tenido alguna vez uveítis?
  • ¿Tienes algún otro problema de salud?
  • ¿Tienes artritis?
  • ¿Tienes problemas de espalda?
  • ¿Has tenido erupciones cutáneas recientemente?
  • ¿Has tenido llagas abiertas en la boca o en los genitales?
  • ¿Has tenido una infección de las vías respiratorias altas o síntomas de resfriado recientemente?
June 05, 2018
References
  1. Parekh A, et al. Risk factors associated with intraocular pressure increase in patients with uveitis treated with the fluocinolone acetonide implant. JAMA Ophthalmology. In press. Accessed March 11, 2015.
  2. Cunningham ET. Overview of uveitis. The Merck Manual Professional Edition. http://www.merck.com/mmpe/print/sec09/ch105/ch105a.html. Accessed March 30, 2015.
  3. Riordan-Eva P, et al. Uveitis. In: Vaughan & Asbury's General Ophthalmology. 18th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2011. http://accessmedicine.mhmedical.com/content.aspx?bookid=387&sectionid=40229324&jumpsectionID=40231264&Resultclick=2. Accessed March 11, 2015.
  4. AskMayoExpert. Uveitis. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2014.
  5. Rosenbaum JT. Uveitis: Etiology, clinical manifestations, and diagnosis. http://www.uptodate.com/home. Accessed March 11, 2015.
  6. Rosenbaum JT. Uveitis: Treatment. http://www.uptodate.com/home. Accessed March 11, 2015.
  7. Uveitis. Natural Medicines Comprehensive Database. http://naturaldatabase.therapeuticresearch.com. Accessed March 12, 2015.
  8. Yuen BG, et al. Association between smoking and uveitis: Results from the Pacific Ocular Inflammation Study. Ophthalmology. In Press. Accessed April 4, 2015.