Diagnóstico

Historia clínica y antecedentes de viajes

Es posible que el médico sospeche de la presencia de fiebre tifoidea según tus síntomas, o tu historia clínica o antecedentes de viajes. Pero el diagnóstico generalmente se confirma mediante la identificación de Salmonella typhi en un cultivo de la sangre u otro fluido o tejido corporales.

Cultivo de tejidos o fluidos corporales

Para el cultivo, se coloca una pequeña muestra de sangre, heces, orina o médula ósea en un medio especial que estimula el crecimiento de bacterias. El cultivo se analiza bajo un microscopio para detectar la presencia de bacterias tifoideas. Un cultivo de médula ósea suele ser la prueba más sensible para detectar la Salmonella typhi.

Aunque realizar una prueba de cultivo es el pilar para el diagnóstico, en algunos casos, se pueden usar otras pruebas para confirmar una presunta infección por fiebre tifoidea, como una prueba para detectar anticuerpos contra las bacterias tifoideas en la sangre o una prueba que verifique si hay ADN tifoideo en la sangre.

Tratamiento

La terapia con antibióticos es el único tratamiento efectivo para la fiebre tifoidea.

Los antibióticos que se recetan comúnmente incluyen los siguientes:

Los antibióticos que se recetan comúnmente incluyen los siguientes:

  • Ciprofloxacina (Cipro). En los Estados Unidos, los médicos a menudo recetan esto para adultos (excepto mujeres embarazadas). También se puede utilizar otro medicamento similar llamado ofloxacina. Desafortunadamente, muchas de las bacterias Salmonella typhi ya no son susceptibles a los antibióticos de este tipo, especialmente las cepas adquiridas en el Sudeste Asiático.
  • Azitromicina (Zitromax). Este medicamento se puede utilizar si una persona no puede tomar ciprofloxacina o la bacteria es resistente a la ciprofloxacina.
  • Ceftriaxona. Este antibiótico inyectable es una alternativa para infecciones más complicadas o graves y para las personas que no pueden tomar ciprofloxacina, como los niños.

Estos medicamentos pueden causar efectos secundarios y su uso prolongado puede llevar al desarrollo de cepas de bacterias resistentes a los antibióticos.

Problemas con la resistencia a los antibióticos

En el pasado, el medicamento elegido era el cloranfenicol. Sin embargo, los médicos habitualmente ya no lo usan debido a sus efectos secundarios, una tasa alta de deterioro de la salud después de un período de mejora (recidiva) y la resistencia bacteriana generalizada.

De hecho, la existencia de bacterias resistentes a los antibióticos es un problema cada vez mayor en el tratamiento de la fiebre tifoidea, especialmente en los países en desarrollo. En los últimos años, la Salmonella typhi también ha demostrado ser resistente a la trimetoprima/sulfametoxazol, la ampicilina y la ciprofloxacina.

Otros tratamientos

Otros tratamientos incluyen los siguientes:

  • Beber líquidos. Esto ayuda a prevenir la deshidratación como resultado de fiebre y diarrea prolongadas. Si estás muy deshidratado, es posible que debas recibir líquidos a través de una vena (por vía intravenosa).
  • Cirugía. Si los intestinos se perforan, necesitarás cirugía para reparar el orificio.

Preparación para la consulta

Si hace poco que regresaste de un viaje en el extranjero y manifiestas síntomas leves similares a los de la fiebre tifoidea, llama al médico. Si tus síntomas son graves, dirígete a una sala de emergencias o llama al 911 o al número de emergencia local.

A continuación, incluimos información que te ayudará a prepararte y a saber qué puedes esperar del médico.

Información que se debe obtener con anticipación

  • Restricciones previas a la consulta. Al momento de programar la consulta, pregunta si existen restricciones que debas seguir en el tiempo previo a la consulta. El médico no podrá confirmar la fiebre tifoidea sin un análisis de sangre y puede recomendarte tomar medidas para reducir el riesgo de transmitir una posible enfermedad contagiosa a otras personas.
  • Antecedentes de síntomas. Anota todo síntoma que experimentes y su duración.
  • Exposición reciente a posibles fuentes de infección. Prepárate para describir en detalle los viajes internacionales, incluidos los países que visitaste y las fechas en que viajaste.
  • Historia clínica. Prepara una lista de la información médica clave, incluida cualquier otra enfermedad por la que te estés tratando y los medicamentos, vitaminas o suplementos que estés tomando. El médico también necesitará conocer tus antecedentes de vacunación.
  • Preguntas para hacerle al médico. Anota con anticipación preguntas para hacerle al médico y así poder aprovechar al máximo tu tiempo con él.

Con respecto a la fiebre tifoidea, las siguientes son algunas posibles preguntas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Cuáles son las posibles causas de mis síntomas?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme?
  • ¿Hay tratamientos disponibles que ayuden a recuperarme?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cómo puedo manejar mejor estas enfermedades en conjunto?
  • ¿Cuánto tiempo cree que me llevará recuperarme por completo?
  • ¿Cuándo puedo regresar al trabajo o la escuela?
  • ¿Estoy en riesgo de tener complicaciones a largo plazo por la fiebre tifoidea?

No dudes en hacer cualquier otra pregunta relacionada que tengas.

Qué esperar de tu médico

Es probable que tu médico te haga varias preguntas. Estar preparado para responderlas te permitirá reservar tiempo para repasar cualquier punto sobre el que quieras hablar en profundidad. El médico puede preguntarte lo siguiente:

  • ¿Cuáles son tus síntomas y cuándo comenzaron?
  • ¿Tus síntomas han mejorado o empeorado?
  • ¿Tus síntomas disminuyeron brevemente y luego regresaron?
  • ¿Has viajado al extranjero recientemente? ¿Dónde?
  • ¿Actualizaste tus vacunas antes de viajar?
  • ¿Estás recibiendo tratamiento por otras enfermedades?
  • ¿Actualmente tomas algún medicamento?
Jan. 15, 2019
References
  1. Wain J, et al. Typhoid fever. The Lancet. 2015;385:1136.
  2. Longo DL, et al., eds. Salmonellosis In: Harrison's Principles of Internal Medicine. 19th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2015. http://www.accessmedicine.com. Accessed June 10, 2015.
  3. Typhoid fever. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/typhoid-fever/index.html. Accessed June 10, 2015.
  4. Hohmann EL. Epidemiology, microbiology, clinical manifestations, and diagnosis of typhoid fever. http://www.uptodate.com/home. Accessed June 10, 2015.
  5. Hohmann EL. Treatment and prevention of typhoid fever. http://www.uptodate.com/home. Accessed June 10, 2015.
  6. Anwar E, et al. Vaccines for preventing typhoid fever. Cochrane Database of Systematic Reviews. http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/14651858.CD001261.pub3/abstract. Accessed June 10, 2015.
  7. Ryan ET, et al. Treatment and prevention of enteric (typhoid and paratyphoid) fever. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed July 5, 2018.
  8. Steckelberg JM (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. July 11, 2018.