¿Hay fármacos para la diabetes tipo 2 que pueden ayudar a las personas a bajar de peso y a reducir su glucosa en la sangre? ¿Hay efectos secundarios?

Respuesta de M. Regina Castro, M.D.

Hay una clase de fármacos para la diabetes tipo 2 que no solo mejora el control de la glucosa en la sangre, sino que también puede ayudar a bajar de peso. Esta clase de fármacos se llama comúnmente agonistas del péptido similar al glucagón tipo 1 (GLP-1). Otra clase de medicamentos asociados con la pérdida de peso y la mejora del control de la glucosa en la sangre son los inhibidores del cotransportador de sodio-glucosa tipo 2 (SGLT-2). Entre estos, se encuentran la canagliflozina (Invokana), la dapagliflozina (Farxiga) y la empagliflozina (Jardiance).

La pérdida de peso puede variar dependiendo del medicamento de GLP-1 que uses y de su dosis. Pero la pérdida de peso puede ser de un promedio de 3 a 5,5 libras (1,5 a 2,5 kilogramos, o kg) cuando se usan estos fármacos.

Si intentas activamente bajar de peso mediante cambios en el estilo de vida y agregas el uso de uno de estos medicamentos, las investigaciones han demostrado que los fármacos pueden lograr que bajes entre 6 y 9 libras (2,8 kg a 4,2 kg) más.

Los medicamentos para la diabetes en la clase de agonistas del GLP-1 incluyen los siguientes:

  • Dulaglutida (Trulicity), administrada por inyección una vez por semana
  • Exenatida de liberación prolongada (Bydureon), administrada por inyección una vez por semana
  • Exenatida (Byetta), administrada por inyección dos veces por día
  • Semaglutida (Ozempic), administrada por inyección una vez por semana
  • Semaglutida (Rybelsus), administrada por vía oral una vez al día
  • Liraglutida (Victoza), administrada por inyección una vez por día
  • Lixisenatida (Adlyxin), administrada por inyección una vez por día

Estos medicamentos imitan la acción de una hormona llamada péptido similar al glucagón tipo 1. Cuando los niveles de glucosa en la sangre empiezan a subir después de comer, estos fármacos estimulan al cuerpo a segregar más insulina. La insulina adicional ayuda a reducir los niveles de glucosa en la sangre.

Los niveles más bajos de glucosa en la sangre son útiles para controlar la diabetes tipo 2, pero no está exactamente claro cómo los fármacos del GLP-1 conducen a la pérdida de peso. Los médicos saben que los GLP-1 parecen ayudar a suprimir el apetito. Estos fármacos también disminuyen el movimiento de los alimentos desde el estómago hacia el intestino delgado. En consecuencia, podrías sentirte lleno más rápido y durante más tiempo, entonces comes menos.

Además de ayudar a controlar la glucosa en la sangre y aumentar la pérdida de peso, los inhibidores de GLP-1 y SGLT-2 parecen tener otros beneficios significativos. Las investigaciones han descubierto que algunos fármacos de estas clases de medicamentos pueden reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, como la insuficiencia cardíaca, los accidentes cerebrovasculares y las enfermedades renales. Las personas que toman estos fármacos han visto mejoras en su presión arterial y en sus niveles de colesterol, aunque no está claro si estos beneficios se deben al medicamento o a la pérdida de peso.

La desventaja de los fármacos de GLP-1 es que todas menos una deben administrarse mediante inyección. Y, como cualquier medicamento, hay un riesgo de efectos secundarios, algunos graves. Los efectos secundarios más comunes suelen mejorar después de haber tomado el medicamento durante un tiempo.

Algunos de los efectos secundarios más comunes incluyen los siguientes:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Diarrea

Los niveles bajos de glucosa en la sangre (hipoglicemia) son un riesgo más serio relacionado con la clase de medicamentos de GLP-1. Pero el riesgo de los niveles bajo de glucosa en la sangre solo suele aumentar si se toma al mismo tiempo otro medicamento que reduzca el nivel de glucosa en la sangre, como las sulfonilureas o la insulina.

La clase de fármacos GLP-1 no se recomienda si tienes antecedentes personales o familiares de cáncer medular de tiroides o neoplasia endocrina múltiple. Los estudios de laboratorio han relacionado estos fármacos con tumores de la tiroides en ratas, pero hasta que se completen estudios a un plazo más largo, no se conoce el riesgo en humanos. Tampoco se recomiendan si has tenido pancreatitis.

Los fármacos ya analizados están diseñados para personas que tienen diabetes tipo 2. También hay un fármaco que contiene una dosis más alta de liraglutida (Saxenda) que está aprobado para el tratamiento de la obesidad en personas que no tienen diabetes.

Si tienes diabetes y te preguntas si uno de estos fármacos te puede ser útil, habla con tu médico.

With

M. Regina Castro, M.D.

July 29, 2021