Descripción general

El tétanos es una enfermedad bacteriana grave que afecta el sistema nervioso, lo que genera contracciones musculares dolorosas, particularmente en la mandíbula y los músculos del cuello. El tétanos puede interferir con la capacidad de respirar y puede ser potencialmente mortal. El tétanos también se denomina «trismo».

Gracias a la vacuna contra el tétanos, los casos de tétanos son inusuales en Estados Unidos y los países desarrollados. No obstante, la enfermedad sigue siendo una amenaza para las personas que no llevan el calendario de vacunas al día, y es más frecuente en los países en vías de desarrollo.

No existe una cura para el tétanos. El tratamiento se concentra en tratar las complicaciones hasta que desaparezcan los efectos de la toxina tétanos.

Síntomas

Los signos y síntomas del tétanos aparecen en cualquier momento desde unos pocos días hasta varias semanas luego de que la bacteria del tétanos ingresa al cuerpo mediante una herida. El período de incubación promedio es de entre siete y diez días.

Entre los signos y síntomas frecuentes del tétanos se incluyen:

  • Espasmos y rigidez en los músculos de la mandíbula (trismo)
  • Rigidez de los músculos del cuello
  • Dificultad para tragar
  • Rigidez de los músculos abdominales
  • Espasmos dolorosos en el cuerpo que duran varios minutos; generalmente se producen por eventos menores, como una corriente de aire, un ruido fuerte, un roce físico o una luz

Entre otros signos y síntomas se incluyen los siguientes:

  • Fiebre
  • Transpiración
  • Presión arterial elevada
  • Frecuencia cardíaca acelerada

Cuándo consultar al médico

Pide al médico un refuerzo de la vacuna del tétanos si tienes una herida profunda o sucia y no recibiste un refuerzo en los últimos cinco años. Si no estás seguro de cuándo recibiste el último refuerzo, solicita uno.

O bien pide al médico un refuerzo de la vacuna del tétanos por cualquier herida (especialmente si se contaminó con suciedad, heces de animales o estiércol) en caso de que no hayas recibido un refuerzo en los últimos 10 años o no estés seguro de cuándo fue la última vez que te vacunaste.

Causas

Las esporas de la bacteria que causa el tétanos, Clostridium tetani, se pueden encontrar en el suelo, el polvo y las heces de los animales. Cuando entran en una herida profunda, las esporas se convierten en bacterias que pueden producir una potente toxina, la tetanospasmina, que afecta los nervios que controlan los músculos (neuronas motoras). La toxina puede producir rigidez y espasmos musculares, los síntomas más importantes del tétanos.

La gran mayoría de los casos de tétanos se producen en personas que nunca se vacunaron o en adultos que no se hayan aplicado los refuerzos cada 10 años. Es imposible contagiarse el tétanos de una persona que lo tenga.

Factores de riesgo

Las siguientes situaciones aumentan la posibilidad de contraer tétanos:

  • No vacunarse o no seguir el cronograma de vacunas de refuerzo contra el tétanos
  • Una lesión que deja esporas de tétanos en la herida
  • Un objeto extraño, como un clavo o una astilla

Se han desarrollado casos de tétanos a partir de:

  • Heridas punzantes, entre ellas astillas, perforaciones corporales (piercings), tatuajes, uso de drogas intravenosas
  • Heridas de bala
  • Fracturas abiertas
  • Quemaduras
  • Heridas quirúrgicas
  • Uso de drogas intravenosas
  • Mordeduras de animales o picaduras de insectos
  • Úlceras infectadas en los pies
  • Infecciones dentales
  • Cordones umbilicales infectados en recién nacidos con madres que no cuentan con una inmunización adecuada

Complicaciones

Una vez que la toxina del tétanos se une a las terminaciones nerviosas es imposible eliminarla. Para una recuperación total de una infección de tétanos es necesario el desarrollo de nuevas terminaciones nerviosas, lo que puede tardar varios meses.

Entre las complicaciones de la infección de tétanos se incluyen:

  • Fracturas. La gravedad de los espasmos puede provocar fracturas en la columna vertebral y otros huesos.
  • Obstrucción de una arteria pulmonar (embolia pulmonar). Un coágulo que se trasladó desde otra parte del cuerpo puede bloquear la arteria principal del pulmón o alguna de sus ramificaciones.
  • Muerte. Los espasmos musculares graves inducidos por el tétanos (tetánicos) pueden interferir en la respiración o detenerla. La insuficiencia respiratoria es la causa más frecuente de muerte. La falta de oxígeno también puede provocar un paro cardíaco y la muerte. La neumonía es otra causa de muerte.

Prevención

Puedes evitar el tétanos fácilmente si te vacunas.

La serie primaria de vacunación

La vacuna contra el tétano suele administrarse a los niños como parte de la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina acelular (DTaP). Esta vacunación brinda protección contra tres enfermedades: una infección respiratoria y de garganta (difteria), tos convulsa (tos ferina) y tétano.

La vacuna DTaP está compuesta por una serie de cinco inyecciones, que se suelen administrar en el brazo o el muslo, en niños de todas las edades:

  • 2 meses
  • 4 meses
  • 6 meses
  • 15 a 18 meses
  • 4 a 6 años

El refuerzo

Generalmente, se suministra un refuerzo de la vacuna contra el tétanos junto con un refuerzo de la vacuna antidiftérica. En 2005, se aprobó una vacuna contra el tétanos, la difteria y la tos ferina (Tdap) para el uso en adolescentes y adultos menores de 65 años con el fin de garantizar también una protección continua contra la tosferina.

Se recomienda que los adolescentes reciban una dosis de la vacuna Tdap, preferiblemente a los 11 o 12 años, y un refuerzo de la vacuna contra el tétanos y la difteria cada 10 años a partir de entonces. Si nunca recibiste una dosis de Tdap, solicita una como sustituto de tu próxima dosis de refuerzo de la vacuna contra el tétanos y la difteria, y luego continúa con estos refuerzos.

Si planeas viajar a otro país, en particular a un país en vías de desarrollo donde el tétanos es frecuente, asegúrate de tener las vacunas actualizadas.

Para mantener todas las vacunas actualizadas, pide al médico que revise tu estado de vacunación periódicamente.

Si no te vacunaste contra el tétanos de niño, solicita a tu médico una vacuna Tdap.

Aug. 08, 2017
References
  1. Sexton, D. J. Tetanus (Tétanos). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 8 de febrero de 2016.
  2. Baddour LM, et al. Infectious complications of puncture wounds (Complicaciones infecciosas de las heridas punzantes). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 8 de febrero de 2016.
  3. Tetanus (Tétanos). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). http://www.cdc.gov/tetanus/about/index.html. Último acceso: 8 de febrero de 2016.
  4. Tetanus (Tétanos). Vaccines.gov. http://www.vaccines.gov/diseases/tetanus/. Último acceso: 8 de febrero de 2016.
  5. Lacerations (Laceraciones). Merck Manual Professional Version (Versión para profesionales del Manual Merck). http://www.merckmanuals.com/professional/injuries-poisoning/lacerations/lacerations?qt=cuts%20and%20scrapes&sc=&alt=sh. Último acceso: 8 de febrero de 2016.