Modo de vida y remedios caseros

Escrito por personal de Mayo Clinic

El médico puede recomendar cambios en el estilo de vida para ayudarte a controlar el dolor de estómago no ulceroso.

Haz cambios en tu dieta

Los cambios en la alimentación y la forma en la que comes podrían ayudar a controlar los signos y síntomas. Considera intentar lo siguiente:

  • Come porciones pequeñas con más frecuencia. El tener el estómago vacío a veces produce dolor de estómago no ulceroso. Tener solo ácido en el estómago puede provocarte malestar. Trata de comer un tentempié, como una galleta o una fruta.

    Evita saltar comidas. Evita las comidas grandes y comer de más. Come porciones pequeñas con más frecuencia.

  • Evita los alimentos desencadenantes. Algunos alimentos pueden desencadenar el dolor de estómago no ulceroso, como las comidas grasosas o picantes, las bebidas carbonatadas, la cafeína y el alcohol.
  • Mastica los alimentos lentamente. Tómate tiempo para comer sin prisas.

Reduce el estrés en tu vida diaria

Las técnicas de reducción del estrés pueden ayudarte a controlar tus signos y síntomas. Para reducir el estrés, dedica tiempo a hacer cosas que disfrutas, como pasatiempos o deportes. La terapia de relajación o el yoga también pueden ayudar.

Feb. 06, 2015