A menudo, las personas que tienen dolor de estómago no ulceroso recurren a la medicina complementaria y alternativa para que los ayude a enfrentar la situación. No hay evidencia de que los tratamientos complementarios o alternativos curen el dolor de estómago no ulceroso. Sin embargo, cuando se usan junto con la atención médica, los tratamientos complementarios y alternativos pueden ofrecer alivio de los signos y síntomas.

Si te interesan los tratamientos complementarios y alternativos, habla con tu médico acerca de lo siguiente:

  • Suplementos de hierbas. Los remedios a base de hierbas que pueden tener algunos beneficios para el dolor de estómago no ulceroso son una combinación de aceite de menta y alcaravea. Estos suplementos pueden aliviar algunos de los síntomas del dolor de estómago no ulceroso, como la sensación de saciedad y los espasmos gastrointestinales.

    El extracto de hojas de alcachofa también puede reducir los síntomas del dolor de estómago no ulceroso, entre ellos los vómitos, las náuseas y el dolor abdominal.

  • Técnicas de relajación. Las actividades que te ayudan a relajarte pueden contribuir a que controles y enfrentes tus signos y síntomas. Considera probar meditación, yoga u otras actividades que puedan ayudarte a reducir los niveles de estrés.
Feb. 06, 2015