Diagnóstico

Preguntas frecuentes sobre el cáncer de estómago

El Dr. Mohamad (Bassam) Sonbol, oncólogo, responde las preguntas más frecuentes sobre el cáncer de estómago.

Hola. Soy el Dr. Bassam Sonbol, oncólogo de Mayo Clinic, y estoy aquí para responder a algunas de las preguntas importantes que los pacientes pueden tener sobre el cáncer de estómago.

Sí, puede ser. A veces, las personas trasmiten mutaciones del ADN a sus hijos y esto puede hacer que corran un mayor riesgo de padecer cáncer de estómago. Muchos factores pueden levantar sospechas de que el cáncer de estómago es hereditario, como padecer cáncer a una edad temprana, tener antecedentes de otros tipos de cáncer o tener antecedentes familiares de distintos tipos de cáncer.

Siempre se recomienda buscar una segunda opinión en un centro especializado donde se trate con frecuencia el cáncer de estómago, ya que estos tipos de cáncer, por lo general, son muy poco frecuentes en los Estados Unidos. Es muy frecuente que los médicos de los centros especializados colaboren con tu médico principal para brindarte la atención médica que necesitas.

La respuesta es sí. Sin embargo, depende de la etapa y otros factores. Primero, cuando hablamos de cura, nos referimos a eliminar el cáncer por completo y prevenir que reaparezca en el futuro. Para un cáncer de estómago que no se ha extendido a ningún otro órgano, la cura es posible. Ese es el objetivo principal. Un procedimiento endoscópico o quirúrgico puede lograr la cura. Añadir la quimioterapia a la cirugía, en algunos casos, también puede aumentar la posibilidad de cura.

En pacientes con una enfermedad metastásica, la cura es poco frecuente. Por lo tanto, el objetivo del tratamiento es prolongar y mejorar la calidad de vida. Los tratamientos sistémicos, como los tratamientos dirigidos con quimioterapia, entre otros, aumentan la calidad de vida en la mayoría de los pacientes, ya que controlan el cáncer y muchos síntomas que causa el cáncer. Además, la ciencia avanza constantemente, y algunos de los tratamientos disponibles hoy no existían el año pasado. Con algunos tratamientos más nuevos, observamos resultados generales mejores y, en algunos casos, remisiones prolongadas.

Prepárate para la visita, haz preguntas y mantente comunicado. La comunicación es importante. Recuerda que, si el médico y el equipo médico no reciben noticias tuyas, asumirán que estás bien. Por lo tanto, es importante que le informes al equipo médico tus síntomas, inquietudes y otros factores relacionados con tu atención médica. Si tienes preguntas o inquietudes, nunca dudes en consultar a tu equipo médico. Estar informado marca la diferencia. Gracias por tu tiempo, te deseamos lo mejor.

Las pruebas y los procedimientos que se utilizan para diagnosticar y detectar el cáncer de estómago incluyen las siguientes:

  • Observar el estómago por dentro. A fin de buscar signos de cáncer, es posible que tu proveedor de atención médica use una pequeña cámara para observar el estómago por dentro. Este procedimiento se llama endoscopia superior. Se inserta una sonda delgada con una cámara en la punta por la garganta y se la dirige hacia el estómago.
  • Extracción de una muestra de tejido para analizarla. Si en el estómago se encuentra algo que parece cáncer, se lo puede extraer para su análisis. Este procedimiento se denomina biopsia. Esto se puede hacer durante una endoscopia superior. Se pasan instrumentos especiales por la sonda para obtener una muestra de tejido. Se envía la muestra a un laboratorio para analizarla.

Determinación de la etapa del cáncer de estómago

Si te diagnostican cáncer de estómago, es posible que tengan que realizarte otras pruebas para comprobar si el cáncer se ha diseminado. Esta información se emplea para determinar la etapa del cáncer. La etapa le sirve al proveedor de atención médica como indicador del avance y pronóstico del cáncer. Entre las pruebas y los procedimientos que se utilizan para determinar la etapa del cáncer de estómago se encuentran las siguientes:

  • Análisis de sangre. No es posible diagnosticar un cáncer de estómago con un análisis de sangre. Los análisis de sangre pueden dar pistas al proveedor de atención médica sobre tu salud. Por ejemplo, las pruebas para determinar el estado de salud del hígado pueden mostrar problemas causados por un cáncer de estómago que se disemina al hígado.

    Otro tipo de análisis de sangre busca fragmentos de células cancerígenas en la sangre. Este procedimiento se llama prueba de ADN tumoral circulante. Solo se utiliza para pacientes con cáncer de estómago en ciertas situaciones. Por ejemplo, esta prueba se puede utilizar en casos de cáncer en estado avanzado y que no es posible hacer una biopsia. Recoger fragmentos de células en la sangre puede facilitar información al equipo de atención médica para ayudarte a planificar tu tratamiento.

  • Ecografía de estómago. La ecografía es una prueba que usa ondas sonoras para generar imágenes. En el caso del cáncer de estómago, las imágenes pueden mostrar hasta qué punto se ha diseminado el cáncer por la pared estomacal. Para generar las imágenes, se pasa una sonda delgada con una cámara en el extremo a través de la garganta hacia el estómago. Se utiliza un dispositivo especial de ecografía para crear imágenes del estómago.

    Puede emplearse la ecografía para examinar los ganglios linfáticos cerca del estómago. Las imágenes pueden ayudar a guiar una aguja para tomar una muestra de tejido de los ganglios linfáticos. El tejido se analiza en un laboratorio para determinar si hay células cancerosas.

  • Pruebas por imágenes. Estas pruebas generan imágenes que ayudan al equipo de atención médica a buscar signos de que el cáncer de estómago se ha diseminado. Las imágenes pueden mostrar células cancerosas en los ganglios linfáticos cercanos o en otras partes del cuerpo. Las pruebas pueden incluir tomografía computarizada y tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés).
  • Cirugía. En ocasiones, las pruebas por imágenes no ofrecen una imagen clara del cáncer, por lo que es necesaria la cirugía para poder ver el interior del cuerpo. La cirugía permite buscar un cáncer que se haya diseminado (metastásico). La cirugía puede ayudar al equipo de atención médica a asegurarse de que no haya fragmentos de cáncer en el hígado o en el estómago.

En determinadas situaciones se pueden usar otros tratamientos.

Tu equipo de atención médica utiliza la información de estas pruebas para determinar la etapa en que se encuentra el cáncer. Las etapas del cáncer de estómago van del 0 al IV.

En la etapa 0, el cáncer es pequeño y solo se encuentra en la superficie interna del estómago. En la etapa I, el cáncer de estómago se ha diseminado a las capas internas del estómago. En las etapas II y III, el cáncer se disemina más profundamente en la pared del estómago. Es posible que el cáncer se haya diseminado a los ganglios linfáticos cercanos. En la etapa IV, es posible que el cáncer de estómago se desarrolle a través del estómago y se disemine a los órganos cercanos. La etapa IV incluye los tipos de cáncer que se diseminan a otras partes del cuerpo. Cuando el cáncer se disemina, se llama cáncer metastásico. Cuando se metastatiza el cáncer de estómago, suele diseminarse a los ganglios linfáticos o al hígado. También puede pasar al revestimiento de los órganos en el vientre (peritoneo).

Tu equipo de atención médica puede determinar que tu cáncer se encuentra en otra etapa luego de tu primer tratamiento. Hay distintos sistemas de clasificación de la etapa del cáncer de estómago que se pueden utilizar luego de una cirugía o la quimioterapia.

Entender el pronóstico

El equipo de atención médica se basa en el estadio en que se encuentre el cáncer para conocer el pronóstico. El pronóstico es la probabilidad de curación del cáncer. En el caso del cáncer de estómago, el pronóstico del cáncer en estadio inicial es muy bueno. A medida que pasa a los estadios más avanzados, hay menos posibilidades de curación. Los tratamientos pueden controlar el cáncer para prolongar la vida y hacer que te sientas cómodo, incluso en los casos en los que el cáncer de estómago no se puede curar.

Entre los factores que pueden influir en el pronóstico del cáncer de estómago, se incluyen los siguientes:

  • El tipo de cáncer
  • El estadio del cáncer
  • Dónde se encuentra el cáncer dentro del estómago
  • La salud general
  • Si el cáncer se extirpa por completo con cirugía
  • Si el cáncer responde al tratamiento con quimioterapia o radioterapia

Si te preocupa el pronóstico, consúltalo con el proveedor de atención médica. Pregunta por la gravedad de tu cáncer.

Detección del cáncer de estómago antes de que provoque síntomas

A veces, se usan pruebas para detectar el cáncer de estómago en personas que no presentan síntomas. Estas se denominan exámenes de detección del cáncer de estómago. El objetivo de los exámenes de detección consiste en detectar el cáncer de estómago cuando su tamaño es pequeño y hay más probabilidades de curarlo.

En los Estados Unidos, los exámenes de detección del cáncer de estómago solo se realizan a las personas con un alto riesgo de tenerlo. Podrías correr un alto riesgo si tienes antecedentes familiares de cáncer de estómago. Podrías correr un alto riesgo si tienes un síndrome genético que puede provocar cáncer de estómago. Algunos ejemplos incluyen el cáncer gástrico difuso hereditario, el síndrome de Lynch, el síndrome de poliposis juvenil, el síndrome de Peutz-Jeghers y la poliposis adenomatosa familiar.

En otras partes del mundo en las que el cáncer de estómago es mucho más frecuente, las pruebas para detectar el cáncer de estómago se usan de forma más generalizada.

La endoscopia superior es la prueba más frecuente para detectar el cáncer de estómago. Algunos países usan las radiografías para detectar el cáncer de estómago.

Los exámenes de detección del cáncer de estómago constituyen un área activa de investigación sobre el cáncer. Los científicos están estudiando los análisis de sangre y otras formas de detectar el cáncer de estómago antes de que cause síntomas.

Tratamiento

Las opciones de tratamiento para el cáncer de estómago dependen de la ubicación dentro del estómago y de la etapa. A la hora de elaborar tu plan de tratamiento, el proveedor de atención médica también tiene en cuenta tu estado general de salud y tus preferencias. Los tratamientos contra el cáncer de estómago incluyen cirugía, quimioterapia, radioterapia, terapia dirigida, inmunoterapia y cuidados paliativos.

Cirugía

El objetivo de la cirugía del cáncer de estómago (cáncer gástrico) consiste en extirpar todo el cáncer. En el caso de los tipos de cáncer de estómago que son pequeños, la cirugía podría ser el primer tratamiento. Si el cáncer de estómago se desarrolla más profundamente en la pared del estómago o se disemina a los ganglios linfáticos, se podrían usar primero otros tratamientos.

Entre las operaciones que hay para tratar el cáncer de estómago, se incluyen las siguientes:

  • Extirpación de tipos de cáncer pequeños del revestimiento del estómago. Los tipos de cáncer que son pequeños se pueden extirpar desde el revestimiento interior del estómago. Para extirpar el cáncer, se introduce una sonda por la garganta hasta llegar al estómago. Se pasan instrumentos de corte especiales a través de la sonda para extirpar el cáncer. Este procedimiento se denomina resección endoscópica de la mucosa. Esta opción podría ser válida para tratar el cáncer en estadio 1 que se desarrolla en el revestimiento interno del estómago.
  • Extirpación de parte del estómago. Este procedimiento se denomina gastrectomía subtotal. El cirujano extrae la parte del estómago que está afectada por el cáncer y parte del tejido sano que la rodea. Esta opción podría ser válida si el cáncer se localiza en la parte del estómago más cercana al intestino delgado.
  • Extirpación del estómago completo. Este procedimiento se denomina gastrectomía total. Consiste en extirpar todo el estómago y parte del tejido circundante. El cirujano conecta el esófago al intestino delgado para permitir que los alimentos pasen a través del sistema digestivo. La gastrectomía total es un tratamiento para los tipos de cáncer que se localizan en la parte del estómago más cercana al esófago.
  • Extirpación de ganglios linfáticos para detectar cáncer. Es posible que el cirujano extirpe algunos ganglios linfáticos del vientre y los analice para comprobar si presentan cáncer.
  • Cirugía para aliviar los síntomas. Una operación para extirpar parte del estómago puede aliviar los síntomas de un cáncer en desarrollo. Esta puede ser una buena opción si el cáncer está avanzado y otros tratamientos no han ayudado.

Los tipos de cáncer de estómago en estadio 1 a menudo pueden extirparse del revestimiento interno del estómago. Sin embargo, esta no sería una buena opción si el cáncer se desarrolla en la capa muscular de la pared del estómago. Es posible que, en el caso de algunos tipos de cáncer en estadio 1, sea necesaria la cirugía para extirpar una parte o la totalidad del estómago.

En el caso de los tipos de cáncer de estómago en estadio 2 y 3, la cirugía podría no ser el primer tratamiento. La quimioterapia y la radioterapia se podrían usar inicialmente para reducir el tamaño del cáncer. Esto podría facilitar la extirpación completa del cáncer. La cirugía consiste a menudo en la extirpación de una parte o la totalidad del estómago y también de algunos ganglios linfáticos.

La cirugía podría ser una opción válida si el cáncer de estómago en estadio 4 se disemina a través del estómago y hacia los órganos cercanos. Para extirpar todo el cáncer, es posible que también se extirpen partes de los órganos cercanos. Se podrían usar inicialmente otros tratamientos para reducir el tamaño del cáncer. Si no se puede extirpar por completo un cáncer en estadio 4, la cirugía podría ayudar a controlar los síntomas.

Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento con medicamentos en el que se utilizan sustancias químicas para destruir las células cancerosas. Entre los tipos de quimioterapia se incluyen los siguientes:

  • Quimioterapia que circula por todo el cuerpo. El tipo más común de quimioterapia incluye medicamentos que circulan por todo el cuerpo y destruyen las células cancerosas (quimioterapia sistémica). Los medicamentos se pueden administrar por vía intravenosa o como pastillas.
  • Quimioterapia que solo se aplica en el abdomen. Este tipo de quimioterapia se denomina quimioterapia intraperitoneal hipertérmica. La quimioterapia intraperitoneal hipertérmica se aplica inmediatamente después de la cirugía. Después de que el cirujano extirpa el cáncer de estómago, se administran los medicamentos para quimioterapia directamente en el abdomen. Estos se calientan para que sean más eficaces. La quimioterapia se deja actuar durante un tiempo determinado y luego se hace un drenaje.

Es posible que el cáncer de estómago en etapa I no requiera quimioterapia. Es posible que esta no sea necesaria si la cirugía ha extirpado todo el cáncer y hay poco riesgo de que vuelva a aparecer.

La quimioterapia suele utilizarse antes de la cirugía para tratar los tipos de cáncer de estómago en etapa II y III. La quimioterapia sistémica puede ayudar a reducir el tamaño de cáncer, de manera que sea más fácil de extirpar. La administración de quimioterapia antes de la cirugía se conoce como quimioterapia neoadyuvante.

La quimioterapia sistémica puede usarse después de la cirugía si existe el riesgo de que hayan quedado algunas células cancerosas. Este riesgo puede ser más alto si el cáncer penetra profundamente la pared del estómago o se disemina a los ganglios linfáticos. La administración de quimioterapia después de la cirugía se denomina quimioterapia adyuvante.

Este tratamiento se puede utilizar solo o combinado con la radioterapia.

Si la cirugía no es una opción, puede recomendarse la quimioterapia sistémica en su lugar. Podría utilizarse esta opción si el cáncer está demasiado avanzado o si no estás lo suficientemente sano como para someterte a una cirugía. La quimioterapia puede ayudar a controlar los síntomas del cáncer.

La quimioterapia intraperitoneal hipertérmica es un tratamiento experimental que puede ser una opción para el cáncer de estómago en etapa IV. Se puede recurrir a este tratamiento si el cáncer no se puede extirpar por completo porque se ha diseminado al estómago y dentro de órganos cercanos. El cirujano podría extirpar la mayor parte del cáncer que sea posible. De esta manera, la quimioterapia intraperitoneal hipertérmica ayuda a destruir cualquier célula cancerosa restante.

Radioterapia

La radioterapia usa haces de energía de alta potencia para destruir las células cancerosas. Los haces de energía pueden provenir de rayos X, protones u otras fuentes. Durante la radioterapia, te recuestas sobre una camilla mientras una máquina administra el tratamiento de radiación y lo dirige a puntos específicos del cuerpo.

La radioterapia suele aplicarse al mismo tiempo que la quimioterapia. A veces, los médicos llaman a esto quimiorradioterapia.

Es posible que el cáncer de estómago en estadio 1 no requiera radioterapia. Puede que no sea necesario si la cirugía ha extirpado todo el cáncer y hay poco riesgo de que recurra.

La radiación suele utilizarse antes de la cirugía para tratar los tipos de cáncer de estómago en estadio 2 y estadio 3. Puede reducir el tamaño de cáncer, de manera que sea más fácil de extirpar. La radiación que se aplica antes de la cirugía se llama radiación neoadyuvante.

Se podría recomendar radioterapia si el cáncer no se puede extirpar por completo con una cirugía. La radiación que se aplica después de la cirugía se llama radiación adyuvante.

La radiación puede ayudar a aliviar los síntomas de cáncer de estómago si el cáncer está avanzado o la cirugía no es posible.

Terapia dirigida

Los tratamientos dirigidos usan medicamentos que atacan sustancias químicas específicas que están presentes dentro de las células cancerosas. Al bloquear estas sustancias químicas, los tratamientos dirigidos pueden hacer que se destruyan las células cancerosas.

Las células cancerosas se analizan para comprobar si es probable que la terapia dirigida funcione en tu caso.

En el caso del cáncer de estómago, la terapia dirigida suele usarse junto con quimioterapia sistémica. La terapia dirigida se usa, por lo general, para el cáncer de estómago en etapa avanzada, que puede incluir el cáncer de estómago en etapa IV y el cáncer que reaparece después del tratamiento.

Inmunoterapia

La inmunoterapia es un tratamiento con medicamentos que ayuda al sistema inmunitario del cuerpo a atacar las células cancerosas. El sistema inmunitario combate las enfermedades atacando los gérmenes y otras células que no deberían estar en el cuerpo. Las células cancerosas sobreviven porque se ocultan del sistema inmunitario. La inmunoterapia ayuda a las células del sistema inmunitario a encontrar y atacar las células cancerosas.

A veces, se utiliza la inmunoterapia para tratar el cáncer avanzado. Este puede incluir el cáncer de estómago en etapa IV o el cáncer que vuelve a aparecer después del tratamiento.

Cuidados paliativos

Los cuidados paliativos son un tipo especial de cuidados médicos que te ayudan a sentirte mejor cuando tienes una enfermedad grave. Si tienes cáncer, los cuidados paliativos pueden ayudar a aliviar el dolor y otros síntomas. El equipo de proveedores de atención médica es el encargado de realizar los cuidados paliativos. Este equipo puede incluir a médicos, personal de enfermería y otros profesionales específicamente capacitados. Su objetivo consiste en mejorar la calidad de vida del paciente y la familia.

Los especialistas en cuidados paliativos trabajan contigo, con tu familia y con el equipo de atención médica para ayudarte a sentirte mejor. Todos ellos brindan otra forma de apoyo mientras recibes tratamiento contra el cáncer. Puedes recibir cuidados paliativos al mismo tiempo que los tratamientos intensivos contra el cáncer, como cirugía, quimioterapia o radioterapia.

Cuando los cuidados paliativos se usan junto con todos los otros tratamientos correspondientes, las personas que tienen cáncer pueden sentirse mejor y vivir más.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic que ensayan nuevos tratamientos, intervenciones y pruebas para prevenir, detectar, tratar o controlar esta afección.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Un diagnóstico de cáncer puede ser abrumador y aterrador. Puede llevar tiempo asimilar el shock inicial del diagnóstico. Con el tiempo, encontrarás maneras de afrontarlo. Hasta entonces, hacer lo siguiente podría ayudar:

  • Informarte lo suficiente para poder decidir sobre tu atención médica. Pedir a tu proveedor de atención médica que anote los datos sobre el cáncer que tienes. Esto puede incluir el tipo, la fase y las opciones de tratamiento. Utiliza estos datos para buscar más información sobre el cáncer de estómago. Infórmate sobre los beneficios y riesgos de cada opción de tratamiento.
  • Ponte en contacto con otras personas que superaron el cáncer. Pregunta a tu proveedor de atención médica sobre grupos de apoyo en tu zona. Otra opción es contactar por Internet con supervivientes del cáncer mediante foros como los que administra la Sociedad Americana contra el Cáncer.
  • Hacer actividad física. Recibir un diagnóstico de cáncer no significa que debas dejar de hacer las cosas que disfrutas o haces normalmente. Si te sientes lo suficientemente bien como para hacer algo, hazlo.

Preparación para la consulta

Si tienes síntomas que te preocupan, comienza por hacer una consulta con el proveedor de atención médica que sueles ver. Si este sospecha que puedes tener un problema de estómago, es posible que te remita a un especialista. Este puede ser un médico que diagnostica y trata problemas en el sistema digestivo (gastroenterólogo).

Cuando se diagnostica el cáncer de estómago, es posible que se te remita a otros especialistas. Quizás sea un especialista en cáncer (oncólogo) o un cirujano que se especialice en operaciones del tubo digestivo.

Es una buena idea estar bien preparado para la cita médica. La siguiente información te ayudará a prepararte y a saber qué esperar del médico.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta las restricciones previas a la cita médica. Cuando programes la cita médica, asegúrate de preguntar si hay algo que debas hacer con anticipación, como restringir tu dieta.
  • Anota los síntomas que tengas, incluidos aquellos que quizás no parezcan estar relacionados con el motivo de la cita médica.
  • Anota tu información personal esencial, como situaciones estresantes o cambios recientes en tu vida que sean importantes.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas o los suplementos que tomes.
  • Presta atención a lo que parezca mejorar o empeorar tus signos y síntomas. Haz un seguimiento de los alimentos, medicamentos u otros factores que influyan en tus signos y síntomas.
  • Considera pedirle a un familiar o a un amigo de confianza que te acompañe. A veces, puede ser difícil asimilar toda la información que recibes durante una cita médica. La persona que te acompañe podría recordar algún detalle que tú hayas pasado por alto u olvidado.
  • Escribe preguntas para hacerle al médico.

El tiempo con el proveedor de atención médica es limitado, así que prepara una lista de preguntas. Organiza tus preguntas de la más a la menos importante en caso de que se acabe el tiempo. En el caso del cáncer de estómago, algunas preguntas básicas incluyen las siguientes:

  • ¿Qué tipo de cáncer de estómago tengo?
  • ¿Cuán avanzado está el cáncer de estómago?
  • ¿Qué pruebas adicionales deben realizarme?
  • ¿Cuáles son mis opciones de tratamiento?
  • ¿Qué grado de éxito tienen los tratamientos?
  • ¿Cuáles son los beneficios y los riesgos de cada opción?
  • ¿Considera que hay una opción de tratamiento que sea la mejor para mí?
  • ¿De qué forma afectará el tratamiento a mi vida? ¿Puedo seguir trabajando?
  • ¿Debo pedir una segunda opinión? ¿Cuánto costará? ¿Lo cubrirá mi seguro?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomiendan?

Además de las preguntas que preparaste, no dudes en hacer otras preguntas que se te ocurran durante la cita médica.

Qué esperar del médico

Es probable que el proveedor de atención médica te haga algunas preguntas. Estar preparado para responderlas puede darte tiempo para analizar los puntos que quieras tratar con mayor detenimiento. Es posible que el proveedor de atención médica te haga estas preguntas:

  • ¿Cuándo comenzaste a tener los síntomas?
  • ¿Han sido continuos u ocasionales los síntomas?
  • ¿Cuál es la gravedad de los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, mejore los síntomas?
  • ¿Existe algo que haga que los síntomas empeoren?

Cáncer de estómago - atención en Mayo Clinic

Jan. 27, 2023

Living with cáncer de estómago?

Connect with others like you for support and answers to your questions in the Proton Beam Therapy support group on Mayo Clinic Connect, a patient community.

Proton Beam Therapy Discussions

rgotto41
Synovial sarcoma: Proton or conventional radiation after surgery?

10 Replies Mon, Jan 23, 2023

desertrat
Starting Proton Treatments for Prostate Cancer: Any experiences?

40 Replies Sun, Jan 22, 2023

kco
Oral cancer: proton vs photon radiation?

4 Replies Thu, Jan 19, 2023

See more discussions
  1. AskMayoExpert. Gastric cancer (adult). Mayo Clinic; 2020.
  2. Gastric cancer. National Comprehensive Cancer Network. https://www.nccn.org/guidelines/guidelines-detail?category=1&id=1434. Accessed July 22, 2022.
  3. Niederhuber JE, et al., eds. Cancer of the stomach. In: Abeloff's Clinical Oncology. 6th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed July 22, 2022.
  4. Gastric cancer treatment (PDQ). National Cancer Institute. https://www.cancer.gov/types/stomach/patient/stomach-treatment-pdq. Accessed July 22, 2022.
  5. Gastric (stomach) cancer prevention (PDQ). National Cancer Institute. https://www.cancer.gov/types/stomach/patient/stomach-prevention-pdq. Accessed July 22, 2022.
  6. Palliative care. National Comprehensive Cancer Network. https://www.nccn.org/guidelines/guidelines-detail?category=3&id=1454. Accessed July 22, 2022.
  7. Odze RD, et al., eds. Epithelial neoplasms of the stomach. In: Surgical Pathology of the GI Tract, Liver, Biliary Tract and Pancreas. 4th ed. Elsevier; 2023. https://www.clinicalkey.com. Accessed Aug. 5, 2022.
  8. Mansfield PF. Clinical features, diagnosis and staging of gastric cancer. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Aug. 5, 2022.
  9. Andreas A, et al., eds. The stomach. In: Grainger & Allison's Diagnostic Radiology: A Textbook of Medical Imaging. 7th ed. Elsevier; 2021. https://www.clinicalkey.com. Accessed Aug. 5, 2022.
  10. Xia JY, et al. Advances in screening and detection of gastric cancer. Journal of Surgical Oncology. 2022; doi:10.1002/jso.26844.
  11. Best hospitals for gastroenterology and GI surgery. U.S. News & World Report. https://health.usnews.com/best-hospitals/rankings/gastroenterology-and-gi-surgery. Accessed Aug. 2, 2022.
  12. Best hospitals for cancer. U.S. News & World Report. https://health.usnews.com/best-hospitals/rankings/cancer. Accessed Sept. 9, 2022.
  13. Warner KJ. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. Feb. 12, 2020.