Descripción general

El síndrome respiratorio agudo grave es una enfermedad respiratoria contagiosa y a veces mortal. El síndrome respiratorio agudo grave apareció por primera vez en China en noviembre de 2002. En unos pocos meses, el síndrome respiratorio agudo grave se propagó mundialmente, llevado por viajeros desprevenidos.

El síndrome respiratorio agudo grave demostró cuán rápido se puede propagar una infección en un mundo interconectado y con mucha movilidad. Por otro lado, la cooperación internacional conjunta permitió a los expertos en salud contener rápidamente la propagación de la enfermedad. No ha habido ningún contagio conocido del síndrome respiratorio agudo grave en ninguna parte del mundo desde 2004.

Síntomas

El síndrome respiratorio agudo grave comúnmente comienza con signos y síntomas parecidos a los de la influenza: fiebre, escalofríos, dolores musculares y, en ocasiones, diarrea. Después de una semana, aproximadamente, algunos signos y síntomas son:

  • Fiebre de 100,5 °F (38 °C) o superior
  • Tos seca
  • Falta de aire

Cuándo consultar al médico

El síndrome respiratorio agudo grave es una enfermedad riesgosa que puede provocar la muerte. Si tienes signos o síntomas de una infección respiratoria, o si tienes signos y síntomas parecidos a los de la influenza y fiebre después de viajar al extranjero, consulta con el médico de inmediato.

Causas

Lo que causa el síndrome respiratorio agudo grave es una cepa de coronavirus, la misma familia de virus que provoca el resfriado común. Hasta ahora, estos virus nunca habían sido particularmente peligrosos para los humanos, aunque pueden causar enfermedades graves en animales. Por esa misma razón, los científicos originalmente pensaban que el virus del síndrome respiratorio agudo grave había cruzado de los animales a los humanos. Actualmente, parece probable que haya evolucionado de uno o más virus animales a una nueva cepa.

Cómo se propaga el síndrome respiratorio agudo grave

La mayoría de las enfermedades respiratorias, como el síndrome respiratorio agudo grave, se propaga a través de las gotitas que se liberan al aire cuando alguien que tiene la enfermedad tose, estornuda o habla. La mayoría de los expertos piensa que el síndrome respiratorio agudo grave se propaga por contacto cara a cara, pero el virus también se propaga por medio de objetos contaminados, tales como las perillas, los teléfonos y los botones del ascensor.

Factores de riesgo

En general, las personas con mayor riesgo de síndrome respiratorio agudo grave han tenido contacto directo y cercano con alguien que está infectado, por ejemplo: integrantes de la familia y trabajadores del cuidado de la salud.

Complicaciones

La mayoría de las personas con síndrome respiratorio agudo grave contraen neumonía. La dificultad para respirar se puede volver tan grave que se debe usar un pulmón mecánico. El síndrome respiratorio agudo grave es mortal en algunos casos, con frecuencia debido a una insuficiencia respiratoria. Otras complicaciones posibles incluyen las insuficiencias cardíaca y hepática.

Las personas mayores de 60 años, especialmente las que presentan afecciones no diagnosticadas como diabetes o hepatitis, tienen el mayor riesgo de sufrir complicaciones graves.

Prevención

Los investigadores están trabajando con varios tipos de vacunas para el síndrome respiratorio agudo grave, pero ninguno ha sido probado en humanos. Si las infecciones por síndrome respiratorio agudo grave se reanudan, sigue estas guías de seguridad si estás cuidando a una persona infectada:

  • Lávate las manos. Lávate las manos con frecuencia, usa jabón y agua tibia o un limpiador para manos a base de alcohol que contenga por lo menos 60 por ciento de alcohol.
  • Usa guantes desechables. Si tienes contacto con las heces o los líquidos corporales de la persona, usa guantes desechables. Desecha los guantes inmediatamente después de cada uso y lávate bien las manos.
  • Usa una mascarilla quirúrgica. Cuando estés en la misma habitación que una persona con síndrome respiratorio agudo grave, protégete la boca y la nariz con una mascarilla quirúrgica. Llevar anteojos también puede ofrecer cierta protección.
  • Lava los artículos personales. Usa jabón y agua caliente para lavar los utensilios, las toallas, la ropa de cama y la ropa de alguien con síndrome respiratorio agudo grave.
  • Desinfecta las superficies. Usa un desinfectante para el hogar para limpiar cualquier superficie que pueda haberse contaminado con sudor, saliva, moco, vómito, heces u orina. Usa guantes desechables mientras limpias y deséchalos cuando hayas terminado.

Sigue todas las precauciones durante al menos 10 días después de que los signos y síntomas de la persona hayan desaparecido. Mantén a los niños en casa y no los envíes a la escuela, si padecen fiebre o síntomas respiratorios dentro de los 10 días de haber estado expuestos a alguien con síndrome respiratorio agudo grave. Los niños pueden volver a la escuela si los signos y síntomas desaparecen después de tres días.

Feb. 16, 2018
References
  1. McIntosh K. Severe acute respiratory syndrome (SARS). http://www.uptodate.com/home. Accessed July 18, 2016.
  2. Fact sheet: Basic information about SARS. Centers for Disease Control and Prevention. http://www.cdc.gov/sars/about/fs-SARS.html. Accessed July 18, 2016.
  3. Longo DL, et al., eds. Common viral respiratory infections. In: Harrison's Principles of Internal Medicine. 19th ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2015. http://accessmedicine.com. Accessed July 18, 2016.
  4. Supplement I: Infection control in healthcare, home and community settings. Centers for Disease Control and Prevention. http://www.cdc.gov/sars/guidance/i-infection/healthcare.html#cleaning. Accessed July 19, 2016.

Síndrome respiratorio agudo grave