Diagnóstico

La erupción cutánea de la rubéola puede verse similar a muchas otras erupciones virales. Por eso, los médicos, por lo general, confirman la rubéola con la ayuda de análisis de laboratorio. Es posible que te realicen un cultivo de virus o un análisis de sangre, que pueden detectar la presencia de distintos tipos de anticuerpos contra la rubéola en la sangre. Estos anticuerpos indican si has tenido una infección reciente o en el pasado o una vacuna contra la rubéola.

Tratamiento

Ningún tratamiento acortará el curso de la rubéola; en general, no se necesita tratamiento para los síntomas porque suelen ser leves. Sin embargo, los médicos a menudo recomiendan aislarse de otras personas (especialmente de las mujeres embarazadas) durante el período infeccioso.

Si contraes rubéola mientras estás embarazada, consulta con el médico sobre los riesgos para tu bebé. Si deseas continuar con el embarazo, es posible que te administren anticuerpos llamados globulina hiperinmunitaria, que pueden combatir la infección. Esto puede reducir los síntomas, pero no elimina la posibilidad de que tu bebé contraiga el síndrome de rubéola congénita.

La asistencia a un bebé que nace con síndrome de rubéola congénita varía según el grado de sus problemas. Los niños que tienen múltiples complicaciones pueden requerir un tratamiento temprano de un equipo de especialistas.

Estilo de vida y remedios caseros

Se requieren medidas sencillas de cuidado personal cuando un niño o un adulto está infectado con el virus que causa la rubéola, como por ejemplo:

  • Reposo en cama
  • Acetaminofén (Tylenol, otros) para aliviar la fiebre y los dolores

Preparación para la consulta

Mientras te preparas para la cita, es una buena idea anotar cualquier duda que tengas. Es probable que el médico también te haga varias preguntas. Estar preparado para responderlas puede ahorrarte tiempo para consultar sobre cualquier tema al que quieras dedicarle más tiempo. El médico podría hacerte estas preguntas:

  • ¿Te han vacunado contra la rubéola?
  • ¿Cuánto tiempo hace que tienes signos o síntomas, como erupción o dolor en las articulaciones?
  • ¿Te has expuesto a alguien con rubéola?
  • ¿Has viajado a otros países en las últimas semanas? ¿Qué países?
  • ¿Existe algo que haga que mejoren los síntomas?
  • ¿Hay algo que parezca empeorar los síntomas?

Cuando te registres para la cita, asegúrate de informar a la persona en el mostrador de recepción que sospechas que tienes una enfermedad infecciosa. Esta persona puede optar por darte una mascarilla o llevarte a tu habitación de inmediato.

July 29, 2021
  1. Bennett JE, et al. Rubella virus (German measles). In: Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 9th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 10, 2020.
  2. Cunningham FG, et al., eds. Infectious diseases. In: Williams Obstetrics. 25th ed. McGraw-Hill Education; 2018. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Feb. 10, 2020.
  3. Grant GB, et al. Progress toward rubella and congenital rubella syndrome control and elimination — Worldwide, 2000-2018. MMWR Morbidity and Mortality Weekly Report. 2019; doi:10.15585/mmwr.mm6839a5.
  4. AskMayoExpert. MMR vaccination. Mayo Clinic; 2019.
  5. DeStefano F, et al. The MMR vaccine and autism. Annual Review of Virology. 2019; doi:10.1146/annurev-virology-092818-015515.
  6. Measles, mumps, rubella vaccine, live. IBM Micromedex. https://www.micromedexsoluitions.com. Accessed Feb. 10, 2020.
  7. Measles, mumps and rubella (MMR) vaccine safety studies. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/vaccinesafety/vaccines/mmr/mmr-studies.html. Accessed Feb. 13, 2020.