Descripción general

Un testículo retráctil es aquel que puede moverse de un lado al otro entre el escroto y la ingle. Cuando el testículo retráctil se aloja en la ingle, se lo puede guiar fácilmente con la mano hacia su posición correcta en el escroto (la bolsa de piel que cuelga detrás del pene) durante una exploración física.

Para la mayoría de los niños, el problema de un testículo retráctil desaparece en algún momento antes de la pubertad o durante esta. El testículo se mueve hacia su posición correcta en el escroto y permanece allí de manera permanente.

En menos del 5 por ciento de los casos, el testículo retráctil permanece en la ingle y ya no puede moverse más. Cuando esto sucede, la afección se denomina «testículo ascendido» o «testículo no descendido adquirido».

Síntomas

Los testículos se forman en el abdomen durante el desarrollo fetal. Durante los últimos meses de desarrollo, los testículos descienden hacia el escroto de manera gradual. Si el descenso no se completa en el momento del nacimiento, el testículo suele descender en unos pocos meses. Si tu hijo tiene un testículo retráctil, esto significa que el testículo descendió originalmente como debía, pero no permanece en su lugar.

Los signos y los síntomas de un testículo retráctil son:

  • El testículo puede moverse con la mano desde la ingle hacia el escroto y no se retrae de inmediato hacia la ingle.
  • Es posible que el testículo aparezca de manera espontánea en el escroto y permanezca allí durante un tiempo.
  • El testículo podría volver a desaparecer espontáneamente durante un tiempo.

El movimiento de un testículo retráctil casi siempre ocurre sin dolor o molestias. Como consecuencia, solo se detecta cuando el testículo ya no se ve o no se siente en el escroto.

La posición de un testículo, por lo general, es independiente de la posición del otro. Por ejemplo, un niño puede tener un testículo normal y uno retráctil.

El testículo retráctil es distinto al no descendido (criptorquidia). Un testículo no descendido es aquel que nunca ingresó al escroto.

Cuándo consultar al médico

Durante los controles de salud del niño sano regulares y durante los controles anuales en la infancia, el médico examinará los testículos de tu hijo para determinar si descendieron y si se desarrollaron como corresponde. Si crees que tu hijo tiene un testículo retráctil o ascendido (o si tienes otras inquietudes sobre el desarrollo de sus testículos), consulta con el médico. Él te indicará con qué frecuencia programar los controles para supervisar los cambios en la enfermedad.

Si tu hijo siente dolor en la ingle o en los testículos, consulta con el médico de inmediato.

Causas

Un músculo hiperactivo hace que un testículo se retraiga. El cremáster es un músculo delgado con forma de bolsa en el que descansa el testículo. Cuando el cremáster se contrae, empuja el testículo para arriba hacia el cuerpo.

El principal objetivo del cremáster es controlar la temperatura del testículo. Para que un testículo pueda desarrollarse y funcionar de manera adecuada, necesita una temperatura levemente inferior a la temperatura corporal normal. Cuando el ambiente está caliente, el cremáster se relaja; cuando el ambiente está frío, el cremáster se contrae y acerca el testículo al calor del cuerpo. El reflejo del cremáster también se puede estimular masajeando el nervio genitofemoral que se encuentra en la parte interna del muslo o mediante una emoción extrema, como la ansiedad.

Si el reflejo del cremáster tiene la fuerza suficiente, puede provocar un testículo retráctil al empujar el testículo fuera del escroto hacia el interior de la ingle.

Causas del ascenso testicular

Algunos testículos retráctiles se pueden convertir en testículos ascendidos. Esto quiere decir que el testículo que en un momento se podía mover queda atrapado en la «posición superior». Los factores que pueden contribuir son: 

  • Cordón espermático corto. Los testículos están unidos al extremo del cordón espermático, que va desde la parte baja de la ingle hasta el escroto. El cordón aloja vasos sanguíneos, nervios y el conducto que lleva los espermatozoides desde el testículo hasta el pene. Si el crecimiento del cordón espermático no sigue el ritmo de crecimiento del cuerpo, el cordón relativamente corto podría tirar el testículo hacia arriba.
  • Vestigios de tejidos fetales. Los vestigios anormales de tejidos fetales que originaron el paso para el descenso normal del testículo podrían afectar el crecimiento o la elasticidad del cordón espermático.
  • Tejido cicatricial de una cirugía de hernia. La hernia inguinal se produce por una pequeña abertura en el revestimiento abdominal, a través de la cual un segmento de intestino puede sobresalir hacia el interior de la ingle. El tejido cicatricial que se forma después de la cirugía para reparar la hernia podría limitar el crecimiento o la elasticidad del cordón espermático.

Complicaciones

Aparte de correr un mayor riesgo de que el testículo se convierta en un testículo ascendido, los testículos retráctiles por lo general no están relacionados con complicaciones.

Si no se lo trata, un testículo ascendido es propenso a correr los mismos riesgos asociados con un testículo no descendido. El tratamiento quirúrgico durante la infancia para corregir un testículo no descendido reduce estos riesgos. Los riesgos asociados con un testículo no descendido no tratado comprenden:

  • Cáncer testicular. El cáncer testicular por lo general comienza en las células del testículo que producen espermatozoides inmaduros. Se desconoce la causa por la que estas células se convierten en cáncer. Los hombres que hayan tenido un testículo no descendido corren un mayor riesgo de desarrollar cáncer testicular.
  • Problemas de fecundidad. Los conteos bajos de espermatozoides, la calidad deficiente de estos y las bajas tasas de fecundidad son más probables entre los hombres que han tenido un testículo no descendido.
  • Torsión testicular. La torsión testicular es el retorcimiento del cordón espermático. Este doloroso trastorno corta el flujo de sangre al testículo. Si no se trata de inmediato, puede tener como resultado la pérdida del testículo. Un testículo no descendido aumenta el riesgo de padecer torsión testicular.
  • Traumatismo. Un testículo ubicado en la ingle puede estar expuesto a traumatismos o lesiones como resultado de la compresión contra el pubis.
Sept. 16, 2015
References
  1. Keys C, et al. Retractile testes: A review of the current literature (Testículos retráctiles: una revisión de la bibliografía actual). Journal of Pediatric Urology (Revista de Urología Pediátrica). 2012;8:2.
  2. Kliegman RM, et al., eds. Disorders and anomalies of the scrotal content (Trastornos y anomalías del contenido del escroto). En: Nelson Textbook of Pediatrics (Manual de pediatría de Nelson). 20.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2015. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 2 de agosto de 2015.
  3. Cooper CS, et al. Undescended testes (cryptorchidism) in children: Clinical features and evaluation (Testículos no descendidos [criptorquidia] en niños: características y evaluaciones clínicas). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 2 de agosto de 2015.
  4. Agarwal PK, et al. Retractile testis—Is it really a normal variant? (Testículo retráctil: ¿realmente es una variante normal?). Journal of Urology (Revista de Urología). 2006;175:1496.
  5. Gearhart JP, et al., eds. Cryptorchidism (Criptorquidia) En: Pediatric Urology (Urología Pediátrica). 2.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2010. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 2 de agosto de 2015.
  6. Hack WW, et al. Acquired undescended testis: Putting the pieces together (Testículo no descendido adquirido: cómo llegar a una conclusión). International Journal of Andrology (Revista Internacional de Andrología). 2012;35:41.
  7. Stec AA, et al. Incidence of testicular ascent in boys with retractile testes (Incidencia del ascenso del testículo en niños que tienen testículos retráctiles). Journal of Urology (Revista de Urología). 2007;178:1722.
  8. Cooper CS, et al. Undescended testes (cryptorchidism) in children: Overview of management. (Testículos no descendidos (criptorquidia) en niños: información general sobre el tratamiento. http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 2 de agosto de 2015.
  9. Kolon TF, et al. Evaluation and treatment of cryptorchidism: AUA guideline (Vasectomía: guía de la Asociación Estadounidense de Urología). Journal of Urology (Revista de Urología). 2014;192:337.
  10. Granberg CF (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 2 de septiembre de 2015.