Descripción general

El virus respiratorio sincitial causa infecciones de los pulmones y en el aparato respiratorio. Es tan frecuente que la mayoría de los niños ya han sido infectados con el virus cuando rondan los 2 años de edad. El virus respiratorio sincitial también puede infectar a los adultos.

Los adultos y los niños mayores sanos presentan síntomas leves del virus respiratorio sincitial que, por lo general, son iguales al resfriado. Usualmente, solo necesitas medidas de cuidado personal para aliviar las molestias.

El virus respiratorio sincitial puede provocar una infección grave en algunas personas, especialmente en bebés, adultos mayores, lactantes y adultos con enfermedades cardíacas y pulmonares o en cualquier persona con un sistema inmunitario muy débil (inmunodeprimido).

Síntomas

Los signos y síntomas de la infección por el virus respiratorio sincitial, generalmente, aparecen entre cuatro y seis días después de la exposición al virus. En adultos y niños mayores, el virus respiratorio sincitial generalmente causa signos y síntomas leves similares al resfrío. Algunos de ellos son:

  • Nariz congestionada o moqueo
  • Tos seca
  • Poca fiebre
  • Dolor de garganta
  • Dolor de cabeza leve

En casos graves

La infección por el virus respiratorio sincitial puede propagarse al aparato respiratorio inferior, lo que provoca neumonía o bronquiolitis, inflamación de las vías respiratorias pequeñas que ingresan a los pulmones. Algunos de los signos y síntomas son:

  • Fiebre
  • Tos intensa
  • Silbido al respirar, un ruido agudo que, generalmente, se escucha al espirar (exhalar)
  • Respiración rápida o dificultad para respirar que puede hacer que el niño prefiera estar sentado en lugar de acostado
  • Color azulado de la piel a causa de falta de oxígeno (cianosis)

El virus respiratorio sincitial afecta con mayor gravedad a los lactantes. Es posible que observes que la piel y los músculos del pecho de tu hijo se hunden con cada respiración. Esto indica que tiene dificultad para respirar. Otros signos y síntomas de la infección por el virus respiratorio sincitial grave en lactantes comprenden los siguientes:

  • Respiraciones cortas, poco profundas y rápidas
  • Tos
  • Alimentación deficiente
  • Cansancio inusual (letargo)
  • Irritabilidad

La mayoría de los niños y adultos se recupera en una a dos semanas, pero es posible que algunos tengan silbidos reiterados al respirar. Los bebés prematuros o los lactantes y los adultos que tienen problemas cardíacos o pulmonares crónicos pueden tener una infección grave o potencialmente mortal que requiera una estancia hospitalaria.

Cuándo consultar al médico

Busca atención médica inmediata si tu hijo, o cualquier persona en riesgo de tener una infección por el virus respiratorio sincitial grave, tiene dificultad para respirar, fiebre alta o la piel de color azul, especialmente, la de los labios y los lechos ungueales.

Causas

El virus respiratorio sincitial ingresa al cuerpo a través de los ojos, la nariz o la boca. Se propaga fácilmente en el aire o a través de gotitas respiratorias infectadas. Tú o tu hijo pueden infectarse si alguien con virus respiratorio sincitial tose o estornuda cerca de ustedes. El virus también pasa a terceros por contacto directo, por ejemplo, al estrechar la mano.

El virus puede sobrevivir durante horas sobre los objetos duros, como los juguetes, las barandas de la cuna y la superficie de las mesas. Si te tocas la boca, la nariz o los ojos después de tocar un objeto contaminado, es probable que te contagies del virus.

Las personas infectadas contagian más durante los primeros días posteriores a la infección. Sin embargo, el virus puede continuar propagándose hasta por unas semanas.

Factores de riesgo

A los 2 años, la mayoría de los niños habrán tenido una infección por el virus respiratorio sincitial. Los niños que asisten a centros de cuidado infantil o tienen hermanos que asisten a la escuela tienen mayor riesgo de exposición. La temporada del virus respiratorio sincitial, cuando suelen ocurrir los brotes, es desde otoño hasta el final de la primavera.

Las personas con mayor riesgo de sufrir infecciones graves, que a veces ponen en riesgo la vida, a causa del virus respiratorio sincitial, son:

  • Bebés prematuros
  • Niños pequeños que tienen enfermedades pulmonares o cardíacas congénitas
  • Niños con sistemas inmunitarios debilitados, como aquellos que se someten a quimioterapia o trasplantes
  • Lactantes en centros superpoblados de atención infantil
  • Adultos mayores
  • Adultos con asma, insuficiencia cardíaca congestiva o enfermedad pulmonar obstructiva crónica
  • Personas con inmunodeficiencia, incluso aquellas con ciertos trasplantes de órganos, leucemia o VIH/sida

Complicaciones

Algunas complicaciones del virus respiratorio sincitial pueden ser:

  • Hospitalización. Si tienes una infección grave por el virus respiratorio sincitial, es posible que necesites una estancia hospitalaria para que los médicos puedan controlar y tratar los problemas respiratorios y suministrarte líquidos por vía intravenosa (i.v.).
  • Neumonía. El virus respiratorio sincitial es la causa más frecuente de la inflamación de los pulmones (neumonía) o de las vías respiratorias (bronquiolitis) en bebés. Estas complicaciones pueden ocurrir cuando el virus se propaga a las vías respiratorias inferiores. La inflamación de los pulmones puede ser bastante grave para los bebés, los niños pequeños, las personas inmunodeprimidas o las personas con enfermedades cardíacas o pulmonares crónicas.
  • Infección del oído medio. Cuando entran gérmenes en el espacio detrás del tímpano, puedes contraer una infección en el oído medio (otitis media). Esto les ocurre con más frecuencia a los lactantes o niños pequeños.
  • Asma. Puede haber una relación entre el virus respiratorio sincitial grave en la infancia y la posibilidad de padecer asma más adelante.
  • Infecciones recurrentes. Si ya tuviste el virus respiratorio sincitial, es frecuente que la infección regrese. Incluso es posible que esto suceda en la misma temporada en la que contrajiste el virus. Sin embargo, los síntomas en general no son tan intensos, ya que suelen manifestarse como resfriados, aunque pueden ser graves en el caso de los adultos mayores y las personas con enfermedades cardíacas o pulmonares crónicas.

Prevención

No existe ninguna vacuna para el virus respiratorio sincitial. Pero se pueden tomar precauciones sensatas para ayudar a prevenir la propagación de esta infección:

  • Lávate las manos con frecuencia. Enséñales a tus hijos la importancia de lavarse las manos.
  • Evita la exposición. Limita el contacto del niño con personas que tengan fiebre o resfrío. Esto es particularmente importante si el bebé es prematuro y en los primeros dos meses de vida de todos los bebés.
  • Mantén los objetos limpios. Asegúrate de que las mesadas del baño y la cocina estén limpias. Desecha los pañuelos de papel usados de inmediato.
  • No compartas vasos de bebidas con otras personas. Usa tu propio vaso o taza descartables cuando tú o alguien esté enfermo. Etiqueta la taza de cada persona.
  • No fumes. Los bebés que están expuestos al humo de tabaco tienen mayor riesgo de contraer virus respiratorio sincitial y de tener síntomas más graves. Si fumas, nunca lo hagas dentro de la casa o del automóvil.
  • Lava los juguetes con regularidad. Hazlo especialmente cuando tu hijo o un compañero de juegos estén enfermos.

Medicamentos de protección

El medicamento palivizumab (Synagis) puede ayudar a proteger a algunos niños que tienen mayor riesgo de sufrir complicaciones graves del virus respiratorio sincitial. El medicamento se recomienda para los bebés de menos de 1 año que nacieron de forma prematura (antes de las 29 semanas de gestación). No se recomienda para los bebés prematuros sanos que nacieron después de las 29 semanas.

El medicamento también se recomienda para:

  • Los bebés prematuros con enfermedad pulmonar crónica
  • Ciertos bebés de menos de 12 meses que tienen una enfermedad cardíaca congénita
  • Los bebés y los niños pequeños de menos de 2 años que necesitaron administración de oxígeno durante, por lo menos, un mes al nacer y siguen necesitando tratamientos relacionados con los pulmones
  • Los niños de 2 años o menos que pueden estar inmunodeprimidos durante la temporada del virus respiratorio sincitial

El medicamento se administra de forma mensual durante cinco meses en la temporada alta del virus respiratorio sincitial. Solo ayuda a prevenir la infección por el virus respiratorio sincitial. No ayuda a tratarla una vez que se manifiestan síntomas.

Los científicos están trabajando para encontrar una vacuna en forma de aerosol nasal que proteja contra el virus respiratorio sincitial.

July 22, 2017
References
  1. Ferri FF. Respiratory syncytial virus (Virus respiratorio sincitial). En: Ferri’s Clinical Advisor 2018 (Consejos clínicos de Ferri 2018). Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 12 de junio de 2017.
  2. Goldman L, et al., eds. Respiratory syncytial virus (Virus respiratorio sincitial). En: Goldman-Cecil Medicine (Medicina de Cecil-Goldman). 25.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 12 de junio de 2017.
  3. RSV transmission (Transmisión del virus respiratorio sincitial). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). http://www.cdc.gov/rsv/about/transmission. Último acceso: 12 de junio de 2017.
  4. AskMayoExpert. Respiratory syncytial virus: Initial evaluation (Virus respiratorio sincitial: evaluación inicial). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2017.
  5. Kliegman RM, et al. Respiratory syncytial virus (Virus respiratorio sincitial). En: Nelson Textbook of Pediatrics (Manual de pediatría de Nelson). 20.ª ed. Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 20 de junio de 2016.
  6. Respiratory syncytial virus infection (RSV) — Treatment (Infección por el virus respiratorio sincitial: tratamiento). National Institute of Allergy and Infectious Diseases (Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas). http://www.niaid.nih.gov/topics/rsv/understanding/Pages/treatment.aspx. Último acceso: 27 de junio de 2017.
  7. Barr FE, et al. Respiratory syncytial virus infection: Treatment (Infección por el virus respiratorio sincitial: tratamiento). https://www.uptodate.com/home. Último acceso: 26 de junio de 2017.
  8. AskMayoExpert. Respiratory syncytial virus: Treatment (Virus respiratorio sincitial: tratamiento). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2017.
  9. RSV prevention (Prevención del virus respiratorio sincitial). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). https://www.cdc.gov/rsv/about/prevention.html. Último acceso: 26 de junio de 2017.
  10. Ralston SL, et al. Clinical practice guideline: The diagnosis, management, and prevention of bronchiolitis (Guía de práctica clínica: diagnóstico, tratamiento y prevención de la bronquiolitis). Pediatrics (Pediatría). 2014;134:e1474.
  11. AAP Committee on Infectious Diseases and Bronchiolitis Guidelines Committee (Comité de Enfermedades Infecciosas y Comité de Pautas para la Bronquiolitis de la APP). Updated guidance for palivizumab prophylaxis among infants and young children at increased risk of hospitalization for respiratory syncytial virus infection (Guía actualizada para la profilaxis con palivizumab en bebés y niños pequeños con alto riesgo de sufrir una hospitalización por la infección del virus respiratorio sincitial). Pediatrics (Pediatría). 2014;134:415.
  12. Olson EJ (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 30 de junio de 2017.
  13. Respiratory syncytial virus infection (RSV) (Infección por el virus respiratorio sincitial). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). https://www.cdc.gov/rsv/index.html. Último acceso: 7 de julio de 2017.
  14. Respiratory syncytial virus infection (RSV): Symptoms and care (Infección por el virus respiratorio sincitial: síntomas y atención médica). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). https://www.cdc.gov/rsv/about/symptoms.html. Último acceso: 7 de julio de 2017.
  15. Piedra D. Bronchiolitis in infants and children: Treatment, outcome, and prevention (Bronquiolitis en bebés y niños: tratamiento, resultado y prevención). https://www.uptodate.com. Último acceso: 11 de julio de 2017.
  16. Baughn JM (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 11 de julio de 2017

virus respiratorio sincitial (VSR)