Si tienes psoriasis, la enfermedad crónica de la piel, puedes tener problemas de autoestima.

La descamación, las hojuelas de piel y el enrojecimiento relacionados con la psoriasis pueden ser difíciles de ocultar y pueden hacerte sentir vergüenza de tu apariencia. Probablemente te preocupe que las personas te observen la piel o eviten el contacto físico contigo por temor infundado de que tu afección sea contagiosa. La investigación también muestra que las personas que tienen psoriasis se enfrentan a sentimientos de ansiedad por su apariencia y corren un mayor riesgo de tener depresión.

A fin de evitar estas complicaciones, considera estos consejos para mejorar tu autoestima y aliviar la depresión al vivir con psoriasis.

La psoriasis puede provocar molestias y vergüenza. Para sentirte más cómodo y seguro:

  • Edúcate acerca de la psoriasis, tus desencadenantes y tus opciones de tratamiento. Comparte lo que aprendas con familiares y amigos.
  • Trabaja con tu médico para determinar un plan de tratamiento y seguirlo.
  • Únete a un grupo de apoyo para personas con psoriasis. Puede ser reconfortante compartir tus esfuerzos y conocer a personas que se enfrentan a desafíos similares.

Si bien no existe una manera segura de prevenir la depresión, ciertas estrategias pueden ser de ayuda al controlar la psoriasis. Por ejemplo:

  • Toma medidas para controlar el estrés con actividades como meditación, ejercicio y respiración profunda.
  • Busca el apoyo de tu familia y amigos cuando lo necesites. Compartir tus sentimientos e inquietudes con tus seres queridos puede ser de ayuda.
  • Busca tratamiento para la depresión ante el primer signo de un problema.

Cuidarte también puede favorecer tu salud mental. Haz ejercicio de forma regular y duerme bien, lleva una dieta saludable y evita el tabaco, el alcohol y las drogas recreativas.

Si te avergüenza tu psoriasis, considera el uso de maquillaje para ocultar las áreas afectadas. Para inscribirse:

  • Prepara tu piel. Lávate la piel con un limpiador suave. Trata de remover cualquier escama. Aplica la crema hidratante y luego la prebase, una capa previa a la base para que el maquillaje se disperse sin problemas al aplicarlo y permanezca en su lugar después.
  • Elige tu base. Si tu piel está muy roja, opta por una base que corrija el color en un tono amarillo o verde. Para la piel afectada con una decoloración leve, utiliza una crema o base de maquillaje líquida que se adapte al tono natural de tu piel. Aplica la base de manera uniforme, integrándola para alisar los bordes de las áreas con psoriasis.
  • Termina con polvo compacto. Usa una brocha para aplicar el polvo compacto sobre la base a fin de fijarla. Primero, prueba el polvo en un área pequeña de la piel para asegurarte de que no te cause irritación.
  • Evita los cosméticos que añaden brillo y destellos. Evita usar cosméticos que contengan brillo y resaltadores. Estos pueden irritarte la piel y llamar la atención sobre las áreas que deseas camuflar.

Si la psoriasis está afectando tu autoestima, habla con tu proveedor de atención de la salud. Es posible que tenga más consejos que te ayuden a sobrellevar la situación o que te recomiende que acudas a un proveedor de salud mental.

March 16, 2019