Examen de detección de cáncer de próstata: ¿Deberías someterte a una prueba de APE?

Tomar la decisión de someterse a la prueba del APE depende de una variedad de factores. Aquí tienes algunos consejos que pueden ayudarte a tomar una buena decisión.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Los exámenes de detección de cáncer — incluyendo la prueba del antígeno prostático específico (APE) para buscar signos de cáncer de próstata — pueden ser una buena idea.

La prueba de detección de cáncer de próstata puede ayudar a la identificación temprana del cáncer, cuando el tratamiento es más efectivo. Además una prueba del APE, combinada con un examen rectal digital, puede ayudarte a estar seguro de que es poco probable que tengas cáncer de próstata.

Pero someterse a una prueba del APE para detectar el cáncer de próstata podría ser innecesario para algunos hombres, especialmente de 70 años o más.

Las recomendaciones de las organizaciones profesionales sobre quiénes — y quiénes no deberían — someterse a un examen de detección del APE varían. Mientras que unas tienen pautas definitivas, otras les dejan la decisión a los hombres y a sus médicos. Las organizaciones que recomiendan el examen de detección de APE generalmente fomentan esta prueba en hombres entre los 40 y 70 años, y en hombres con un riesgo mayor de tener cáncer de próstata.

Finalmente, hacerte la prueba del APE es algo que debes decidir después de consultarlo con tu médico, tomando en cuenta tus factores de riesgo y tus preferencias personales.

Aquí tienes más información que te ayudará a prepararte para tener una conversación con tu médico sobre la prueba del APE.

Una decisión no tan simple para una prueba simple

Hay cierto número de ventajas y desventajas de la prueba del APE.

Ventajas de la prueba del APE Desventajas de la prueba del APE
La prueba del APE podría ayudarte a detectar el cáncer de próstata de manera temprana. Algunos cánceres de próstata crecen lentamente y nunca se extienden más allá de la glándula prostática.
Es más fácil tratar el cáncer y es más probable que se cure si se diagnostica en los estados tempranos de la enfermedad. No todos los cánceres de próstata necesitan tratamiento. Es posible que el tratamiento para el cáncer de próstata tenga riesgos y efectos secundarios, incluyendo incontinencia urinaria, disfunción eréctil o disfunción intestinal.
La prueba del APE se puede realizar con un simple análisis de sangre ampliamente disponible. Las pruebas del APE no son infalibles. Es posible que tus niveles de APE estén elevados sin haber un cáncer presente, y que no estén elevados cuando sí lo hay.
Para algunos hombres, saber es mejor que no saber. Hacerte la prueba puede brindarte cierta tranquilidad — ya sea que probablemente no tengas cáncer de próstata o que lo tengas y ahora puedas tratarlo. Un diagnóstico de cáncer de próstata puede provocar ansiedad y confusión. La preocupación de que el cáncer podría no poner en peligro tu vida puede complicar la decisión.
El número de muertes por cáncer de próstata se ha reducido desde que la prueba del APE está disponible. La prueba del APE ha reducido las muertes, pero el número podría no ser considerablemente suficiente para justificar el costo y la posibilidad de daño a la persona que se somete a la prueba.

¿Qué es el APE?

El antígeno prostático específico (APE) es una proteína producida tanto por el tejido prostático canceroso (maligno) como por el no canceroso (benigno). El APE ayuda a licuar el semen. Normalmente una pequeña cantidad de APE entra en el torrente sanguíneo.

Por lo general, las células de cáncer de próstata producen más APE que las células benignas, causando que los niveles de APE en tu sangre se eleven. Pero los niveles de APE también pueden elevarse en hombres con glándulas prostáticas agrandadas o inflamadas. Por lo tanto, determinar qué indica un índice de APE alto puede ser complicado.

Además de la cifra de APE, tu médico tomará en cuenta otros factores para evaluar tus índices de APE:

  • Tu edad
  • El tamaño de tu glándula prostática
  • Con qué rapidez cambian tus niveles de APE
  • Si estás tomando medicamentos que afecten las mediciones del APE, como la finasterida (Propecia, Proscar), la dutasterida (Avodart) e incluso algunos suplementos a base de hierbas

Cuando el APE elevado no es cáncer

Aunque los niveles altos de APE pueden ser un signo de cáncer de próstata, otras enfermedades pueden provocar un aumento en los niveles de APE. Estas otras enfermedades podrían causar lo que se conoce como un "falso positivo" — lo que significa un resultado que indica falsamente que podrías tener cáncer de próstata cuando no es así.

Las enfermedades que podrían causar un nivel elevado de APE en hombres que no tienen cáncer de próstata incluyen:

  • Agrandamiento benigno de la próstata (hiperplasia prostática benigna)
  • Una infección de la próstata (prostatitis)
  • Otras enfermedades menos comunes

Los falsos positivos son comunes. Únicamente 1 de cada 4 hombres con un resultado anormal de la prueba del APE tiene cáncer de próstata.

Cuando el cáncer de próstata no eleva el APE.

Algunos tipos de cáncer de próstata, particularmente los que crecen rápidamente, podrían no producir mucho APE. En este caso, podrías tener lo que se conoce como un "falso negativo" — un resultado que indica incorrectamente que no tienes cáncer de próstata cuando en realidad sí lo tienes.

Debido a la complejidad de estos factores, es importante que un médico con experiencia en la interpretación de niveles de APE evalúe tu situación.

¿Cuáles son las ventajas de la prueba del APE?

La detección temprana de ciertos tipos de cáncer de próstata es fundamental. Los resultados elevados de APE pueden revelar un cáncer de próstata con probabilidades de extenderse a otras partes de tu cuerpo (metástasis), o podrían revelar un cáncer de rápido crecimiento que podría causar otros problemas.

El tratamiento temprano puede ayudar a detectar el cáncer antes de que ponga en peligro tu vida o te cause síntomas graves. En algunos casos, la detección temprana del cáncer significa que necesitarás un tratamiento menos agresivo — reduciendo así tu riesgo de presentar ciertos efectos secundarios, como disfunción eréctil e incontinencia.

Oct. 22, 2015 See more In-depth