Descripción general

La insuficiencia ovárica primaria, también llamada insuficiencia ovárica prematura, ocurre cuando los ovarios dejan de funcionar normalmente antes de los 40 años. Cuando esto sucede, tus ovarios no producen cantidades normales de la hormona estrógeno ni liberan óvulos regularmente. Esta afección con frecuencia lleva a la infertilidad.

La insuficiencia ovárica primaria a veces se confunde con la menopausia prematura, pero estas afecciones no son las mismas. Las mujeres con insuficiencia ovárica primaria pueden tener períodos irregulares u ocasionales durante años e incluso pueden quedar embarazadas. Pero las mujeres con menopausia prematura dejan de tener períodos y no pueden quedar embarazadas.

El restablecimiento de los niveles de estrógeno en mujeres con insuficiencia ovárica primaria ayuda a prevenir algunas complicaciones que ocurren como resultado del bajo nivel de estrógeno, como la osteoporosis.

Síntomas

Los signos y síntomas de la insuficiencia ovárica primaria son similares a los de la menopausia o la deficiencia de estrógeno. Por ejemplo:

  • Períodos menstruales irregulares o salteados, que pueden estar presentes durante años o presentarse después de un embarazo o después de dejar de tomar píldoras anticonceptivas
  • Dificultad para quedar embarazada
  • Calores
  • Sudores nocturnos
  • Sequedad vaginal
  • Ojos secos
  • Irritabilidad o dificultad para concentrarse
  • Disminución del deseo sexual

Cuándo debes consultar al médico

Si no has tenido tu período menstrual durante tres meses o más, consulta al médico para determinar la causa. Puedes perder tu período menstrual por varias razones, incluidos el embarazo, el estrés, o un cambio en la dieta o en los hábitos de ejercicio, pero es mejor que se te evalúe cada vez que cambies tu ciclo menstrual.

Incluso si no te importa no tener períodos menstruales, es aconsejable que consultes al médico para averiguar qué es lo que está causando el cambio. Los niveles bajos de estrógeno pueden llevar a la pérdida ósea y a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca.

Causas

La insuficiencia ovárica primaria puede ser causada por:

  • Defectos cromosómicos. Algunos trastornos genéticos están asociados con la insuficiencia ovárica primaria. Estos incluyen el síndrome de Turner en mosaico, en el cual una mujer tiene solo un cromosoma X normal y un segundo cromosoma X alterado; y el síndrome de X frágil, en el cual los cromosomas X son frágiles y se rompen.
  • Toxinas. La quimioterapia y la radioterapia son causas comunes de insuficiencia ovárica inducida por toxinas. Estas terapias pueden dañar el material genético de las células. Otras toxinas como el humo del cigarrillo, los productos químicos, los pesticidas y los virus podrían acelerar la insuficiencia ovárica.
  • Una respuesta del sistema inmunitario al tejido ovárico (enfermedad autoinmunitaria). En esta forma muy poco común, tu sistema inmunitario produce anticuerpos contra el tejido ovárico, dañando los folículos que contienen óvulos y a estos últimos. Lo que desencadena la respuesta inmunitaria no está claro, pero la exposición a un virus es una posibilidad.
  • Factores desconocidos. La causa de la insuficiencia ovárica primaria a menudo se desconoce (idiopática). Tu médico podría recomendar pruebas adicionales para encontrar la causa, pero en muchos casos, esta sigue siendo incierta.

Factores de riesgo

Los factores que aumentan el riesgo de tener insuficiencia ovárica primaria incluyen los siguientes:

  • Edad. El riesgo aumenta entre los 35 y los 40 años. Aunque no es común antes de los 30 años, la insuficiencia ovárica primaria es posible en mujeres más jóvenes e incluso en adolescentes.
  • Antecedentes familiares. Tener antecedentes familiares de insuficiencia ovárica primaria aumenta el riesgo de sufrir este trastorno.
  • Cirugía ovárica. Las cirugías que implican los ovarios aumentan el riesgo de insuficiencia ovárica primaria.

Complicaciones

Las complicaciones de la insuficiencia ovárica primaria incluyen:

  • Esterilidad. La incapacidad para quedar embarazada puede ser una complicación de la insuficiencia ovárica primaria. En casos raros, el embarazo es posible hasta que se agoten los óvulos.
  • Osteoporosis. La hormona estrógeno ayuda a mantener los huesos fuertes. Las mujeres con niveles bajos de estrógeno tienen un mayor riesgo de tener huesos débiles y quebradizos (osteoporosis), que son más propensos a romperse que los huesos sanos.
  • Depresión o ansiedad. El riesgo de infertilidad y otras complicaciones derivadas de los bajos niveles de estrógeno hace que algunas mujeres se depriman o se pongan ansiosas.
  • Enfermedad cardíaca. La pérdida temprana de estrógeno podría aumentar el riesgo.