Diagnóstico

Para la enfermedad renal poliquística, ciertas pruebas pueden detectar el tamaño y la cantidad de quistes que tienes en los riñones, y evaluar la cantidad de tejido renal sano; por ejemplo:

  • Ecografía. Durante una ecografía, se coloca sobre el cuerpo un dispositivo con forma de varilla llamado "transductor". Este dispositivo emite ondas sonoras que se reflejan en el transductor, como el sonar de un barco. Una computadora convierte las ondas sonoras reflejadas en imágenes de los riñones.
  • Tomografía computarizada. Mientras permaneces recostado sobre una mesa móvil, te introducen en un aparato grande con forma de dónut que proyecta haces de rayos X delgados a través del cuerpo. El médico puede ver imágenes transversales de los riñones.
  • Imágenes por resonancia magnética (RM). Mientras permaneces recostado dentro de un gran cilindro, los campos magnéticos y las ondas de radio generan vistas transversales de los riñones.

Tratamiento

La gravedad de la enfermedad renal poliquística varía de una persona a otra, incluso entre miembros de una misma familia. A menudo, las personas con enfermedad renal poliquística llegan a la enfermedad renal en etapa terminal entre los 55 y 65 años. Pero algunas tienen una enfermedad leve y puede que nunca lleguen a la enfermedad renal en etapa terminal.

El tratamiento de la enfermedad renal poliquística implica ocuparse de los siguientes signos, síntomas y complicaciones en los estadios tempranos:

  • Crecimiento de un quiste renal. La terapia con tolvaptán puede recomendarse para adultos con riesgo de enfermedad renal poliquística autosómica dominante de avance rápido. Tolvaptán (Jynarque, Samsca) es una pastilla que se toma por vía oral y que actúa para reducir la velocidad de crecimiento de los quistes renales y el deterioro de la función renal.

    Existe el riesgo de que se produzca una lesión hepática grave al tomar tolvaptán, que puede interactuar con otros medicamentos. Es mejor consultar a un médico especializado en salud renal (nefrólogo) cuando se toma tolvaptán, para que se puedan controlar los efectos secundarios y las posibles complicaciones.

  • Presión arterial alta. El control de la presión arterial alta puede retrasar la evolución de la enfermedad y retrasar el daño renal. Combinar una dieta con bajo contenido de sodio y grasa, que sea moderada en el contenido de proteínas y calorías, con no fumar; aumentar el ejercicio y reducir el estrés pueden ayudar a controlar la presión arterial alta.

    Sin embargo, suele ser necesario usar medicamentos para controlar la presión arterial alta. Los medicamentos llamados inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA) o bloqueadores de los receptores de la angiotensina II se usan a menudo para controlar la presión arterial alta.

  • Disminución de la función renal. Para que los riñones se mantengan lo más sanos posible durante el mayor tiempo posible, los expertos recomiendan mantener un peso corporal normal (índice de masa corporal). Beber agua y líquidos durante el día puede ayudar a retrasar el crecimiento de los quistes renales, lo que a su vez podría retrasar el deterioro de la función renal. Si consumes menos sal y proteínas, los quistes renales podrían responder mejor al aumento de los líquidos.
  • Dolor. Es posible que puedas controlar el dolor de la enfermedad renal poliquística con medicamentos de venta libre que contengan acetaminofén. Sin embargo, para algunas personas, el dolor es más intenso y constante. El médico podría recomendar un procedimiento en el que se extrae el líquido del quiste con una aguja y se inyecta un medicamento (agente esclerosante) para reducirlo. Tal vez necesites una cirugía para que te extirpen los quistes si son lo suficientemente grandes como para causar presión y dolor.
  • Infecciones de la vejiga o el riñón. Es necesario tratar de inmediato las infecciones con antibióticos para prevenir el daño renal. El médico puede determinar si tienes una infección de vejiga simple o una infección de quiste o de riñón más complicada. Si tienes una infección más complicada, puede que necesites tomar un curso más largo de antibióticos.
  • Sangre en la orina. Deberás beber mucho líquido, preferentemente agua, apenas observes sangre en la orina para diluirla. La dilución podría evitar que se formen coágulos obstructivos en las vías urinarias. En la mayoría de los casos, el sangrado se detendrá solo. De lo contrario, es importante que consultes al médico.
  • Insuficiencia renal. Si los riñones pierden la capacidad de eliminar los desechos y el exceso de líquidos de la sangre, con el tiempo necesitarás diálisis o un trasplante de riñón. Ir al médico regularmente para que te controlen la enfermedad renal poliquística permite determinar cuál es el mejor momento para someterte a un trasplante de riñón. Tal vez puedas recibir un trasplante preventivo de riñón, lo que significa que no sería necesario iniciar la diálisis, sino que te harían el trasplante.
  • Aneurismas. Si tienes una enfermedad renal poliquística y antecedentes familiares de aneurismas cerebrales rotos (intracraneales), el médico puede recomendar exámenes de detección regulares de aneurismas intracraneales.

    Si se descubre un aneurisma, el grapado quirúrgico del aneurisma para reducir el riesgo de sangrado puede ser una opción, según su tamaño. El tratamiento no quirúrgico de los aneurismas pequeños puede comprender el control de la presión arterial alta y el colesterol alto en la sangre, como también dejar de fumar.

El tratamiento precoz ofrece la mejor oportunidad de retrasar el avance de la enfermedad renal poliquística.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic que ensayan nuevos tratamientos, intervenciones y pruebas para prevenir, detectar, tratar o controlar esta afección.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Al igual que con otras enfermedades crónicas, tener la enfermedad renal poliquística puede resultar abrumador. Cuando tienes una enfermedad crónica, es importante contar con el apoyo de familiares y amigos. Además, un asesor, un psicólogo, un psiquiatra o un miembro de la Iglesia pueden ayudarte.

También podrías considerar unirte a un grupo de apoyo. Aunque a algunas personas no les agradan los grupos de apoyo, estos pueden brindar información útil sobre tratamientos y estrategias de afrontamiento. Estar con personas que entienden lo que estás atravesando puede hacerte sentir menos solo.

Consulta con el médico sobre los grupos de apoyo en tu comunidad.

Preparación para la consulta

En primer lugar, puedes consultar a tu proveedor de atención médica. Sin embargo, es posible que se te remita a un médico especializado en la salud del riñón (nefrólogo). Puede resultarte provechoso iniciar un tratamiento especializado en las primeras etapas de la enfermedad, incluso si en los análisis de sangre se puede ver que la capacidad funcional de los riñones sigue siendo normal.

A continuación, encontrarás información que te ayudará a prepararte para la cita.

Qué puedes hacer

Cuando programes la cita, pregunta si hay algo que debas hacer con anticipación, como realizar ayuno antes de una prueba determinada. Prepara una lista de lo siguiente:

  • Tus síntomas, incluido cualquiera que parezca no estar relacionado con la razón por la que programaste la cita, y cuándo comenzaron
  • Todos los medicamentos, las vitaminas y demás suplementos que tomes, y las dosis correspondientes
  • Tus antecedentes médicos familiares y propios, en particular las enfermedades renales
  • Preguntas para hacerle al médico

Si es posible, lleva a un familiar o a un amigo para que te ayuden a recordar la información que recibas.

En el caso de la enfermedad renal poliquística, debes preguntarle al médico lo siguiente:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Existen otras causas posibles de mis síntomas?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Esta afección es temporal o crónica?
  • ¿Cuál es el mejor plan de acción?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque que sugiere?
  • Tengo otras afecciones médicas. ¿Cómo puedo controlarlas de manera conjunta?
  • ¿Tengo que restringir mi alimentación o mis actividades?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que me pueda llevar? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga preguntas como las siguientes:

  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Hay algo que parezca mejorar o empeorar los síntomas?
  • ¿Sabe cuál es tu presión arterial normal?
  • ¿Te han medido la función renal?

Enfermedad renal poliquística - atención en Mayo Clinic

July 29, 2021
  1. Polycystic kidney disease (PKD). National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/kidney-disease/polycystic-kidney-disease. Accessed May 6, 2020.
  2. Chapman AB, et al. Autosomal dominant polycystic kidney disease (ADPKD): Treatment. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed May 6, 2020.
  3. Polycystic kidney disease. American Kidney Fund. https://www.kidneyfund.org/kidney-disease/other-kidney-conditions/polycystic-kidney-disease.html. Accessed May 6, 2020.
  4. Bennett WM, et al. Autosomal dominant polycystic kidney disease (ADPKD): Extrarenal manifestations. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed May 6, 2020.
  5. Polycystic kidney disease. National Kidney Foundation. https://www.kidney.org/atoz/content/polycystic. Accessed May 6, 2020.
  6. Torres VE, et al. Autosomal dominant polycystic kidney disease (ADPKD) in adults: Epidemiology, clinical presentation, and diagnosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed May 6, 2020.
  7. Albert CM, et al. Autosomal dominant polycystic kidney disease: The changing face of clinical management. The Lancet. 2015; doi:10.1016/S0140-6736(15)60907-2.
  8. Rossetti S, et al. Identification of gene mutations in autosomal dominant polycystic kidney disease through targeted resequencing. Journal of the American Society of Nephrology. 2012; doi:10.1681/ASN.2011101032.
  9. Torres VE, et al. Strategies targeting cAMP signaling in the treatment of polycystic kidney disease. Journal of the American Society of Nephrology. 2014; doi:10.1681/ASN.2013040398.
  10. Shoaf SE, et al. Pharmacokinetics and pharmacodynamics of tolvaptan in autosomal dominant polycystic kidney disease: Phase 2 trials for dose selection in the pivotal phase 3 trial. The Journal of Clinical Pharmacology. 2017; doi:10.1002/jcph.880.
  11. Hogan MC, et al. Somatostatin analog therapy for severe polycystic liver disease: Results after 2 years. Nephrology Dialysis Transplantation. 2012; doi:10.1093/ndt/gfs152.
  12. Ferri FF. Autosomal dominant polycystic kidney disease (ADPKD). In: Ferri's Clinical Advisor 2020. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed May 6, 2020.
  13. AskMayoExpert. Autosomal dominant polycystic kidney disease (ADPKD). Mayo Clinic; 2020.
  14. Warner KJ. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. Feb. 5, 2020.
  15. Chebib FT, et al. Autosomal dominant polycystic kidney disease: Core curriculum 2016. American Journal of Kidney Diseases. 2016; doi:10.1053/j.ajkd.2015.07.037.
  16. Chebib FT, et al. Recent advances in the management of autosomal dominant polycystic kidney disease. Clinical Journal of the American Society of Nephrology. 2018; doi:10.2215/CJN.03960318.
  17. Chebib FT, et al. A practical guide for treatment of rapidly progressive ADPKD with tolvaptan. Journal of the American Society of Nephrology. 2018; doi:10.1681/ASN.2018060590.
  18. Chebib FT (expert opinion). Mayo Clinic. July 10, 2020.
  19. Abrol N, et al. Simultaneous bilateral laparoscopic nephrectomy with kidney transplantation in patients with ESRD due to ADPKD: A single-center experience. American Journal of Transplantation. 2020; doi: 10.1111/ajt.16310.