Descripción general

Un neumotórax es un colapso pulmonar. Un neumotórax se produce cuando el aire se filtra dentro del espacio que se encuentra entre los pulmones y la pared torácica. El aire hace presión en la parte externa del pulmón y causa el colapso. Un neumotórax puede ser un colapso pulmonar completo o un colapso de solo una parte del pulmón.

Un neumotórax puede ser provocado por una contusión o una lesión penetrante en el pecho, por determinados procedimientos médicos o daño por una enfermedad pulmonar subyacente. O bien, puede ocurrir sin un motivo evidente. Los síntomas, generalmente, comprenden dolor repentino en el pecho y falta de aire. En algunas ocasiones, un colapso pulmonar puede ser un evento potencialmente mortal.

En general, el tratamiento del neumotórax implica introducir una aguja o una sonda pleural entre las costillas para eliminar el exceso de aire. Sin embargo, un pequeño neumotórax puede curarse por sí solo.

Síntomas

Los principales síntomas de un neumotórax son el dolor de pecho repentino y la falta de aire. La gravedad de los síntomas puede depender de en qué medida está colapsado el pulmón.

Cuándo debes consultar con un médico

Los síntomas de un neumotórax pueden ser causados por diversos problemas de salud, y algunos de ellos pueden ser potencialmente mortales, así que busca atención médica. Si el dolor de pecho es intenso o respirar se torna cada vez más difícil, busca atención de emergencia de inmediato.

Causas

Un neumotórax puede originarse por lo siguiente:

  • Lesión en el pecho. Cualquier contusión o lesión penetrante en el pecho puede provocar el colapso pulmonar. Algunas lesiones pueden producirse durante agresiones físicas o accidentes de automóvil, mientras que otras pueden producirse por accidente durante procedimientos médicos que implican la inserción de una aguja en el pecho.
  • Enfermedad pulmonar. Es más probable que el tejido pulmonar dañado colapse. El daño pulmonar puede originarse en muchos tipos de enfermedades subyacentes, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la fibrosis quística, el cáncer de pulmón o la neumonía. Las enfermedades quísticas pulmonares, como la linfangioleiomiomatosis y el síndrome de Birt-Hogg-Dubé, generan sacos de aire redondos de pared delgada en el tejido pulmonar que pueden romperse, lo que provoca un neumotórax.
  • Ampollas de aire rotas. Se pueden manifestar pequeñas ampollas de aire (bullas) en la superficie de la parte superior de los pulmones. Estas ampollas de aire a veces se revientan, dejando que el aire se filtre en el espacio que rodea los pulmones.
  • Ventilación mecánica. Se puede producir un tipo grave de neumotórax en personas que necesitan asistencia mecánica para respirar. El respirador puede crear un desequilibrio de presión de aire dentro del pecho. El pulmón puede colapsar por completo.

Factores de riesgo

Por lo general, los hombres tienen mayor probabilidad de tener neumotórax que las mujeres. El tipo de neumotórax provocado por ampollas de aire rotas tiene más probabilidades de ocurrir en personas entre los 20 y los 40 años, en especial, si la persona es muy alta y tiene bajo peso.

La enfermedad pulmonar subyacente o la ventilación mecánica pueden ser una causa o un factor de riesgo de un neumotórax. Otros factores de riesgo son los siguientes:

  • Tabaquismo. El riesgo se incrementa con la cantidad de tiempo y con la cantidad de cigarrillos fumados, incluso cuando no hay enfisema.
  • Genética. Ciertos tipos de neumotórax tienden a ser hereditarios.
  • Neumotórax previo. Cualquier persona que haya tenido un neumotórax corre mayor riesgo de tener otro.

Complicaciones

Las posibles complicaciones varían según el tamaño y la gravedad del neumotórax, así como la causa y el tratamiento. A veces, puede seguir filtrándose aire si la abertura en el pulmón no se cierra o el neumotórax puede reaparecer.

July 29, 2021
  1. Mason RJ, et al. Pneumothorax, chylothorax, hemothorax, and fibrothorax. In: Murray and Nadel's Textbook of Respiratory Medicine. 6th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 14, 2019.
  2. Ferri FF. Pneumothorax, spontaneous. In: Ferri's Clinical Advisor 2019. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 14, 2019.
  3. Weinberger SE, et al. Pleural disease. In: Principles of Pulmonary Medicine. 7th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 14, 2019.
  4. Tintinalli JE, et al., eds. Pneumothorax. In: Tintinalli's Emergency Medicine: A Comprehensive Study Guide. 8th ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2016. https://www.accessmedicine.mhmedical. Accessed Jan. 14, 2019.
  5. AskMayoExpert. Pneumothorax. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
  6. National Library of Medicine. Primary spontaneous pneumothorax. Genetics Home Reference. https://ghr.nlm.nih.gov/condition/primary-spontaneous-pneumothorax. Accessed Jan. 14, 2019.
  7. Pneumothorax (traumatic). Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/injuries-poisoning/thoracic-trauma/pneumothorax-traumatic. Accessed Jan. 14, 2019.
  8. Pneumothorax (tension). Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/injuries-poisoning/thoracic-trauma/pneumothorax-tension. Accessed Jan. 14, 2019.
  9. Olson EJ (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Jan. 24, 2019.
  10. Ding M, et al. Endobronchial one-way valves for treatment of persistent air leaks: A systematic review. Respiratory Research. 2017;18:186.
  11. Dugan KC, et al. Management of persistent air leaks. Chest. 2017;152:417.