El desprendimiento de placenta es más probable que ocurra en el último trimestre del embarazo, en especial, durante las últimas semanas antes del nacimiento. Algunos signos y síntomas clásicos del desprendimiento de placenta son:

  • Sangrado vaginal
  • Dolor abdominal
  • Dolor de espalda
  • Sensibilidad uterina
  • Contracciones uterinas rápidas, a menudo, una inmediatamente después de la otra

El dolor abdominal y el dolor de espalda, en general, comienzan repentinamente. La cantidad de sangrado vaginal varía en gran medida y no necesariamente se corresponde con la cantidad de placenta que se haya separado de la pared interna del útero. Incluso es posible tener un desprendimiento grave de la placenta y no tener un sangrado visible si la sangre queda dentro del útero y bloqueada por la placenta.

En algunos casos, el desprendimiento de placenta se manifiesta gradualmente. Si ese es el caso, es posible que observes un sangrado vaginal leve intermitente. Es posible que tu bebé no crezca tan rápido como lo esperado y que tengas un bajo volumen de líquido amniótico (oligohidramnios) u otras complicaciones.

Cuándo consultar al médico

Busca atención de urgencia si experimentas algún signo o síntoma clásicos de desprendimiento de placenta, entre ellos:

  • Sangrado vaginal
  • Dolor abdominal
  • Dolor de espalda intenso
  • Contracciones uterinas rápidas
Dec. 13, 2014