Tórax excavado

El tórax excavado es el defecto congénito más común. Uno de cada 400 bebés nace con una pared torácica que no se forma bien y se vuelve cóncava. Los niños con tórax excavado se tienen que someter a cirugía de forma periódica. Los adultos tienen que vivir con esta malformación o someterse a operaciones mayores y más complicadas. Hoy en día, los médicos de Mayo Clinic realizan la misma cirugía para niños en adultos y están mejorando la vida de muchas personas.

Hacemos la reparación de una deformidad de la pared torácica, llamada tórax excavado.

La Dra. Dawn Jaroszewski es una cirujana torácica que se especializa en la reparación del tórax excavado.

Antes, se creía que estas deformidades eran todas estéticas y que no afectaban al paciente en absoluto. Ahora, sabemos que la gente puede tener problemas muy graves del corazón y de los pulmones.

Hace un par de años, empecé a tener un poco de tos sibilante.

Michelle Kroeger tuvo un caso leve de tórax excavado que empeoró con el tiempo.

Cuando corría, me resultaba cada vez más difícil. Cada vez me faltaba más el aire. Después, empecé a tener más palpitaciones en el corazón, dolor en el pecho.

Aquí se puede ver un espacio muy estrecho entre la columna vertebral y el pecho.

El pecho cóncavo estaba comprimiendo el pulmón de Michelle y movió el corazón hacia la izquierda. La operación tradicional para los adultos es una cirugía mayor, que implica abrir el pecho y remodelar la pared torácica. Sin embargo, la Dra. Jaroszewski usa una técnica mucho menos invasiva que antes solo se usaba en niños.

Primero, la Dra. Jaroszewski hace pequeñas incisiones a cada lado del paciente. Luego, guiada por una pequeña cámara, inserta unas barras que elevan la pared torácica a una posición más normal.

Esta es una imagen de rayos X que muestra a un adulto con dos barras y una buena reparación.

Las barras son correctoras. Michelle las tendrá durante unos dos años. Cuando se las saquen, el pecho conservará la nueva forma. Ahora, puede continuar su vida ocupada sin síntomas.

Michelle dice que los síntomas se aliviaron casi de inmediato después de la cirugía. El único inconveniente de tener las barras en el pecho, cuenta Michelle, es que activan los detectores de metales en los aeropuertos, lo que para ella es un pequeño precio a pagar por una mejor calidad de vida. Mayo Clinic es uno de los pocos centros médicos de los Estados Unidos que realizan esta operación en adultos. Soy Vivien Williams para Medical Edge.

May 06, 2020