Descripción general

El asma ocupacional es aquel cuya causa se debe a la inhalación de humos químicos, gases, polvo u otras sustancias en el trabajo. El asma ocupacional puede ser el resultado de la exposición a una sustancia a la que seas sensible, por lo que causa una respuesta alérgica o inmunológica, o a una sustancia tóxica irritante.

Como otros tipos de asma, el asma ocupacional puede causar opresión en el pecho, sibilancias y dificultad para respirar. Las personas con alergias o con antecedentes familiares de alergias son más propensas a tener asma ocupacional.

Evitar los factores desencadenantes del asma ocupacional es una parte importante del control de la enfermedad. Caso contrario, el tratamiento del asma ocupacional es similar al tratamiento de otros tipos de asma y, a menudo, consiste en tomar medicamentos para reducir los síntomas. Si ya tienes asma, en ocasiones el tratamiento puede ayudar a evitar que empeore en el lugar de trabajo.

Si no se diagnostica correctamente y no estás protegido o no puedes evitar la exposición, el asma ocupacional puede causar daño permanente en los pulmones, discapacidad o la muerte.

Síntomas

Los síntomas del asma ocupacional son similares a aquellos provocados por otros tipos de asma. Entre los signos y síntomas pueden encontrarse los siguientes:

  • sibilancias, a veces solo por la noche;
  • tos;
  • falta de aire;
  • opresión en el pecho.

Otros signos y síntomas posibles pueden incluir:

  • resfrío;
  • congestión nasal;
  • irritación de los ojos y lagrimeo.

Los síntomas del asma ocupacional dependen de la sustancia a la que estés expuesto, durante cuánto tiempo y con qué frecuencia estés expuesto, y otros factores. Tus síntomas pueden:

  • Empeorar a medida que transcurre la semana laboral, desaparecer durante los fines de semana y las vacaciones y volver a aparecer cuando regresas al trabajo.
  • Manifestarse tanto en el trabajo como fuera de este.
  • Comenzar tan pronto estás expuesto a una sustancia que induce el asma en el trabajo o solo después de un período de exposición periódica a la sustancia.
  • Continuar después de que ya no estás expuesto. Cuanto más tiempo estés expuesto a la sustancia que provoca el asma, más probable será que tengas síntomas de asma duraderos o permanentes.

Cuándo debes consultar con un médico

Busca tratamiento médico inmediato si tus síntomas empeoran. Los ataques de asma graves pueden poner en riesgo la vida. Estos son algunos signos de un ataque de asma que requiere tratamiento de emergencia:

  • Empeoramiento rápido de la dificultad para respirar o del silbido
  • Ninguna mejoría incluso después de usar broncodilatadores de rápida acción
  • Dificultad para respirar al realizar actividad mínima

Pide una consulta con un médico si tienes problemas respiratorios, como tos, silbido al respirar o dificultad para respirar. Los problemas respiratorios pueden ser un signo de asma, especialmente si los síntomas parecen empeorar con el tiempo o parecen agravarse debido a desencadenantes o irritantes específicos.

Causas

Se han identificado más de 250 sustancias en el lugar de trabajo como posibles causas del asma ocupacional. Estas sustancias incluyen:

  • Sustancias animales, como las proteínas que se encuentran en la caspa, los pelos, las escamas, el pelaje, la saliva y los desechos corporales.
  • Sustancias químicas que se utilizan para fabricar pinturas, barnices, adhesivos, laminados y resina para soldaduras. Otros ejemplos son las sustancias químicas que se utilizan para fabricar aislantes, materiales de empaquetado, y colchones de espuma y tapicería.
  • Enzimas que se usan en detergentes y acondicionadores de harina.
  • Metales, especialmente el platino, el cromo y el sulfato de níquel.
  • Sustancias vegetales, como las proteínas que se encuentran en el látex de caucho natural, la harina, los cereales, el algodón, el lino, el cáñamo, el centeno, el trigo y la papaína, —una enzima digestiva derivada de la papaya.
  • Irritantes respiratorios, como el gas de cloro, el dióxido de azufre y el humo.

Los síntomas del asma comienzan cuando los pulmones se irritan (se inflaman). La inflamación causa varias reacciones que restringen las vías respiratorias, lo que dificulta la respiración. En el caso del asma ocupacional, la inflamación de los pulmones se puede desencadenar por una respuesta alérgica a una sustancia, lo que, por lo general, se manifiesta con el tiempo. Por otra parte, inhalar vapores de un irritante pulmonar, como el cloro, puede provocar síntomas de asma inmediatos sin que exista una alergia.

Factores de riesgo

La intensidad de la exposición aumenta el riesgo de manifestar asma ocupacional. Además, corres mayor riesgo de tener asma ocupacional en las siguientes circunstancias:

  • Tienes alergias o asma existente. Aunque esto puede aumentar el riesgo, muchas personas que tienen alergias o asma ocupan puestos de trabajo que las exponen a irritantes pulmonares y nunca tuvieron síntomas.
  • Hay problemas de alergia o asma en tu familia. Es posible que hayas heredado de tus padres una predisposición genética al asma.
  • Trabajas cerca de factores conocidos que pueden desencadenar el asma. Se conoce que algunas sustancias irritan los pulmones y provocan asma.
  • Fumas. Fumar aumenta el riesgo de tener asma si te expones a ciertos tipos de irritantes.

Ocupaciones de alto riesgo

Es posible manifestar asma ocupacional en casi cualquier entorno laboral. Sin embargo, los riesgos son mayores para ciertas ocupaciones. Algunos de los trabajos más arriesgados y que producen más sustancias causantes de asma son los siguientes:

Trabajos Sustancias causantes del asma
Manipuladores de adhesivos Sustancias químicas
Manipuladores de animales, veterinarios Proteínas animales
Panaderos, lecheros, granjeros Granos de cereal
Fabricantes de alfombras Gomas vegetales
Trabajadores metalíferos Cobalto, níquel
Productores de alimentos Leche en polvo, polvo de huevo
Trabajadores forestales, carpinteros, fabricantes de muebles Aserrín
Peluqueros Tinturas
Trabajadores de servicios de salud Látex y sustancias químicas
Trabajadores de farmacia, panaderos Medicamentos, enzimas
Procesadores de mariscos Arenque, cangrejo de la nieve
Pintores, instaladores de aislamiento, trabajadores de la industria del plástico y la goma espuma, soldadores, trabajadores metalíferos, fabricantes de sustancias químicas, manipuladores de goma laca Sustancias químicas
Trabajadores textiles Tintes, plásticos
Usuarios de plásticos o resinas epoxi, fabricantes de sustancias químicas Sustancias químicas

Complicaciones

Mientras más te expones a la sustancia que causa el asma ocupacional, peores serán los síntomas y mayor será el tiempo para que se alivien una vez finalizada la exposición a la sustancia irritante. En algunos casos, la exposición a los desencadenantes del asma que viajan a través del aire puede causar daños permanentes a los pulmones, que ocasionan discapacidad o la muerte.

Prevención

La mejor manera de evitar el asma ocupacional es que los lugares de trabajo controlen el nivel de exposición de los trabajadores a productos químicos y otras sustancias que puedan ser sensibilizantes o irritantes. Tales medidas pueden incluir implementar mejores métodos de control para prevenir las exposiciones, al disminuir el uso de sustancias dañinas y brindar equipos de protección personal para los trabajadores.

Aunque puedas depender de medicamentos para aliviar los síntomas y controlar la inflamación del asma ocupacional, existen varias actividades que puedes hacer por tu cuenta para mantener tu salud general y disminuir la probabilidad de tener ataques:

  • Si fumas, deja de hacerlo. Además de todos los otros beneficios para la salud, no fumar puede ayudar a prevenir o a disminuir los síntomas del asma ocupacional.
  • Vacúnate contra la gripe. Esto puede ayudar a prevenir enfermedades.
  • Evita los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y otros medicamentos que puedan empeorar los síntomas.
  • Baja de peso. Para las personas obesas, perder peso puede ayudar a mejorar los síntomas y el funcionamiento pulmonar.

Si te encuentras en los Estados Unidos y te dedicas a una profesión de alto riesgo, la compañía tiene la responsabilidad legal de ayudarte a protegerte contra las sustancias químicas peligrosas. Conforme a las guías establecidas por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (Occupational Safety and Health Administration, OSHA), el empleador tiene la obligación de hacer lo siguiente:

  • Informarte si deberás trabajar con sustancias químicas peligrosas.
  • Capacitarte en la manipulación segura de estas sustancias químicas.
  • Capacitarte en cómo reaccionar ante una emergencia, como un derrame de sustancias químicas.
  • Proporcionarte equipos de protección, como máscaras y respiradores.
  • Ofrecerte capacitación adicional si se comienza a utilizar una nueva sustancia química en tu lugar de trabajo.

Conforme a las guías de la OSHA, tu empleador tiene la obligación de tener una hoja de datos de seguridad del material para cada sustancia química que se utilice en tu lugar de trabajo. Se trata de un documento que el fabricante de la sustancia química le debe entregar a tu empleador. Tienes el derecho legal de consultar y hacer copias de esos documentos. Si sospechas que eres alérgico a alguna sustancia, muéstrale la hoja de datos de seguridad del material al médico.

Cuando estés en el trabajo, mantente alerta a condiciones de trabajo inseguras y no saludables, e infórmale sobre ellas a tu supervisor. Si es necesario, llama a la OSHA al 800-321-OSHA (800-321-6742) y solicita una inspección en el lugar. Puedes hacer esto para que no se revele tu nombre al empleador.

Nov. 20, 2018
References
  1. Occupational asthma. Tips to remember. American Academy of Allergy, Asthma & Immunology. http://www.aaaai.org/conditions-and-treatments/library/at-a-glance/occupational-asthma.aspx. Accessed Dec. 29, 2017.
  2. Occupational asthma. American Academy of Allergy, Asthma & Immunology. http://www.aaaai.org/conditions-and-treatments/conditions-a-to-z-search/occupational-asthma. Accessed Jan. 4, 2018.
  3. Anderson SE, et al. Occupational asthma. European Medical Journal. 2017;2:65.
  4. Cartier A, et al. Occupational asthma: Definitions, epidemiology, causes, and risk factors. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Jan. 1, 2018.
  5. Wong EHC, et al. Asthma: Diagnosis and management in adults. Medicine. 2016:44:287.
  6. Lemière C, et al. Occupational asthma: Clinical features and diagnosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Jan. 1, 2018.
  7. Lemière C, et al. Occupational asthma: Management, prognosis and prevention. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Jan. 1, 2018.
  8. Bepko J, et al. Common occupational disorders: Asthma, COPD, dermatitis, and musculoskeletal disorders. American Family Physician. 2016;93:1000.
  9. Cullinan P, et al. Occupational lung diseases: From old and novel exposures to effective preventive strategies. The Lancet. 2017:5:445.
  10. Adkinson NF, et al. Occupational allergy and asthma. In: Middleton's Allergy: Principles and Practice. 8th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2014. https://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 1, 2018.
  11. Fact sheet. Do you have work-related asthma? Occupational Safety and Health Administration. https://www.osha.gov/pls/publications/publication.athruz?pType=Types&pID=2. Accessed Jan. 1, 2018.
  12. Jolly AT, et al. Work-related asthma. Journal of Occupational and Environmental Medicine. 2015:57:e121.
  13. Expert panel report 3: Guidelines for the diagnosis and management of asthma. National Heart, Lung, and Blood Institute. National Asthma Education and Prevention Program. Full Report 2007.
  14. 2017 GINA Report, Global Strategy for Asthma Management and Prevention. Global Initiative for Asthma (GINA). www.ginasthma.org. Accessed Jan. 11, 2018.
  15. AAAAI Allergy and asthma drug guide. American Academy of Allergy, Asthma & Immunology. http://www.aaaai.org/conditions-and-treatments/treatments/drug-guide. Accessed Jan. 14, 2018.
  16. What are asthma symptoms? Asthma and Allergy Foundation of America. http://www.aafa.org/page/asthma-symptoms.aspx. Accessed Jan. 14, 2018.
  17. Tarlo SM, et al. Occupational asthma. New England Journal of Medicine. 2014;370:640.
  18. Asthma in depth. National Center for Complementary and Integrative Health. https://nccih.nih.gov/health/asthma/facts. Accessed Jan. 23, 2018.
  19. Rakel D, ed. Asthma. In: Integrative Medicine. 4th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 23, 2018.
  20. Training requirements in OSHA standards (OSHA 2254-09R-2015). Occupational Safety and Health Administration. https://www.osha.gov/pls/publications/publication.AthruZ?pType=AthruZ#T. Accessed Jan. 11, 2018.
  21. Hazard communication standards: Toxic and hazardous substances (1910.1200). Occupational Safety and Health Administration. https://www.osha.gov/pls/oshaweb/owadisp.show_document?p_id=10099&p_table=STANDARDS. Accessed Jan. 11, 2018.
  22. General requirements: Personal protective equipment (1910.132, subpart I). Occupational Safety and Health Administration. https://www.osha.gov/pls/oshaweb/owadisp.show_document?p_table=STANDARDS&p_id=9777. Accessed Jan. 11, 2018.
  23. Hazardous waste operations and emergency response: Hazardous materials (1910.120, subpart H). Occupational Safety and Health Administration. https://www.osha.gov/pls/oshaweb/owadisp.show_document?p_table=STANDARDS&p_id=9765. Accessed Jan. 11, 2018.
  24. Hazard communication: Steps to an effective hazard communication program for employers that use hazardous chemicals fact sheet. Occupational Safety and Health Administration. https://www.osha.gov/pls/publications/publication.AthruZ?pType=AthruZ#S. Accessed Jan. 11, 2018.
  25. Li JT (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Feb. 2, 2018.