Diagnóstico

Para diagnosticar tu trastorno, tu médico puede realizar una evaluación con base en tus signos y síntomas, un examen y pruebas. Tu doctor puede remitirte con un especialista en un centro del sueño para una evaluación más profunda.

Te harán un examen físico y tu médico observará la parte posterior de tu garganta, boca y nariz para ver si hay tejido extra o anormalidades. Tu médico puede medir la circunferencia de tu cuello y cintura y verificar tu presión arterial.

Un especialista del sueño puede realizar evaluaciones adicionales para diagnosticar tu trastorno, determinar la gravedad y planear tu tratamiento. La evaluación puede implicar un monitoreo nocturno de tu respiración y otras funciones corporales mientras duermes. Las pruebas para detectar la apnea obstructiva del sueño incluyen:

  • Polisomnografía. Durante este estudio del sueño estás conectado a un equipo que monitorea la actividad de tu corazón, pulmones y cerebro, los patrones de respiración, los movimientos de piernas y brazos y los niveles de oxígeno en la sangre mientras duermes. Te pueden hacer un estudio la noche completa, en el cual te vigilen toda la noche, o tal vez te realicen un estudio del sueño durante parte de la noche.

    En un estudio del sueño te vigilarán durante la primera mitad de la noche. Si te diagnostican con apnea obstructiva del sueño, el personal te puede despertar y darte presión positiva continua de las vías respiratorias durante la segunda mitad de la noche.

    Esta prueba le puede ayudar a tu médico a diagnosticar la apnea obstructiva del sueño y a ajustar la terapia de presión positiva de vías respiratorias, si es necesario. Este estudio del sueño también puede ayudar a descartar otros trastornos del sueño, como movimientos periódicos de las extremidades durante el sueño o narcolepsia, lo que también puede causar somnolencia excesiva durante el día, pero requieren diferente tratamiento.

  • Prueba casera de apnea del sueño. Bajo ciertas circunstancias, tu médico puede proporcionarte una versión casera de la polisomnografía para diagnosticar la apnea obstructiva del sueño. A menudo esta prueba implica la medición del flujo de aire, patrones de respiración y niveles de oxígeno en la sangre, y probablemente la intensidad de los ronquidos y movimientos de las extremidades.

Tu médico también puede canalizarte con un médico de oídos, nariz y garganta para descartar cualquier bloqueo anatómico en tu nariz o garganta.

Tratamiento

Cambios en el estilo de vida

Para los casos más leves de apnea obstructiva del sueño, tu médico puede recomendar cambios en el estilo de vida:

  • Bajar de peso si es que tienes sobrepeso.
  • Ejercitarte de forma regular.
  • Consumir alcohol de forma moderada o dejar de beber, y evitar beber varias horas antes de ir a dormir.
  • Dejar de fumar.
  • Usar un descongestionante nasal o medicamentos contra alergias.
  • No dormir boca arriba.

Si estas medidas no mejoran tu sueño o si tu apnea es de moderada a grave, entonces tu médico puede recomendarte otros tratamientos. Algunos dispositivos pueden ayudar a abrir las vías respiratorias bloqueadas. En otros casos, se puede necesitar cirugía.

Tratamientos

  • Presión positiva en las vías respiratorias. Si tienes apnea obstructiva del sueño, la presión positiva en las vías respiratorias te puede traer beneficios. En este tratamiento, una máquina libera aire a presión por medio de una pieza que se ajusta a tu nariz o que se coloca sobre tu nariz y boca mientras duermes.

    La presión positiva en las vías respiratorias reduce el número de episodios respiratorios que ocurren mientras duermes y mejora tu calidad de vida.

    El tipo más común se llama presión positiva continua en las vías respiratorias o CPAP (SEE-pap). Con este tratamiento, la presión del aire respirado es continua, constante y de alguna manera mayor que la del aire del ambiente, lo que es suficiente para mantener abiertas las vías respiratorias superiores. Esta presión del aire previene la apnea obstructiva del sueño y los ronquidos.

    Aunque la presión positiva continua en las vías respiratorias es el método más consistente, exitoso y común para el tratamiento de la apnea obstructiva del sueño, algunas personas piensan que la máscara es muy complicada, incómoda o ruidosa. Sin embargo, las máquinas más recientes son más pequeñas y menos ruidosas que las anteriores.

    Incluso, con algo de práctica, la mayoría de las personas aprende a ajustar la máscara para obtener mayor comodidad y seguridad. Es posible que necesites probar diferentes tipos de máscara para encontrar la adecuada. Hay varias opciones disponibles, como máscaras nasales, almohadillas nasales o máscaras faciales.

    Si tienes dificultades particulares para tolerar la presión, algunas máquinas tienen funciones flexibles especiales para mejorar la comodidad. Te puedes beneficiar también del uso de un humidificador junto con el sistema CPAP.

    El CPAP se puede dar a una presión continua (fija) o variada (autoajustable). En la CPAP fija, la presión se mantiene constante. En la CPAP autoajustabe, los niveles de presión se ajustan si el dispositivo detecta una resistencia elevada de las vías respiratorias.

    La bipresión positiva en las vías respiratorias (BiPAP), otro tipo de presión positiva en las vías respiratorias, libera una cantidad predetrminada de presión cuando inhalas y una cantidad diferente de presión cuando exhalas.

    La CPAP se usa con mayor frecuencia debido a que ha sido bien estudiada para la apnea obstructiva del sueño y ha demostrado tratarla efectivamente. Sin embargo, para las personas que tienen dificultad para tolerar la CPAP fija, puede valer la pena probar la BiPAP o la CPAP autoajustable.

    No dejes de usar tu máquina de presión positiva si tienes problemas. Verifica con tu médico qué ajustes puedes hacer para mejorar su comodidad. Además, ponte en contacto con tu médico si sigues roncando a pesar del tratamiento, si empezaste a roncar otra vez o si tu peso cambia.

  • Boquilla (dispositivo bucal). Aunque la presión positiva en las vías respiratorias a menudo es un tratamiento efectivo, los aparatos burales son una alternativa para algunas personas con apnea obstructiva de leve a moderada. Estos dispositivos pueden reducir tu somnolencia y mejorar tu calidad de vida.

    Las boquillas están diseñadas para mantener abierta tu garganta. Algunas mantienen tus vías respiratorias abiertas al llevar tu mandíbula hacia adelante, lo que algunas veces, puede aliviar los ronquidos y la apnea obstructiva del sueño. Otros dispositivos mantienen tu lengua en una posición diferente.

    Si tú y tu médico deciden explorar esta opción, necesitarás consultar a un dentista con experiencia en aparatos dentales para la medicina del sueño para ajustar el tratamiento y darle seguimiento. Varios dispositivos están disponibles. Se necesita un seguimiento de cerca para asegurarse de que el tratamiento sea exitoso.

Cirugía u otros procedimientos

La cirugía se considera con frecuencia sólo si otros tratamientos no resultan efectivos o no han sido opciones adecuadas para ti. Las opciones quirúrgicas pueden incluir:

  • Extracción quirúrgica del tejido. La uvulopalatofaringoplastia (UPFP) es un procedimiento en el que el médico extirpa el tejido de la parte posterior de tu boca y la parte superior de tu garganta. Se pueden remover también tus amígdalas y adenoides. A menudo la UPFP se lleva a cabo comúnmente en un hospital y requiere anestesia general.

    Los médicos a veces extraen el tejido de la parte posterior de la garganta con un láser (uvulopalatoplastia asistida por láser) o con energía de radiofrecuencia (ablación por radiofrecuencia) para tratar los ronquidos. Estos procedimientos no tratan la apnea obstructiva del sueño, pero pueden reducir los ronquidos.

  • Estimulación de las vías respiratorias superiores. El uso de este nuevo dispositivo está aprobado para personas con apnea obstructiva del sueño de moderada a grave que no toleran la terapia de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP) o el sistema de bipresión positiva (BiPAP). Un pequeño generador de impulsos se implanta bajo la piel en la parte superior del pecho. El dispositivo detecta tus patrones de respiración y cuando es necesario, estimula el nervio que controla el movimiento de la lengua.

    Un estudio sobre el dispositivo encontró que produce una mejora importante en los síntomas de la apnea obstructiva del sueño y mejora la calidad de vida.

  • Cirujía de mandíbula. En este procedimiento, llamado avance maxilomandibular, las partes superior e inferior de tu mandíbula se mueven hacia adelante del resto de tus huesos faciales. Esto amplía el espacio detrás de la legua y del paladar blando, haciendo menos probable una obstrucción.
  • Abertura quirúrgica en el cuello. Es probable que necesites esta forma de cirugía si no sirvieron otros tratamientos y padeces apnea obstructiva del sueño grave potencialmente mortal.

    En este procedimiento, llamado traqueostomía, tu cirujano hace una abertura en tu cuello e inserta un tubo de metal o plástico a través del cual respiras. El aire entra y sale de tus pulmones sin pasar por el conducto bloqueado de aire en tu garganta.

  • Implantes. Este tratamiento mínimamente invasivo implica la colocación de tres barras diminutas de poliéster en el paladar blando. Estos insertos fortalecen y brindan soporte al tejido del paladar blando y evitan un colapso de las vías respiratorias superiores y los ronquidos. Este tratamiento se recomienda únicamente para las personas con apnea obstructiva del sueño leve.

Otros tipos de cirugía pueden ayudar a reducir los ronquidos y la apnea del sueño al despejar o extender los conductos de aire, incluyendo:

  • Cirugía nasal para remover pólipos o enderezar el tabique torcido entre tus orificios nasales (tabique desviado)
  • Cirugía para remover las amígdalas o las adenoides

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Estilo de vida y remedios caseros

En muchas ocasiones, el autocuidado puede ser la forma más adecuada para tratar la apnea obstructiva del sueño. Prueba estos consejos:

  • Bajar de peso. Si tienes sobrepeso u obesidad, incluso una ligera pérdida de peso puede ayudar a aliviar el estrechamiento de las vías respiratorias. Perder peso también puede mejorar tu salud y tu calidad de vida y reducir tu somnolencia durante el día.
  • Hacer ejercicio. El ejercicio, como los aeróbicos y los entrenamientos de fuerza, pueden ayudarte a mejorar tu trastorno. Intenta ejercitarte aproximadamente 150 minutos a la semana, y en general trata de hacerlo la mayoría de los días de la semana.
  • Evita el alcohol y los medicamentos como tranquilizantes y pastillas para dormir. El alcohol puede empeorar la apnea obstructiva del sueño y la somnolencia además de conducir al aumento de peso. Algunos medicamentos también pueden empeorar tu sueño.
  • Dormir de lado o boca abajo en lugar de boca arriba. Dormir boca arriba puede ocasionar que tu lengua y paladar blando se apoyen en la parte posterior de tu garganta y bloqueen tus vías respiratorias. Para evitar dormir boca arriba, intenta coser una pelota de tenis en la parte superior de la espalda de tu pijama.
  • Mantén tus fosas nasales abiertas mientras duermes. Si tienes congestión, usa un aerosol nasal de solución salina para ayudarte a mantener tus fosas nasales abiertas. Consulta a tu médico sobre el uso de descongestivos o antihistamínicos, ya que el uso de algunos medicamentos sólo puede recomendarse por corto plazo.

Prepárate para tu consulta

Si sospechas que tienes apnea obstructiva del sueño, probablemente verás primero a tu médico de cabecera. Sin embargo, tu médico puede canalizarte con un especialista del sueño.

Es buena idea estar bien preparado para tu consulta. Aquí tienes información para ayudarte a estar listo para tu consulta y qué debes esperar de tu médico.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier requisito antes de tu consulta. Cuando solicites tu consulta, pregunta si hay algo que necesites hacer con antelación, como llevar un diario de sueño. En un diario de sueño registras tus patrones de sueño — la hora de ir a dormir, el número de horas que dormiste, las veces que te despiertas en la noche y el tiempo que duras despierto — así como tu rutina diaria, las siestas y y cómo te sientes durante el día.
  • Escribe cualquier síntoma que tengas, incluso alguno que parezca no estar relacionado con la razón de tu consulta.
  • Escribe la información personal clave, incluyendo los problemas de salud nuevos o en curso, cualquier estrés importante o cambios de vida recientes.
  • Lleva una lista de todos los medicamentos, vitaminas o suplementos que estás tomando. Incluye cualquier cosa que estés tomando que te ayude a dormir.
  • Lleva a tu compañero de cama, si es posible. Tu médico puede querer hablar con tu compañero para saber más acerca de qué tanto y qué tan bien estás durmiendo. Si no puedes ir con tu compañero, pregúntale qué tan bien duermes y si roncas o no.
  • Escribe preguntas para hacerle a tu médico. Preparar una lista de preguntas te puede ayudar a aprovechar al máximo el tiempo con tu médico.

Para la apnea obstructiva del sueño, algunas de las preguntas básicas incluyen:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Es más probable que mi enfermedad sea temporal o duradera?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito? ¿Necesito ir a una clínica del sueño?
  • ¿Qué tratamientos están disponibles y cuáles me recomienda?
  • Tengo otras enfermedades. ¿Cómo puedo controlarlas mejor en conjunto?

No dudes en hacer otras preguntas que tengas durante tu consulta.

Qué esperar de tu médico

Una parte importante de la evaluación de la apnea obstructiva del sueño es un historial detallado, es decir, que el médico te realizará muchas preguntas. Éstas pueden incluir:

  • ¿Cuándo notaste por primera vez los síntomas?
  • ¿Tus síntomas vienen y van o siempre los tienes?
  • ¿Roncas? Si es así ¿tus ronquidos interrumpen el sueño de alguien más?
  • ¿Roncas en todas las posiciones para dormir o sólo cuando duermes boca arriba?
  • ¿Alguna vez has roncado, resoplado, jadeado o te has ahogado estando despierto?
  • ¿Alguna vez alguien vio que dejaras de respirar mientras dormías??
  • ¿Qué tan descansado te sientes cuando despiertas? ¿Estás cansado durante el día?
  • ¿Experimentas dolor de cabeza o boca seca al despertar?
  • ¿Dormitas o tienes problemas para permanecer despierto mientras estás sentado o manejas?
  • ¿Tomas siestas durante el día?
  • ¿Tienes algún familiar con problemas del sueño?

Qué puedes hacer mientras tanto

  • Intenta dormir de lado. La mayoría de las formas de apnea obstructiva del sueño son más leves cuando duermes de lado.
  • Evita beber alcohol cerca de la hora de dormir. El alcohol empeora la apnea obstructiva del sueño.
  • Si estás somnoliento, evita manejar. Si tienes apnea obstructiva del sueño puedes sentirte anormalmente somnoliento, lo cual puede ponerte en un mayor riesgo de involucrarte en un accidente de automóvil. Para estar seguro, programa tiempos de descanso. A veces, un amigo cercano o familiar puede decirte que pareces más cansado de lo que te sientes. Si esto es cierto, trata de evitar manejar.

Apnea obstructiva del sueño care at Mayo Clinic

Aug. 02, 2017
References
  1. Longo DL, et al., eds. Sleep apnea (Apnea del sueño). En: Harrison’s Principles of Internal Medicine (Principios de Medicina Interna de Harrison). 19.ª ed. Nueva York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2015. http://accessmedicine.com. Último acceso: 22 de marzo de 2016.
  2. What is sleep apnea? (¿Qué es la apnea del sueño?). Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (National Heart, Lung, and Blood Institute). http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/sleepapnea. Último acceso: 26 de marzo de 2016.
  3. Amardottir ES, et al. Nocturnal sweating — A common symptom of obstructive sleep apnoea: The Icelandic sleep apnoea cohort (Sudoración nocturna. Un síntoma frecuente de la apnea obstructiva del sueño: la cohorte de pacientes islandeses con apnea del sueño). BMJ Open 2013;3:1.
  4. Strohl KP. Overview of obstructive sleep apnea in adults (Descripción general de la apnea obstructiva del sueño en adultos). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 4 de marzo de 2016.
  5. Teodorescu M, et al. Association between asthma and risk of developing obstructive sleep apnea (Relación entre el asma y el riesgo de padecer apnea obstructiva del sueño). JAMA. 2015;313:156.
  6. Mehra R. Obstructive sleep apnea and cardiovascular disease (Apnea obstructiva del sueño y enfermedad cardiovascular). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 4 de marzo de 2016.
  7. Hashim SP, et al. Prevalence of glaucoma in patients with moderate to severe obstructive sleep apnea: Ocular morbidity and outcomes in a 3 year follow-up study. (Prevalencia del glaucoma en pacientes con apnea obstructiva del sueño de moderada a grave: morbilidad ocular y resultados en un estudio de seguimiento de 3 años). Eye (El ojo). 2014;28:1304.
  8. Bilgin G. Normal-tension glaucoma and obstructive sleep apnea syndrome: A prospective study (Glaucoma de tensión normal y síndrome de apnea obstructiva del sueño: un estudio prospectivo). BMC Ophthalmology (Revista de Oftalmología de BMC). 2014;14:27.
  9. Kryger MH. Management of obstructive sleep apnea in adults (El control de la apnea obstructiva del sueño en adultos). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 4 de marzo de 2016.
  10. Inspire upper airway stimulation (Estimulación de las vías respiratorias superiores). Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration). http://www.fda.gov/MedicalDevices/ProductsandMedicalProcedures/DeviceApprovalsandClearances/Recently-ApprovedDevices/ucm398321.htm. Último acceso: 26 de marzo de 2016.
  11. Strollo PJ, et al. Upper-airway stimulation for obstructive sleep apnea (Estimulación de las vías respiratorias superiores para la apnea obstructiva del sueño). New England Journal of Medicine (Revista de Medicina de Nueva Inglaterra). 2014;370:139.
  12. Lalwani AK, et al., eds. Sleep disorders (Trastornos del sueño). En: Current Diagnosis & Treatment in Otolaryngology — Head & Neck Surgery (Diagnóstico y tratamiento actuales en otorrinolaringología: cirugía de cabeza y cuello). 3.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2012. http://accessmedicine.com. Último acceso: 27 de marzo de 2016.
  13. 2008 Physical Activity Guidelines for Americans (Guía de actividad física para americanos 2008). Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (U.S. Department of Health and Human Services). http://www.health.gov/PAGUIDELINES/guidelines/default.aspx. Último acceso: 26 de marzo de 2016.
  14. Riggs EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. 2 de febrero de 2016.
  15. Find a sleep facility near you (Encuentra un centro del sueño cerca de tu hogar). American Academy of Sleep Medicine (Academia Estadounidense de Medicina del Sueño). http://www.sleepeducation.org/find-a-facility. Último acceso: 26 de marzo de 2016.