Panorama general

La rinitis no alérgica implica estornudos crónicos o una nariz congestionada y que gotea sin causa aparente. Los síntomas de la rinitis no alérgica son similares a los de la fiebre del heno (rinitis alérgica), pero sin los signos habituales de una reacción alérgica.

La rinitis no alérgica puede afectar a niños y adultos. Pero es más comunes después de los 20 años. Los desencadenantes de los síntomas de rinitis no alérgica varían y pueden incluir ciertos olores e irritantes en el aire, cambios en el tiempo, ciertos medicamentos, determinadas comidas y afecciones médicas crónicas.

El diagnóstico de rinitis no alérgica se realiza después de descartar una causa alérgica. Para ello, se pueden necesitar análisis de sangre o pruebas cutáneas para alergias.

Síntomas

Si tienes rinitis no alérgica, es probable que tengas síntomas que van y vienen todo el año. Los signos y síntomas de la rinitis no alérgica pueden incluir:

  • Congestión nasal o goteo de la nariz
  • Estornudos
  • Mucosidad en la garganta
  • Tos

Generalmente, la rinitis no alérgica no causa picazón en la nariz, los ojos o la garganta, síntomas asociados con alergias como la fiebre del heno.

Cuándo consultar con el médico

Consulta al médico en los siguientes casos:

  • Sus síntomas son graves.
  • Tiene signos y síntomas que no disminuyen con los medicamentos de venta libre o con el cuidado personal.
  • Tiene efectos secundarios molestos debido a los medicamentos de venta libre o medicamentos con receta para la rinitis.

Causas

Se desconoce la causa exacta de la rinitis no alérgica.

Los expertos sí saben que se presenta cuando los vasos sanguíneos en la nariz se expanden y llenan el tejido nasal de sangre y líquido. Hay muchas causas posibles, incluidas las terminaciones nerviosas de la nariz que responden demasiado, similar a la forma en que reaccionan los pulmones en el asma.

Cualquiera que sea el desencadenante, el resultado es el mismo: membranas nasales hinchadas, congestión o moco excesivo.

Hay muchos factores desencadenantes de la rinitis no alérgica, que incluyen:

  • Irritantes ambientales u ocupacionales. El polvo, la contaminación, el humo de segunda mano, o los olores fuertes, como perfumes, pueden desencadenar la rinitis no alérgica. Los gases químicos, como aquellos a los que podría estar expuesto en determinadas ocupaciones, también pueden ser los culpables.
  • Cambios climáticos. Los cambios de temperatura o humedad pueden hacer que las membranas del interior de la nariz se hinchen y provoquen goteo de la nariz o congestión nasal.
  • Infecciones. Infecciones virales como un resfriado o influenza comúnmente causan la rinitis no alérgica.
  • Alimentos y bebidas. La rinitis no alérgica puede ocurrir cuando come, especialmente cuando come alimentos calientes o picantes. Tomar bebidas alcohólicas también puede hacer que se inflamen las membranas internas de la nariz, lo que lleva a la congestión nasal.
  • Ciertos medicamentos. Los medicamentos que pueden causar la rinitis no alérgica incluyen la aspirina, el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) y los medicamentos para la hipertensión arterial, como los betabloqueadores.

    En algunas personas, la rinitis no alérgica también puede ser desencadenada por sedantes, antidepresivos, anticonceptivos orales o medicamentos usados para el tratamiento de la disfunción eréctil. El uso excesivo de los atomizadores nasales descongestionantes puede causar un tipo de rinitis no alérgica conocida como rinitis medicamentosa.

  • Cambios hormonales. Los cambios hormonales debidos al embarazo, a la menstruación, a tomar anticonceptivos orales o a otros trastornos hormonales como el hipotiroidismo pueden causar rinitis no alérgica.
  • Dormir boca arriba, apnea del sueño y reflujo de ácido. Acostarse boca arriba por la noche mientras duerme puede causar rinitis no alérgica, al igual que la apnea obstructiva del sueño o el reflujo de ácido.

Factores de riesgo

Dentro de los factores que pueden aumentar el riesgo de sufrir rinitis no alérgica se encuentran los siguientes:

  • Exposición a irritantes. Si está expuesto a irritantes como el smog, los gases de escape o el humo del tabaco, puedes tener un mayor riesgo de tener rinitis no alérgica.
  • Tener más de 20 años. A diferencia de la rinitis alérgica, que generalmente ocurre antes de los 20 años, la rinitis no alérgica ocurre después de los 20 años en la mayoría de las personas.
  • Uso prolongado de gotas o atomizadores nasales descongestionantes. El uso de gotas o atomizadores nasales descongestionantes de venta libre (Afrin, Dristan, otros) durante más de unos pocos días en realidad puede causar una congestión nasal más grave cuando desaparece el efecto del descongestionante; esto a menudo se denomina congestión de rebote.
  • Sexo femenino. Debido a los cambios hormonales, la congestión nasal suele empeorar durante la menstruación y el embarazo.
  • Exposición laboral a la emisión de gases. En algunos casos, la rinitis no alérgica se desencadena por la exposición a un irritante transmitido por el aire en el lugar de trabajo (rinitis ocupacional). Algunos de los desencadenantes frecuentes son los materiales de construcción, los solventes u otras sustancias químicas y los gases provenientes de material orgánico en descomposición, como el compost.
  • Ciertos problemas de salud. Varias enfermedades crónicas pueden causar o empeorar la rinitis no alérgica, como el hipotiroidismo, el síndrome de fatiga crónica y la diabetes.

Complicaciones

La rinitis no alérgica puede estar relacionada con:

  • Pólipos nasales. Estos son unos bultos blandos, no cancerosos (benignos) que se forman en la membrana interior de la nariz o los senos paranasales debido a una inflamación crónica. Es poco probable que los pólipos pequeños causen problemas. Sin embargo, los pólipos más grandes pueden obstruir el flujo de aire a través de la nariz y dificultar la respiración.
  • Sinusitis. La congestión nasal prolongada debido a la rinitis no alérgica puede aumentar las posibilidades de presentar una infección o inflamación de la membrana que recubre los senos paranasales (sinusitis).
  • Interrupción de las actividades diarias. La rinitis no alérgica puede ser perjudicial. Puede que seas menos productivo en el trabajo o en la escuela. También es posible que debas tomarte un tiempo libre debido a los brotes de síntomas o las visitas al médico.

Prevención

Si ya tiene rinitis no alérgica, puedes tomar medidas para reducir los síntomas y prevenir los brotes:

  • Evita los factores desencadenantes. Si puedes identificar lo que provoca o empeora tus síntomas, evitar los factores desencadenantes puede ayudar mucho.
  • No abuse de los descongestionantes nasales. El uso de estos medicamentos durante más de algunos días a la vez puede empeorar tus síntomas.
  • Recibe tratamiento eficaz. Si el tratamiento no funciona, consulte al médico. Tu médico puede hacer cambios que permitan prevenir o reducir los síntomas.

July 29, 2021
  1. Lieberman PL. Chronic nonallergic rhinitis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Dec. 17, 2020.
  2. AskMayoExpert. Nonallergic rhinitis. Mayo Clinic; 2020.
  3. Nonallergic rhinitis. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/ear,-nose,-and-throat-disorders/nose-and-paranasal-sinus-disorders/nonallergic-rhinitis#. Accessed Dec. 17, 2020.
  4. Nonallergic rhinitis (vasomotor rhinitis) definition. American Academy of Allergy, Asthma & Immunology. https://www.aaaai.org/conditions-and-treatments/conditions-dictionary/nonallergic-rhinitis-vasomotor. Accessed Dec. 19, 2020.
  5. Crisci CD, et al. A precision medicine approach to rhinitis evaluation and management. Current Treatment Options in Allergy. 2020; doi:10.1007/s40521-020-00243-1.
  6. Sur DKC, et al. Chronic nonallergic rhinitis. American Family Physician. 2018;98:171. https://www.aafp.org/afp/2018/0801/p171.html. Accessed Dec. 19, 2020.