Diagnóstico

Por lo general, el médico diagnostica alergia al níquel según la apariencia de tu piel y la exposición reciente a artículos que podrían contener níquel.

Sin embargo, si la causa de la erupción no está clara, el médico puede recomendar una prueba con parches (prueba de hipersensibilidad al contacto para determinar si hay alergia). Para realizar esta prueba, es posible que el médico te remita a un especialista en alergias (alergólogo) o a un especialista en piel (dermatólogo).

Prueba con parches

Durante una prueba con parches, se aplican en la piel cantidades muy pequeñas de posibles alérgenos (como el níquel) y se los tapa con parches pequeños. Esos parches se dejan sobre la piel durante dos días hasta que el médico los retira. Si eres alérgico al níquel, al momento de retirar el parche del níquel o unos días después, la piel debajo de ese parche se inflamará.

Debido a las bajas concentraciones de alérgenos que se usan, las pruebas con parches son seguras incluso para personas con alergias graves.

Tratamiento

El primer paso para tratar la alergia al níquel es evitar el contacto con este metal. No hay una cura para la alergia al níquel. Una vez que desarrollas sensibilidad al níquel, cada vez que tengas contacto con el metal tendrás una erupción cutánea (dermatitis de contacto).

Medicamentos

El médico puede recetarte uno de los siguientes medicamentos para reducir la irritación y mejorar el estado de una erupción por reacción alérgica al níquel:

  • Crema con corticoides, como el clobetasol (Clobex, Cormax, otros) y el dipropionato de betametasona (Diprolene). El uso prolongado de estos medicamentos puede ocasionar una disminución en el grosor de la piel.
  • Cremas no esteroideas, como el tacrolimus (Protopic). El efecto secundario más frecuente es escozor temporal en el lugar de aplicación.
  • Corticoides orales, como la prednisona, si la reacción es grave o la erupción afecta una zona grande. Estos medicamentos pueden causar muchos efectos secundarios; entre ellos, aumento de peso, cambios del estado de ánimo y aumento de la presión arterial.
  • Antihistamínicos orales, para aliviar la picazón. Sin embargo, estos pueden no ser muy eficaces para la picazón en la piel.

Fototerapia

Este tratamiento consiste en exponer la piel a cantidades controladas de luz ultravioleta artificial. Generalmente, está indicado para las personas que no mejoran con esteroides orales o tópicos. La fototerapia puede tardar meses en hacer efecto en una reacción alérgica al níquel.

Estilo de vida y remedios caseros

Puedes utilizar alguno de los siguientes tratamientos en tu hogar para tratar la dermatitis de contacto por la alergia al níquel. Si estos tratamientos no ayudan o la erupción empeora, consulta con tu médico. Los remedios caseros comprenden:

  • Usar lociones calmantes, como loción de calamina, que pueden aliviar la picazón.
  • Humectar de forma regular. Tu piel tiene una barrera natural que se ve afectada cuando reacciona al níquel y otros alérgenos. El uso de cremas emolientes, como vaselina o aceite mineral, puede reducir la necesidad de corticoesteroides tópicos.
  • Aplicar compresas húmedas, que pueden ayudar a secar las ampollas y a aliviar la picazón. Sumerge un paño limpio en agua del grifo o en solución de Burow, un medicamento de venta libre que contiene acetato de aluminio.

Evita ciertos ungüentos de venta libre, como cremas antibióticas, que pueden contener ingredientes (particularmente neomicina) que podrían empeorar la reacción alérgica.

Preparación para la consulta

Es probable que primero veas al médico de familia si tienes una erupción que produce picazón que pueda estar relacionada con la alergia al níquel. Prepararte para la consulta puede ayudarte a aprovechar al máximo el tiempo con el médico.

Qué puedes hacer

  • Anota una descripción de los síntomas: cuándo aparecieron por primera vez y si ocurren siguiendo un patrón.
  • Haz una lista de todos los medicamentos que tomas, incluso las vitaminas y los suplementos dietéticos.
  • Prepara una lista de preguntas.

Las preguntas que podrías querer hacerle al médico son las siguientes:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mi sarpullido?
  • ¿Cuál podría ser otra causa?
  • ¿Hay alguna prueba que pueda confirmar la alergia al níquel? ¿Necesito prepararme para esta prueba?
  • ¿Cuáles son los tratamientos disponibles para la alergia al níquel? ¿Y cuál me recomiendas?
  • ¿Qué efectos secundarios puedo esperar de estos tratamientos?
  • ¿Puedo consumir medicamentos de venta libre para tratar la afección?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Los síntomas han cambiado con el tiempo?
  • ¿Qué tratamientos caseros has probado?
  • ¿Qué efecto tuvieron esos tratamientos?
  • ¿Existe algo que, al parecer, empeore los síntomas?
Oct. 26, 2021
  1. Tramontana M, et al. Nickel allergy: Epidemiology, pathomechanism, clinical patterns, treatment and prevention programs. Endocrine, Metabolic and Immune Disorders — Drug Targets. 2020; doi:10.2174/1871530320666200128141900.
  2. Nickel allergy. American Osteopathic College of Dermatology. https://www.aocd.org/page/NickelAllergy. Accessed April 30, 2021.
  3. Nickel allergy: How to avoid exposure and reduce symptoms. American Academy of Dermatology. https://www.aad.org/public/diseases/eczema/insider/nickel-allergy. Accessed April 30, 2021.
  4. Burks AW, et al. Contact dermatitis. In: Middleton's Allergy: Principles and Practice. 9th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 30, 2021.
  5. Ahlstrom MG, et al. Nickel allergy and allergic contact dermatitis: A clinical review of immunology, epidemiology, exposure, and treatment. Contact Dermatitis. 2019; doi:10.1111/cod.13327.