Diagnóstico

Estas son algunas de las pruebas y los procedimientos que se usan para diagnosticar el síndrome nefrótico:

  • Análisis de orina. Un análisis de orina puede revelar anomalías en la orina, como grandes cantidades de proteínas. Se te puede pedir que recojas muestras de orina durante 24 horas.
  • Análisis de sangre. Un análisis de sangre puede mostrar niveles bajos de la proteína albúmina y a menudo niveles disminuidos de la proteína sanguínea en general. Por lo general, la pérdida de albúmina se asocia con un aumento del colesterol en sangre y de triglicéridos en sangre. También se pueden medir los niveles de nitrógeno de creatinina y urea en la sangre para evaluar la función renal en general.
  • Biopsia de riñón. El médico podría recomendar la extracción de una pequeña muestra de tejido renal para análisis. Durante una biopsia de riñón, se inserta una aguja a través de la piel y en el riñón. Se extrae una muestra de tejido renal y se envía a un laboratorio para que la analicen.

Tratamiento

El tratamiento del síndrome nefrótico comprende tratar cualquier afección médica que pueda causarlo. El médico también puede recomendarte medicamentos y cambios en tu alimentación que te ayuden a controlar los signos y síntomas, o tratar complicaciones del síndrome nefrótico.

Estos son algunos de los medicamentos:

  • Medicamentos para la presión arterial. Los medicamentos denominados inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina reducen la presión arterial y también la cantidad de proteína liberada en la orina. Los medicamentos de esta categoría incluyen el lisinopril (Prinvil, Qbrelis, Zestril), benazepril (Lotensin), captopril y enalapril (Vasotec).

    Otro grupo de medicamentos que funciona de forma similar se denomina antagonistas de los receptores de la angiotensina II (ARA) y comprende losartán (Cozaar) y valsartán (Diovan). También pueden utilizarse otros medicamentos, como los inhibidores de la renina, aunque por lo general se utilizan primero los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina y ARA.

  • Diuréticos Ayudan a controlar la hinchazón ya que aumentan la salida de líquidos de los riñones. Los medicamentos diuréticos comprenden la furosemida (Lasix). Otros incluyen la espironolactona (Aldactone, Carospir) y las tiazidas, como la hidroclorotiazida o la metolazona (Zaroxolyn).
  • Medicamentos para reducir el colesterol. Las estatinas ayudan a reducir los niveles de colesterol. Sin embargo, no está claro si los medicamentos para reducir el colesterol pueden mejorar los resultados de las personas con síndrome nefrótico, como evitar los ataques cardiacos o disminuir el riesgo de muerte prematura.

    Las estatinas incluyen atorvastatina (Lipitor), fluvastatina (Lescol XL), lovastatina (Altoprev), pravastatina (Pravachol), rosuvastatina (Crestor, Ezallor) y simvastatina (Zocor).

  • Anticoagulantes. Estos se pueden recetar para disminuir la capacidad de coagulación de la sangre, especialmente si has tenido un coágulo sanguíneo. Entre los anticoagulantes figuran la heparina, la warfarina (Coumadin, Jantoven), el dabigatrán (Pradaxa), el apixabán (Eliquis) y el rivaroxabán (Xarelto).
  • Medicamentos supresores del sistema inmunitario. Los medicamentos para controlar el sistema inmunitario, como los corticosteroides, pueden disminuir la inflamación que acompaña a algunas de las afecciones que pueden causar el síndrome nefrótico. Los medicamentos incluyen rituximab (Rituxan), ciclosporina y ciclofosfamida.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Estilo de vida y remedios caseros

Los cambios en la dieta pueden ayudar con el síndrome nefrótico. Tu médico podría remitirte a un dietista, que te recomendaría lo siguiente:

  • Elije fuentes magras de proteínas. La proteína vegetal es útil en la enfermedad renal.
  • Reduce la cantidad de grasa y colesterol en tu dieta, lo que ayudará a controlar los niveles de colesterol en sangre.
  • Come una dieta baja en sal para ayudar a controlar la hinchazón.
  • Reduce la cantidad de líquido en tu dieta.

Preparación para la consulta

Empieza por ver a tu médico de cabecera. Si tu médico sospecha que tú o tu hijo tienen un problema de riñón, como el síndrome nefrótico, es posible que te remita a un médico especializado en los riñones (nefrólogo).

A continuación, se presenta información que te ayudará a prepararte para la cita.

Qué puedes hacer

Cuando hagas la cita, pregunta si hay algo que debas hacer por adelantado, como restringir tu dieta. Lleva a un familiar o amigo, si es posible, para que te ayude a recordar la información que recibirás.

Prepara una lista de lo siguiente:

  • Tus síntomas o los de tu hijo, y cuándo comenzaron
  • Información personal esencial, como episodios de estrés importantes o cambios recientes en tu vida
  • Todos los medicamentos, vitaminas u otros suplementos que tú o tu hijo toman, incluidas las dosis
  • Preguntas para hacerle al médico

En el caso del síndrome nefrótico, algunas preguntas que se deben hacer incluyen:

  • ¿Cuál es la causa más probable del síndrome nefrótico mío o de mi hijo?
  • ¿Qué pruebas necesitamos mi hijo o yo?
  • ¿Es probable que esta afección sea temporal?
  • ¿Cuáles son las opciones de tratamiento? ¿Y cuál recomienda?
  • ¿Hay cambios que pueda hacer en mi dieta o en la de mi hijo? ¿Podría ayudar el consultar a un dietista?
  • ¿Cómo puedo controlar mejor esta afección con las otras afecciones médicas mías o de mi hijo?
  • ¿Tiene folletos u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga preguntas como las siguientes:

  • ¿Los síntomas aparecen y desaparecen, o los tienes todo el tiempo?
  • ¿Cuán graves son los síntomas?
  • ¿Hay algo que parezca mejorar los síntomas?
  • ¿Algo parece empeorar los síntomas?
May 05, 2020
  1. Ferri FF. Nephrotic syndrome. In: Ferri's Clinical Advisor 2020. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Nov. 22, 2019.
  2. Nephrotic syndrome in adults. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/kidney-disease/nephrotic-syndrome-adults. Accessed Nov. 22, 2019.
  3. Kelepouris E, et al. Overview of heavy proteinuria and the nephrotic syndrome. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Nov. 24, 2019.
  4. A to Z health guide: Nephrotic syndrome. National Kidney Foundation. https://www.kidney.org/atoz/content/nephrotic. Accessed Nov. 22, 2019.
  5. Childhood nephrotic syndrome. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/kidney-disease/children/childhood-nephrotic-syndrome. Accessed Nov. 22, 2019.