Descripción general

Una distensión muscular es una lesión producida en un músculo o un tendón, el tejido fibroso que conecta los músculos con los huesos. Es posible que las lesiones menores solo estiren un músculo o tendón por demás, mientras que las lesiones más graves pueden implicar desgarros parciales o completos en estos tejidos.

Las torceduras, a veces conocidas como distensiones musculares, suelen aparecer en la espalda lumbar y en los músculos de la parte posterior del muslo (músculos isquiotibiales).

La diferencia entre una torcedura y un esguince es que la torcedura implica una lesión en un músculo o en la banda de tejido que une un músculo a un hueso, mientras que un esguince lesiona las bandas de tejido que conectan dos huesos.

El tratamiento inicial consiste en reposo, hielo, compresión y elevación. Las torceduras leves pueden tratarse exitosamente en el hogar. Las torceduras graves a veces requieren reparación quirúrgica.

Síntomas

Los signos y síntomas variarán según la gravedad de la lesión y pueden ser los siguientes:

  • Dolor o sensibilidad
  • Enrojecimiento o hematomas
  • Movilidad reducida
  • Espasmos musculares
  • Hinchazón
  • Debilidad muscular

Cuándo debes consultar a un médico

Las distensiones leves pueden tratarse en el hogar. Consulta al médico si los síntomas empeoran a pesar del tratamiento, especialmente si el dolor se vuelve intolerable o si experimentas entumecimiento u hormigueo.

Causas

Las distensiones agudas pueden deberse a un evento, como por ejemplo levantar algo pesado haciendo un mal movimiento. Las torsiones musculares crónicas pueden deberse a lesiones repetidas que se producen cuando tensionas un músculo por hacer el mismo movimiento una y otra vez.

Factores de riesgo

La participación en deportes de contacto, como fútbol, fútbol americano, hockey, boxeo y lucha libre, puede aumentar el riesgo de torsión muscular.

Ciertas partes del cuerpo son más propensas a las distensiones durante la participación en ciertos deportes. Por ejemplo:

  • Piernas y tobillos. Los deportes que cuentan con inicios rápidos y saltos, como vallas y baloncesto, pueden ser particularmente intensos para el tendón de Aquiles (en el tobillo).
  • Manos. Los deportes de agarre, como gimnasia o golf, pueden aumentar el riesgo de distensión muscular en las manos.
  • Codos. Las distensiones de codo a menudo se producen por deportes de lanzamiento y con raqueta.

Prevención

Los ejercicios regulares de estiramiento y fortalecimiento durante la actividad deportiva, física o laboral, como parte de un programa de acondicionamiento físico general, pueden ayudar a minimizar el riesgo de que tengas lesiones musculares. Trata de estar en forma para practicar tu deporte; no lo practiques para ponerte en forma. Si tienes un trabajo físicamente exigente, el condicionamiento regular puede ayudarte a prevenir lesiones.

Sept. 01, 2020
  1. Sprains and strains. National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases. https://www.niams.nih.gov/health-topics/sprains-and-strains/advanced. Accessed April 27, 2018.
  2. Walls RM, et al., eds. General principles of orthopedic injuries. In: Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 27, 2018.
  3. Safran MR, et al. Strain. In: Instructions for Sports Medicine Patients. 2nd ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier Saunders; 2012. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 27, 2018.
  4. Sprains, strains and other soft-tissue injuries. American Academy of Orthopaedic Surgeons. https://orthoinfo.aaos.org/en/diseases--conditions/sprains-strains-and-other-soft-tissue-injuries. Accessed April 27, 2018.

Relacionado

Procedimientos asociados