Modo de vida y remedios caseros

Escrito por personal de Mayo Clinic

Si tú o tu hijo tienen paperas, los mejores tratamientos son el tiempo y el descanso. Es poco lo que puede hacer el médico para acelerar la recuperación. Pero puedes tomar algunas medidas para aliviar el dolor y el malestar y evitar que otros se infecten.

  • Descansa en la cama hasta que desaparezca la fiebre.
  • Aíslate o aísla a tu hijo para prevenir que se propague la enfermedad a otras personas. Una persona con paperas puede ser contagiosa hasta una semana después del comienzo de los signos y síntomas.
  • Toma analgésicos de venta libre, tales como paracetamol (Tylenol u otros), o un medicamento antiinflamatorio no esteroide, como ibuprofeno (Advil, Motrin IB u otros), para aliviar los síntomas. Los adultos también podrían usar aspirina.

    Ten cuidado cuando les des aspirinas a los niños o a los adolescentes. Los niños y adolescentes que se recuperan de síntomas parecidos a los de la influenza nunca deben tomar aspirina. Esto es porque la aspirina ha sido asociada al síndrome de Reye, una enfermedad poco frecuente, que puede poner en riesgo la vida de esos niños.

  • Usa una compresa fría o tibia para aliviar el dolor en las glándulas hinchadas.
  • Ponte un suspensorio deportivo y usa compresas frías para aliviar el dolor en los testículos sensibles.
  • Evita los alimentos que requieren mucha masticación. En su lugar, prueba con sopas a base de caldos o comidas suaves, tales como puré de papas o avena cocida, para alimentarte.
  • Evita los alimentos agrios, tales como las frutas o los jugos cítricos, que estimulan la producción de saliva.
  • Bebe mucho líquido.

Si tu hijo tiene paperas, observa si hay complicaciones. Llama al médico si tu hijo tiene lo siguiente:

  • Fiebre de 103 °F (39 °C) o superior
  • Problemas al comer o beber
  • Confusión o desorientación
  • Dolor abdominal
  • En los varones, dolor e hinchazón de los testículos
Aug. 12, 2015