Descripción general

La morfea es un trastorno cutáneo poco común que provoca la aparición de manchas decoloradas e indoloras en la piel.

Generalmente, los cambios en la piel aparecen en el abdomen, el tórax o la espalda. Pero también podrían aparecer en el rostro, los brazos o las piernas. Con el tiempo, las manchas pueden volverse duras, secas y suaves. La morfea suele afectar solo las capas más externas de la piel. Pero, algunas variedades del trastorno también afectan los tejidos más profundos y pueden restringir el movimiento en las articulaciones.

La morfea generalmente desparece por sí sola con el tiempo, aunque las recurrencias son frecuentes. Mientras tanto, existen medicamentos y terapias disponibles para ayudar a tratar la decoloración de la piel y otros efectos.

Síntomas

Los signos y los síntomas de la morfea varían, según el tipo y la etapa del trastorno. Por ejemplo:

  • Manchas ovaladas de color rojizo o morado en la piel, con frecuencia en el abdomen, el pecho o la espalda
  • Manchas que gradualmente adquieren un color más claro o blancuzco en el centro
  • Manchas lineales, especialmente en los brazos o las piernas
  • Un cambio gradual en la piel afectada, que adquiere un aspecto endurecido, grueso, seco y brillante
  • Caída del cabello y pérdida de las glándulas sudoríparas en la zona afectada con el paso del tiempo

La morfea generalmente afecta solo la piel y los tejidos internos, pero a veces también involucra los huesos. El trastorno suele durar varios años y luego desaparece por sí solo. Puede dejar cicatrices o áreas de piel oscurecida o decolorada.

Cuándo debes consultar con un médico

Consulta con tu médico si observas parches rojizos de piel endurecida y engrosada. El diagnóstico y el tratamiento temprano pueden retrasar el desarrollo de nuevos parches y le permiten al médico identificar y tratar complicaciones antes de que empeoren.

Causas

La causa de la morfea es desconocida. Algunos expertos creen que se produce a causa de una infección, pero no se ha probado esa teoría. La enfermedad no es contagiosa.

Factores de riesgo

Existen ciertos factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar morfea, como los siguientes:

  • Sexo femenino. Las mujeres son más propensas a padecer morfea que los hombres.
  • La edad. La enfermedad puede afectar a personas de cualquier edad. Suele manifestarse entre los 2 y 14 años o alrededor de los 40 años.

Complicaciones

La morfea puede causar una serie de complicaciones, entre ellas las siguientes:

  • Problemas de autoestima. La morfea puede tener un efecto negativo en la autoestima y la imagen corporal, especialmente si aparecen parches descoloridos de piel en los brazos, las piernas o el rostro.
  • Problemas de movimiento. La morfea que afecta los brazos y las piernas puede deteriorar la movilidad de las articulaciones.
  • Áreas generalizadas de piel endurecida y descolorida. Varios parches nuevos de piel dura y descolorida pueden parecer unirse, una enfermedad que se conoce como morfea generalizada.
  • Daño ocular. Los niños con morfea de cabeza y cuello pueden experimentar daños oculares imperceptibles, pero permanentes.

Jan. 15, 2019
References
  1. AskMayoExpert. Morphea. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
  2. Goldsmith LA, et al., eds. Morphea. In: Fitzpatrick's Dermatology in General Medicine. 8th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2012. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed July 30, 2015.
  3. Ravelli NF, et al. Interventions for morphea. Cochrane Database of Systematic Reviews. http://www.thecochranelibrary.com. Accessed July 12, 2018.
  4. Valančienė G, et al. Pathogenesis and treatment modalities of localized scleroderma. Medicina (Kaunas). 2010;46:649.