Cómo prepararse antes de su cita

Escrito por personal de Mayo Clinic

Es probable que comiences por consultar con tu médico de cabecera, un médico general o el pediatra de tu hijo. Sin embargo, es posible que te deriven a un médico especialista en trastornos alérgicos (alergólogo-inmunólogo).

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta y a saber qué esperar del médico.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier restricción previa a la consulta. Cuando programes la consulta, pregunta si hay algo que debas hacer con antelación. Por ejemplo, si vas a hacerte un análisis de alergia, tu médico te indicará que tú o tu hijo dejen de tomar medicamentos antihistamínicos durante un período de tiempo determinado antes del análisis.
  • Toma nota de cualquier síntoma que tú o tu hijo hayan tenido, incluso los que parezcan no tener relación con la alergia a la leche.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, vitaminas y suplementos que tú o tu hijo están tomando.
  • Escribe preguntas para hacerle al médico.

Preparar una lista de preguntas puede ayudarte a aprovechar al máximo el tiempo con el médico. En el caso de la alergia a la leche, algunas preguntas básicas para hacerle a tu médico son:

  • ¿Crees que sea alergia a la leche o intolerancia a la lactosa?
  • ¿Existen pruebas para diagnosticar la alergia a la leche? ¿Estas pruebas requieren alguna preparación?
  • ¿Es posible superar esta alergia?
  • ¿Hay tratamientos?
  • ¿Es necesario evitar la leche y los productos lácteos?
  • ¿Qué alimentos es probable que contengan productos lácteos?
  • ¿Es necesario mantenerse alejado de personas que estén tomando leche?
  • ¿Qué debo informar a las personas de la escuela de mi hijo sobre esta alergia?
  • ¿Cómo puede controlarse mejor la alergia a la leche con otras enfermedades?
  • ¿Hay algún folleto u otros materiales impresos que pueda llevarme? ¿Qué sitios web recomiendas?
  • ¿Debo llevar un estuche de epinefrina en todo momento?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, como las siguientes:

  • ¿Cuándo fue que tú o tu hijo tuvieron una reacción a la leche por primera vez?
  • ¿Puedes describir la reacción?
  • ¿Esto sucede cada vez que tú o tu hijo toman leche o comen algo elaborado con leche?
  • ¿Cuánto tiempo después de consumir leche o productos lácteos empiezan los síntomas?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Hay algo que, al parecer, mejora los síntomas, como medicamentos para la alergia o evitar la leche?
  • ¿Hay algo que, al parecer, empeora los síntomas?
  • ¿Tú o tu hijo han probado alguno de los productos para personas con intolerancia a la lactosa? Si fue así, ¿sirvieron de ayuda?
  • ¿Hay otra persona en tu familia que sea alérgica a la leche?

Qué puedes hacer mientras tanto

Si tienes síntomas leves de alergia a la leche por comer algo que contenía leche, tomar un medicamento antihistamínico puede aliviar tu malestar. Presta atención a síntomas más graves que podrían requerir atención médica. Si tú o tu hijo tienen síntomas de anafilaxia, busca atención médica de emergencia.

Aug. 07, 2014