Descripción general

Existen cuatro especies principales de bacterias que causan la enfermedad de Lyme. La borrelia burgdorferi y la borrelia mayonii causan la enfermedad de Lyme en Estados Unidos, mientras que la Borrelia afzelii y la borrelia garinii son las principales causas en Europa y Asia. La enfermedad transmitida por garrapatas más común en estas regiones, la enfermedad de Lyme se transmite a través de la mordedura de una garrapata de patas negras, conocida como la garrapata de los ciervos.

Tienes más probabilidades de contraer la enfermedad de Lyme si vives o pasas tiempo en zonas densamente boscosas o cubiertas de hierbas en las que se desarrollan las garrapatas que transmiten la enfermedad. Es importante tomar precauciones de sentido común en estas zonas infectadas por garrapatas.

Síntomas

The signs and symptoms of Lyme disease vary. They usually appear in stages, but the stages can overlap.

Signos y síntomas tempranos

Una pequeña protuberancia roja, similar a la protuberancia generada por una picadura de mosquito, a menudo aparece en el lugar donde se produce la picadura de una garrapata o la remoción de la garrapata y se resuelve en unos días. Esta ocurrencia normal no indica la enfermedad de Lyme.

Sin embargo, estos signos y síntomas pueden aparecer en el período de mes después de haber sido infectado:

  • Erupción en la piel o sarpullido. De tres a treinta días después de una picadura de garrapata infectada, puede aparecer un área roja en expansión que a veces se despeja en el centro, y forma un patrón de ojo de buey. La erupción en la piel o sarpullido (eritema migratorio) se expande lentamente durante días y puede extenderse alrededor de 30 cm (12 in) de ancho. Por lo general, no produce picazón ni dolor, pero puede sentirse caliente al tacto.

    El eritema migratorio es una de las características de la enfermedad de Lyme, aunque no todas las personas con enfermedad de Lyme desarrollan este sarpullido. A algunas personas les sale este sarpullido en más de un lugar en sus cuerpos.

  • Otros síntomas. El sarpullido puede estar acompañado de fiebre, escalofríos, fatiga, dolores corporales, dolor de cabeza, rigidez del cuello y ganglios linfáticos inflamados.

Signos y síntomas posteriores

Si la infección de Lyme no se trata, podrían aparecer nuevos signos y síntomas en las semanas o meses siguientes. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Eritema migratorio. La erupción puede aparecer en otras zonas del cuerpo.
  • Dolor en las articulaciones. Es especialmente probable que los episodios de dolor articular intenso e hinchazón te afecten las rodillas, pero el dolor puede cambiar de una articulación a la otra.
  • Problemas neurológicos. Semanas, meses o incluso años después de la infección, podrías tener inflamación de las membranas que rodean el cerebro (meningitis), parálisis temporal de un lado del rostro (parálisis de Bell), entumecimiento o debilidad en las extremidades y movimiento muscular afectado.

Signos y síntomas menos comunes

Varias semanas después de la infección, algunas personas presentan:

  • Problemas cardíacos, como latidos irregulares
  • Inflamación ocular
  • Inflamación del hígado (hepatitis)
  • Fatiga intensa

Cuándo debes consultar con un médico

Si te ha picado una garrapata y tienes síntomas

Solo unas pocas picaduras de garrapata causan la enfermedad de Lyme. Cuanto más tiempo permanezca la garrapata adherida a tu piel, mayor será el riesgo de contraer la enfermedad. Es improbable que la garrapata te transmita la enfermedad de Lyme si permanece adherida durante menos de 36 a 48 horas.

Si crees que te picó una garrapata y presentas signos y síntomas de la enfermedad de Lyme (especialmente si vives en una zona donde esta enfermedad es común), consulta al médico. El tratamiento para la enfermedad de Lyme es más eficaz si se inicia en la etapa temprana.

Consulta al médico incluso si los síntomas desaparecen

Consulta al médico incluso si los signos y síntomas desaparecen, porque la ausencia de síntomas no significa que la enfermedad se haya ido. Si no se trata, la enfermedad de Lyme puede diseminarse a otras partes del cuerpo varios meses o años después de la infección y provocar artritis y problemas en el sistema nervioso. Las garrapatas también pueden transmitir otras enfermedades, como la babesiosis o la fiebre por garrapatas de Colorado.

Causas

En los Estados Unidos, la enfermedad de Lyme es causada por las bacterias Borrelia burgdorferi y Borrelia mayonii, que son portadas principalmente por las garrapatas de patas negras o garrapatas de los ciervos. Las garrapatas marrones inmaduras generalmente son pequeñas como una semilla de amapola, por lo que es casi imposible descubrirlas.

Para contraer la enfermedad de Lyme, debe picarte una garrapata de los ciervos infectada. La bacteria entra en la piel a través de la picadura y luego ingresa en el torrente sanguíneo.

En la mayoría de los casos, la garrapata de los ciervos debe permanecer adherida a la persona entre 36 y 48 horas para transmitir la enfermedad de Lyme. Si encuentras una garrapata adherida que se ve hinchada, es posible que se haya alimentado lo suficiente para transmitir la bacteria. Eliminar la garrapata lo antes posible puede prevenir la infección.

Factores de riesgo

El lugar donde vives o a dónde vas de vacaciones puede afectar tus probabilidades de contraer la enfermedad de Lyme. Lo mismo ocurre con tu profesión y las actividades al aire libre de las que disfrutas. Los factores de riesgo más frecuentes para la enfermedad de Lyme comprenden los siguientes:

  • Pasar tiempo en zonas boscosas o con mucha vegetación. En los Estados Unidos, las garrapatas de los ciervos son más frecuentes en las zonas boscosas densas del noreste y medio oeste. Los niños que pasan mucho tiempo al aire libre en esas regiones corren mayor riesgo. Para los adultos que tienen trabajos al aire libre el riesgo también es mayor.
  • Tener la piel expuesta. Las garrapatas se adhieren fácilmente a la piel desnuda. Si estás en una zona en la que las garrapatas son comunes, protégete y protege a tus hijos usando prendas de mangas largas y pantalones largos. No permitas que tus mascotas deambulen entre las malezas y el pasto alto.
  • No quitar las garrapatas de manera inmediata o adecuada. Las bacterias que provienen de una picadura de garrapata pueden ingresar al torrente sanguíneo si esta permanece adherida a la piel durante 36 a 48 horas o más. Si te quitas una garrapata dentro de los dos días, el riesgo de contraer la enfermedad de Lyme es bajo.

Complicaciones

La enfermedad de Lyme no tratada puede provocar lo siguiente:

  • Inflamación crónica de la articulación (artritis de Lyme), especialmente de la rodilla.
  • Síntomas neurológicos, como parálisis facial y neuropatías.
  • Defectos cognitivos, como un deterioro de la memoria.
  • Irregularidades en el ritmo cardíaco

Prevención

La mejor forma de prevenir la enfermedad de Lyme es evitar las zonas donde vive la garrapata de los ciervos, especialmente áreas boscosas y tupidas con arbustos y pastos altos. Puedes disminuir el riesgo de padecer la enfermedad de Lyme con algunas precauciones simples:

  • Cúbrete. Cuando estés en áreas boscosas o con mucho césped, usa zapatos y pantalones largos metidos en las medias, remeras de manga larga, sombrero y guantes. Sigue los senderos y evita caminar a través de arbustos y césped largos. Usa una correa para tu perro.
  • Usa repelentes de insectos. Aplícate en la piel repelente de insectos con una concentración del 20 % o más de dietiltoluamida. Los padres deben aplicarles repelente a los hijos, pero no en las zonas de las manos, los ojos y la boca.

    Ten en cuenta que los repelentes químicos pueden ser tóxicos, por lo que debes seguir las indicaciones con atención. Aplica productos con permetrina a las prendas de vestir o compra prendas pretratadas.

  • Haz todo lo posible por erradicar las garrapatas de tu jardín. Elimina los arbustos y las hojas donde viven las garrapatas. Corta el césped con regularidad. Apila la madera de manera ordenada en áreas secas y soleadas para disuadir a los roedores que tienen garrapatas.
  • Revísate y revisa tu ropa, a tus hijos y a tus mascotas para detectar la presencia de garrapatas. Ten especial atención después de estar en áreas boscosas o con mucha vegetación. Las garrapatas de los ciervos generalmente no son más grandes que la cabeza de un alfiler, por lo que podrías no descubrirlas a menos que busques detenidamente.

    Una medida útil es tomar una ducha lo antes posible cuando se llega al hogar. Las garrapatas suelen permanecer sobre la piel durante horas antes de agarrarse. Las garrapatas que no están agarradas pueden eliminarse con una ducha y una toalla.

  • No supongas que eres inmune. Puedes contraer la enfermedad de Lyme más de una vez.
  • Quita la garrapata cuanto antes con una pinza pequeña. Sostén a la garrapata cerca de la cabeza o la boca con suavidad. No la aprietes ni la aplastes, tira de ella con cuidado y firmeza. Una vez que hayas quitado la garrapata entera, colócala en alcohol o arrójala por el inodoro y aplica un antiséptico en la zona de la picadura.