Análisis y diagnósticos

Escrito por personal de Mayo Clinic

Análisis de personas sanas para detectar cáncer de pulmón

Varias organizaciones recomiendan a las personas con más riesgo de cáncer de pulmón que consideren realizarse una tomografía computarizada anual para detectar el cáncer de pulmón. Si tienes 55 años o más y fumas o solías fumar, habla con tu médico acerca de los riesgos y beneficios del análisis para detección de cáncer de pulmón.

Algunos estudios demuestran que el análisis para detección de cáncer de pulmón salva vidas ya que detecta el cáncer más temprano, cuando el tratamiento es más exitoso. Pero otros estudios hallaron que el análisis para detección de cáncer de pulmón suele revelar enfermedades más benignas que pueden requerir análisis invasivos y exponen a las personas a preocupaciones y riesgos innecesarios.

Análisis para diagnosticar el cáncer de pulmón

Si existe un motivo que te haga pensar que puedes tener cáncer de pulmón, el médico puede pedir varios análisis para buscar células cancerosas y descartar otras enfermedades. Para diagnosticar el cáncer de pulmón, tu médico puede recomendar lo siguiente:

  • Pruebas de diagnóstico por imágenes. Una radiografía de los pulmones puede revelar un nódulo o una masa anormal. Una tomografía computarizada puede revelar lesiones pequeñas en los pulmones que tal vez no se detecten en la radiografía.
  • Citología de esputo. Si tienes tos con producción de esputo, la observación del esputo con el microscopio a veces puede revelar la presencia de células pulmonares cancerosas.
  • Muestra de tejido (biopsia). Se puede hacer un procedimiento llamado «biopsia» para el cual se extrae una muestra de células anormales.

    El médico puede realizar una biopsia de diferentes formas, por ejemplo: broncoscopia, en la que el médico examina las zonas anormales de los pulmones con un tubo que tiene una luz y que desciende por la garganta hasta llegar a los pulmones; mediastinoscopia, en la que se hace una incisión en la base del cuello y se introducen instrumentos quirúrgicos por atrás del esternón para tomar muestras de tejido de los ganglios linfáticos; y biopsia por punción, en la que el médico utiliza imágenes radiográficas o de tomografía computarizada para guiar una aguja a través de la pared torácica hasta el tejido pulmonar y recolectar células sospechosas.

    También se puede tomar una muestra de biopsia de los ganglios linfáticos o de otras zonas donde el cáncer se haya diseminado, como el hígado.

Estadificación del cáncer de pulmón

Una vez que se haya diagnosticado el cáncer de pulmón, el médico seguirá trabajando para determinar el grado (estadio) del cáncer. El estadio del cáncer sirve para que tú y tu médico puedan decidir qué tratamiento es el más adecuado.

Los análisis de estadificación pueden comprender procedimientos de diagnóstico por imágenes que le permiten al médico buscar pruebas de que el cáncer se diseminó fuera de los pulmones. Estos análisis comprenden: tomografía computarizada, resonancia magnética, tomografía por emisión de positrones y gammagrafías óseas. No todos los estudios son adecuados para cualquiera, así que habla con tu médico acerca de cuáles son los procedimientos indicados para ti.

Estadios del cáncer de pulmón

  • Estadio I. El cáncer está limitado al pulmón y no se ha diseminado a los ganglios linfáticos. El tumor, en general, mide menos de 2 pulgadas (5 cm) de ancho.
  • Estadio II. El tumor en este estadio puede haber crecido más de 2 pulgadas (5 cm), o puede ser un tumor más pequeño que compromete estructuras próximas, como la pared torácica, el diafragma o el revestimiento que cubre los pulmones (pleura). El cáncer también pudo haberse diseminado a los ganglios linfáticos cercanos.
  • Estadio III. El tumor en este estadio pudo haber crecido mucho y haber invadido otros órganos que están cerca de los pulmones. O este estadio puede indicar un tumor más pequeño acompañado de células cancerosas en ganglios linfáticos más alejados de los pulmones.
  • Estadio IV. El cáncer se diseminó más allá del pulmón afectado, hasta el otro pulmón o a zonas del cuerpo alejadas.

A veces, se describe el cáncer de pulmón de células pequeñas como limitado o extensivo. «Limitado» quiere decir que el cáncer está limitado a un pulmón. «Extensivo» quiere decir que el cáncer se ha diseminado fuera de ese pulmón.

Sept. 25, 2015