Descripción general

Los piojos son insectos diminutos, sin alas, parásitos que se alimentan de la sangre. Los piojos se diseminan con facilidad, en especial en niños en edad escolar, al tener contacto personal cercano y compartir pertenencias.

Existen tres tipos de piojos:

  • Piojos capilares. Estos piojos se encuentran en el cuero cabelludo. Son los más fáciles de ver en la nuca y sobre las orejas.
  • Piojos del cuerpo. Estos piojos viven en la vestimenta y en la ropa de cama, y se mueven sobre la piel para alimentarse. Los piojos del cuerpo suelen afectar a personas que no se pueden bañar o lavar la ropa con regularidad, como las personas indigentes o sin hogar.
  • Piojos púbicos. Comúnmente denominados ladilla, estos piojos aparecen en la piel y los vellos de la zona púbica y, con menos frecuencia, en vellos corporales gruesos, como el vello del pecho, las cejas o las pestañas.

Las personas pueden tener una higiene personal buena y aún así tener piojos. A menos que se trate de forma adecuada, esta enfermedad puede volverse un problema recurrente.

Síntomas

Los signos y síntomas de los piojos incluyen los siguientes:

  • Picazón intensa.
  • Sensación de cosquilleo por el movimiento del cabello.
  • Piojos en el cuero cabelludo, el cuerpo, la ropa, el pubis u otro vello corporal. Los piojos adultos pueden tener aproximadamente el tamaño de una semilla de sésamo o un poco más grande.
  • Huevos de piojos (liendres) en el tallo del cabello. Las liendres se parecen a diminutos capullos de sauce blanco. Las liendres se pueden confundir con la caspa, pero, a diferencia de la caspa, no se pueden quitar fácilmente del cabello con el cepillo.
  • Pequeñas protuberancias rojas en el cuero cabelludo, cuello y hombros.

Cuándo debes consultar con un médico

Por lo general, puedes eliminar los piojos tomando medidas de cuidado personal que incluyen utilizar un champú de venta libre que esté formulado específicamente para matar los piojos.

Sin embargo, consulta con el médico en los siguientes casos:

  • El champú de venta libre no mata los piojos: el médico puede indicarte un champú bajo receta más fuerte
  • Estás embarazada: no uses cualquier champú para combatir los piojos hasta que no hables con el médico
  • Rascarte te generó ronchas infectadas o abrasiones en la piel

Causas

Puedes contagiarte con piojos si entras en contacto con los piojos o las liendres. Las liendres se incuban aproximadamente una semana. Los piojos no pueden volar ni caminar por el suelo. Se propagan mediante:

  • El contacto corporal o entre cabezas. Esto puede suceder cuando los niños o sus familiares juegan o interactúan muy cerca unos con otros.
  • Proximidad de las pertenencias guardadas. Si se guardan las prendas de vestir en roperos, armarios o colgadas una al lado de la otra en el colegio; o bien los artículos personales, como almohadas, mantas, peines y juguetes de felpa unos junto a otros en casa; se pueden propagar los piojos.
  • Artículos compartidos entre amigos o familiares. Pueden ser ropa, auriculares, cepillos, peines, accesorios para el cabello, toallas, mantas, almohadas o juguetes de felpa.
  • Contacto con muebles contaminados. Acostarse en una cama o sentarse en algún mueble cubierto con muchas mantas que recién utilizó una persona con piojos puede propagarlos. Los piojos pueden vivir uno o dos días fuera del cuerpo.
  • Contacto sexual. Por lo general, los piojos púbicos se propagan mediante el contacto sexual y afectan más comúnmente a los adultos. Los piojos púbicos en niños pueden ser una señal de abuso o exposición sexual.

Prevención

Es difícil prevenir el contagio de pediculosis capilar entre los niños que asisten a una guardería o la escuela. Hay tanto contacto cercano entre los niños y sus pertenencias que la pediculosis capilar se puede contagiar fácilmente. Esto no es un reflejo de tus hábitos de higiene ni los de tu hijo, y que tu hijo tenga pediculosis capilar no representa una falla tuya como padre.

Algunos productos de venta libre afirman que repelen los piojos, pero se necesitan más investigaciones científicas para comprobar su seguridad y efectividad.

Algunos estudios de poca envergadura han demostrado que los ingredientes de algunos de estos productos (principalmente aceites vegetales, como de coco, oliva, romero y árbol de té) pueden ser útiles para repeler los piojos. Sin embargo, estos productos están clasificados como "naturales", por lo tanto, no están regulados por Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Medicamentos, FDA), y su seguridad y efectividad no se han comprobado en función de los estándares de dicho organismo.

Hasta tanto no se compruebe la efectividad de los productos de prevención de la pediculosis capilar mediante investigaciones adicionales, el mejor enfoque es simplemente tomar medidas rigurosas para eliminar los piojos y sus huevos, de modo que no tengas que lidiar más con ellos.

  • Pídele a tu hijo que evite el contacto con las cabezas de sus compañeros de clase al jugar o realizar otras actividades.
  • Indícale a tu hijo que no comparta pertenencias como sombreros, bufandas, abrigos, peines, cepillos, accesorios para el cabello y auriculares.
  • Indícale a tu hijo que evite espacios compartidos donde se cuelgan o se guardan en armarios los sombreros o las prendas de varios alumnos.

Sin embargo, no es realista esperar que tú y tu hijo eliminen todo tipo de contacto que pueda dar lugar al contagio de piojos.

Tu hijo podría tener liendres en su cabello y no necesariamente tener piojos. Algunas liendres son huevos vacíos. Sin embargo, las liendres que se encuentran a 1/4 de pulgada (6.4 milímetros) del cuero cabelludo se deben tratar, incluso si encuentras una sola, para evitar la posibilidad de eclosión.

Las liendres que se encuentran más alejadas del cuero cabelludo, probablemente, sean de una infestación anterior, pero deben eliminarse para evitar la recurrencia.

Nov. 20, 2018
References
  1. Devore CD, et al. Head lice. Pediatrics. 2015;135:e1355.
  2. AskMayoExpert. Lice. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
  3. Bennett JE, et al., eds. Lice (Pediculosis). In: Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 8th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Accessed March 30, 2018.
  4. Goldstein AO, et al. Pediculosis capitis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed March 31, 2018.
  5. Head lice: Treatment. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/parasites/lice/head/gen_info/faqs_treat.html. Accessed March 30, 2018.