Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

El tratamiento para la leucemia depende de muchos factores. El médico determina tus opciones de tratamiento para la leucemia en función de tu edad y tu salud general, del tipo de leucemia que padezcas y de si esta se ha extendido a otras partes del cuerpo.

Los tratamientos frecuentes que se usan para combatir la leucemia son:

  • Quimioterapia. La quimioterapia es la principal forma de tratamiento para la leucemia. Este tratamiento con medicamentos usa sustancias químicas para matar las células de leucemia.

    Según el tipo que padezcas, es posible que recibas un único medicamento o una combinación de varios. Estos pueden venir en forma de pastilla o pueden inyectarse directamente en una vena.

  • Terapia biológica. La terapia biológica funciona mediante tratamientos que ayudan a tu sistema inmunitario a reconocer y atacar las células de leucemia.
  • Terapia dirigida. La terapia dirigida usa medicamentos que atacan vulnerabilidades específicas de las células cancerosas.

    Por ejemplo, el medicamento imatinib (Gleevec) detiene la acción de una proteína de las células de leucemia de las personas con leucemia mielógena crónica. Esto puede ayudar a controlar la enfermedad.

  • Radioterapia. La radioterapia usa rayos X u otros haces de alta energía para dañar las células de leucemia y detener su crecimiento. Durante la radioterapia, te recuestas sobre una camilla mientras una máquina grande se mueve a tu alrededor y dirige la radiación a puntos específicos del cuerpo.

    Puedes recibir radiación en una zona específica del cuerpo donde haya una acumulación de células de leucemia, o puedes recibir radiación en todo el cuerpo. La radioterapia puede utilizarse como preparación para un trasplante de células madre.

  • Trasplante de células madre. Un trasplante de células madre es un procedimiento para reemplazar la médula ósea enferma por médula ósea sana.

    Antes de un trasplante de células madre, recibirás dosis altas de quimioterapia o de radioterapia para destruir la médula ósea enferma. Luego, recibirás una infusión de células madre formadoras de sangre que ayudan a reconstruir la médula ósea.

    Puedes recibir células madre de un donante o, en algunos casos, se pueden usar tus propias células madre. Un trasplante de células madre es muy similar a un trasplante de médula ósea.

Jan. 28, 2016