Descripción general

La alergia al látex es una reacción a ciertas proteínas que se encuentran en el látex de caucho natural, un producto fabricado a partir del árbol de caucho. Si tienes alergia al látex, tu cuerpo se equivoca y reacciona como si fuese una sustancia dañina.

La alergia al látex puede provocar picazón de la piel y urticaria o incluso anafilaxia, una afección que puede poner en riesgo la vida y que puede causar hinchazón de la garganta y dificultad grave para respirar. El médico puede determinar si tienes alergia al látex o si tienes riesgo de contraerla.

Comprender qué es la alergia al látex y conocer las fuentes comunes de látex puede ayudarte a prevenir reacciones alérgicas.

Síntomas

Si eres alérgico al látex, es probable que tengas síntomas después de tocar productos de caucho de látex, como guantes o globos. También puedes tener síntomas si inhalas partículas de látex que se liberan al aire cuando alguien se quita los guantes de látex.

Los síntomas de la alergia al látex varían de leves a graves. La reacción depende de tu sensibilidad al látex y de la cantidad de látex que toques o inhales. La reacción puede empeorar con cada exposición adicional al látex.

Síntomas leves

Algunos síntomas de alergia al látex son los siguientes:

  • Picazón
  • Enrojecimiento de la piel
  • Urticaria o erupción cutánea

Síntomas más graves

Algunos de ellos son los siguientes:

  • Estornudos
  • Goteo de la nariz
  • Ojos llorosos y con picazón
  • Garganta irritada
  • Dificultad para respirar
  • Sibilancia
  • Tos

Síntomas potencialmente mortales: anafilaxia

La reacción alérgica más grave al látex es la anafilaxia, que puede ser mortal. Una reacción anafiláctica se desarrolla inmediatamente después de la exposición al látex en personas muy sensibles, pero rara vez ocurre la primera vez que se expone.

Los signos y síntomas de la anafilaxia incluyen los siguientes:

  • Dificultad para respirar
  • Urticaria o hinchazón
  • Náuseas y vómitos
  • Sibilancia
  • Descenso de la presión arterial
  • Mareos
  • Pérdida del conocimiento
  • Desorientación
  • Pulso débil o rápido

Cuándo debes consultar a un médico

Busca atención médica de emergencia si tienes o crees que tienes una reacción anafiláctica.

Si tienes reacciones menos graves después de la exposición al látex, conversa con tu médico. De ser posible, consulta con el médico cuando tengas una reacción para facilitar el diagnóstico.

Causas

Si tienes alergia al látex, tu sistema inmunitario identifica al látex como una sustancia nociva y activa determinados anticuerpos para combatirla. La próxima vez que te expongas al látex, estos anticuerpos le dirán a tu sistema inmunitario que libere histamina y otras sustancias químicas en el torrente sanguíneo, lo que producirá diversos signos y síntomas de alergia. Cuantas más veces te expongas al látex, mayores serán las probabilidades de que tu sistema inmunitario responda. A esto se le llama sensibilización.

La alergia al látex puede ocurrir por estos motivos:

  • Contacto directo. La causa más frecuente de alergia al látex supone el contacto con productos que contienen látex, entre ellos, guantes de látex, preservativos y globos.
  • Inhalación. Los productos de látex, especialmente los guantes, liberan partículas de látex que se pueden inhalar cuando se transportan por el aire. La cantidad de látex en el aire proveniente de los guantes varía significativamente según la marca de los guantes que se utilicen.

Es posible que se manifiesten otras reacciones cutáneas al usar látex. Por ejemplo:

  • Dermatitis alérgica de contacto. Esta reacción la provocan los aditivos químicos que se utilizan durante la fabricación. El síntoma principal es una erupción cutánea con formación de ampollas que aparece de 24 a 48 horas después de la exposición, similar a la que produce la hiedra venenosa.
  • Dermatitis irritativa por contacto. Esta irritación de la piel, que no es una alergia, es causada por el uso de guantes de goma o la exposición al polvo de su interior. Algunos de los signos y síntomas son sequedad, irritación y comezón en algunas zonas, generalmente en las manos.

No todos los productos con látex están hechos con materias primas naturales. Es probable que los productos que tienen látex fabricado por el hombre (sintético), como la pintura de látex, no provoquen ninguna reacción.

Factores de riesgo

Ciertas personas presentan un gran riesgo de desarrollar una alergia al látex:

  • Personas con espina bífida. El riesgo de alergia al látex es mayor en personas con espina bífida, un defecto congénito que afecta el desarrollo de la columna vertebral. Las personas con este trastorno suelen estar expuestas a productos de látex por las consultas tempranas y frecuentes al médico. Las personas con espina bífida deben evitar siempre los productos de látex.
  • Las personas sometidas a múltiples cirugías o procedimientos médicos. La exposición repetitiva a guantes de látex y productos médicos aumenta el riesgo de desarrollar alergia al látex.
  • Trabajadores del cuidado de la salud. Si trabajas en el cuidado de la salud, tienes un mayor riesgo de desarrollar alergia al látex.
  • Trabajadores de la industria del caucho. La exposición repetitiva al látex puede aumentar la sensibilidad.
  • Personas con antecedentes personales o familiares de alergias. Presentas mayor riesgo de alergia al látex si ya tienes otras alergias, tales como fiebre del heno (rinitis alérgica) o alergia alimentaria, o si las alergias son comunes en tu familia.

Conexión entre alergia alimentaria y alergia al látex

Algunas frutas contienen los mismos alérgenos que se encuentran en el látex. Por ejemplo:

  • Palta o aguacate
  • Banana
  • Castaña
  • Kiwi
  • Maracuyá

Si eres alérgico al látex, tienes una mayor probabilidad de ser también alérgico a estos alimentos.

Prevención

Muchos productos de uso frecuente tienen látex, pero, por lo general, se puede encontrar una alternativa adecuada. Puedes prevenir una reacción alérgica al látex evitando estos productos:

  • Guantes para lavar
  • Algunos tipos de alfombras
  • Globos
  • Juguetes de caucho
  • Bolsas de agua caliente
  • Tetinas de biberones para bebés
  • Algunos pañales desechables
  • Gomas elásticas
  • Borradores
  • Preservativos
  • Diafragmas
  • Gafas de natación
  • Mangos de raquetas
  • Empuñaduras de motocicletas o bicicletas
  • Brazaletes para tomar la presión arterial
  • Estetoscopios
  • Tubos intravenosos
  • Jeringas
  • Respiradores
  • Discos de electrodos
  • Máscaras quirúrgicas
  • Barreras dentales

En muchos centros para el cuidado de la salud, se utilizan guantes que no son de látex. Sin embargo, debido a que otros productos médicos pueden tener látex o caucho, asegúrate de informar a los médicos, personal de enfermería, dentistas y otros trabajadores del cuidado de la salud acerca de tu alergia antes de todos los exámenes o procedimientos. Un brazalete de alerta médica puede indicar a otras personas que tienes alergia al látex.

Oct. 16, 2020
  1. Hamilton RG. Latex allergy: Epidemiology, clinical manifestations, and diagnosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 5, 2020.
  2. Hamilton RG. Latex allergy: Management. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 5, 2020.
  3. Kelly KJ. Latex allergy: Where are we now and how did we get there? Journal of Allergy and Clinical Immunology: In Practice. 2017;5:1212.
  4. Latex allergy: A prevention guide. National Institute for Occupational Safety and Health. https://www.cdc.gov/niosh/docs/98-113/. Accessed Oct. 5, 2020.
  5. Latex allergy. American College of Allergy, Asthma & Immunology. https://acaai.org/allergies/types/latex-allergy. Accessed Oct. 5, 2020.
  6. Anaphylaxis symptoms and reactions. American College of Allergy, Asthma & Immunology. https://acaai.org/allergies/anaphylaxis. Accessed Oct. 5, 2020.
  7. Latex allergy. American Academy of Allergy, Asthma & Immunology. https://www.aaaai.org/conditions-and-treatments/library/allergy-library/latex-allergy. Accessed Oct. 5, 2020.
  8. Li JT (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Oct. 13, 2017.