Diagnóstico

El signo más frecuente de la laringitis es la ronquera. Los cambios en la voz pueden variar según el grado de la infección o la irritación, desde una ronquera leve hasta la pérdida casi total de la voz. Si tienes ronquera crónica, es posible que el médico te pida que hables para examinar tus cuerdas vocales y te derive a un especialista en otorrinolaringología.

Algunas veces, se utilizan estas técnicas para diagnosticar la laringitis:

  • Laringoscopia. El médico puede examinar visualmente las cuerdas vocales con un procedimiento llamado “laringoscopia”, en el que usa una luz y un pequeño espejo para observar la parte trasera de la garganta. O bien, puede realizar una laringoscopia de fibra óptica. En este procedimiento, se coloca un tubo delgado y flexible (endoscopio) con una pequeña cámara y una luz a través de la nariz o la boca hasta la parte trasera de la garganta. De este modo, el médico puede observar los movimientos de las cuerdas vocales cuando hablas.
  • Biopsia. Si el médico observa un área sospechosa, puede realizar una biopsia, es decir, tomar una muestra de tejido para examinarla en un microscopio.

Tratamiento

La laringitis aguda generalmente mejora por sí sola aproximadamente en una semana. Las medidas de cuidado personal pueden ayudar a mejorar los síntomas.

Los tratamientos para la laringitis crónica están orientados a tratar las causas ocultas, como ardor de estómago, tabaquismo o uso excesivo de alcohol.

Estos son los medicamentos utilizados en algunos casos:

  • Antibióticos. En la mayoría de los casos de laringitis, un antibiótico no servirá de nada porque la causa generalmente es viral. Pero si tienes una infección bacteriana, es posible que el médico te recomiende un antibiótico.
  • Corticoesteroides. A veces, los corticoesteroides pueden ayudar a reducir la inflamación de las cuerdas vocales. Sin embargo, este tratamiento solo se usa cuando hay una necesidad urgente de tratar la laringitis —por ejemplo, cuando necesitas usar la voz para cantar o dar un discurso o una presentación oral, o en algunos casos cuando un niño pequeño padece laringitis diftérica—.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Estilo de vida y remedios caseros

Algunos métodos de cuidado personal y tratamientos en el hogar pueden aliviar los síntomas de la laringitis y reducir el esfuerzo de la voz:

  • Respira aire húmedo. Utiliza un humidificador para mantener húmedo el aire dentro de tu hogar u oficina. Inhala vapor de un bol con agua caliente o una ducha caliente.
  • Descansa la voz lo más que puedas. Evita hablar o cantar en voz demasiado alta o durante mucho tiempo. Si necesitas hablar ante grupos numerosos, trata de usar un micrófono o un megáfono.
  • Bebe mucho líquido para prevenir la deshidratación (evita el alcohol y la cafeína).
  • Humedécete la garganta. Puedes chupar una pastilla, hacer gárgaras con agua salada o masticar goma de mascar.
  • Evita los descongestivos. Estos medicamentos pueden secar la garganta.
  • Evita susurrar. Esto supone un mayor esfuerzo de la voz que el habla normal.

Preparación para la consulta

En primera instancia, es probable que tengas que realizar una consulta con tu médico de cabecera, un profesional de la salud general o un pediatra. Quizás te deriven a un médico que se especialice en trastornos de otorrinolaringología.

A continuación, presentamos información para ayudarte a prepararte para la consulta, y para que sepas qué puedes esperar del médico.

Lo que puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier restricción previa a la consulta. Cuando programes una consulta, pregunta si tienes que hacer algo por anticipado.
  • Anota los síntomas que experimentes, incluidos aquellos que quizás no parezcan relacionados con el motivo de la consulta.
  • Anota información personal clave, como situaciones de estrés importantes o cambios recientes en tu vida.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que tomes.
  • Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañen. La persona que te acompañe podría recordar información que tú pasaste por alto u olvidaste.
  • Anota preguntas para hacerle al médico.

Preparar una lista de preguntas te ayudará a aprovechar al máximo el tiempo con tu médico. Para la laringitis, las siguientes son algunas preguntas básicas para hacerle al médico:

  • ¿Qué puede haber causado mis síntomas o mi enfermedad?
  • ¿Qué otras causas posibles hay?
  • ¿Qué análisis debo hacerme, si es necesario que me haga alguno?
  • ¿Es probable que mi trastorno sea temporal o crónico?
  • ¿Cuál es el mejor plan de acción?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque primario que me indica?
  • Tengo otros trastornos. ¿Cómo puedo controlarlos de la mejor manera?
  • ¿Existen restricciones que tengo que seguir?
  • ¿Debo ver a un subespecialista?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me receta?
  • ¿Tiene folletos u otros materiales impresos que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?

No tengas miedo de hacer otras preguntas que puedas tener.

Qué esperar de tu médico

Es probable que el médico te haga muchas preguntas, como las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaste a tener los síntomas?
  • ¿Tus síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Qué tan graves son tus síntomas?
  • ¿Hay algo que parezca mejorar tus síntomas?
  • ¿Hay algo que parezca empeorar tus síntomas?
  • ¿Fumas?
  • ¿Bebes alcohol?
  • ¿Tienes alergias? ¿Has tenido un resfriado recientemente?
  • ¿Has exigido tus cuerdas vocales recientemente (por ejemplo, cantando o gritando)?
Nov. 20, 2018
  1. Taking care of your voice. National Institute of Deafness and Other Communication Disorders. https://www.nidcd.nih.gov/health/taking-care-your-voice. Accessed April 7, 2015.
  2. Bruch JM, et al. Hoarseness in adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed April 7, 2015.
  3. Ferri FF. Laryngitis. In: Ferri's Clinical Advisor 2015: 5 Books in 1. Philadelphia, Pa.: Mosby Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 7, 2015.
  4. Laryngitis. Merck Manual Professional Version. http://www.merckmanuals.com/professional/ear-nose-and-throat-disorders/laryngeal-disorders/laryngitis?qt=laryngitis&alt=sh. Accessed April 7, 2015.
  5. Fact sheet: Common problems that can affect your voice. American Academy of Otalaryngology — Head and Neck Surgery. http://www.entnet.org/content/common-problems-can-affect-your-voice. Accessed April 7, 2015.
  6. Fact sheet: The voice and aging. American Academy of Otalaryngology — Head and Neck Surgery. http://www.entnet.org/content/voice-and-aging. Accessed April 7, 2015.
  7. Kahrilas PJ. Complications of gastroesophageal reflux in adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed April 7, 2015.
  8. Laryngitis. ExitCare. Philadelphia, Pa.: Elsevier, Inc.; 2015. https://www.clinicalkey.com. Accessed Apr. 7, 2015.
  9. Croup. Merck Manual Professional Version. http://www.merckmanuals.com/professional/pediatrics/respiratory-disorders-in-young-children/croup?qt=croup&alt=sh. Accessed April 7, 2015.
  10. Hoecker JL (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Feb. 20, 2018.