Diagnóstico

Tu médico podría sospechar una intolerancia a la lactosa basándose en tus síntomas y en tu respuesta a la reducción de la cantidad de alimentos lácteos en tu dieta. Tu médico puede confirmar el diagnóstico mediante la realización de una o más de las siguientes pruebas:

  • Estudio de hidrógeno en aliento. Después de beber un líquido que contiene altos niveles de lactosa, el médico mide la cantidad de hidrógeno en tu aliento a intervalos regulares. Exhalar demasiado hidrógeno indica que no estás digiriendo y absorbiendo completamente la lactosa.
  • Prueba de tolerancia a la lactosa. Dos horas después de beber un líquido que contiene altos niveles de lactosa, te harán un análisis de sangre para medir la cantidad de glucosa en el torrente sanguíneo. Si el nivel de glucosa no se eleva, significa que el cuerpo no digiere ni absorbe adecuadamente la bebida con lactosa.

Tratamiento

En las personas con intolerancia a la lactosa causada por una afección preexistente, el tratamiento de la afección podría restaurar la capacidad del cuerpo para digerir la lactosa, aunque ese proceso puede llevar meses. Por otras causas, puedes evitar las molestias de la intolerancia a la lactosa si sigues una dieta baja en lactosa.

Para reducir la cantidad de lactosa en tu dieta:

  • Limita el consumo de leche y otros productos lácteos
  • Incluye pequeñas porciones de productos lácteos en tus comidas habituales
  • Come y bebe helado y leche con contenido reducido de lactosa
  • Añade una enzima de lactasa líquida o en polvo a la leche para descomponer la lactosa

Estilo de vida y remedios caseros

Con un poco de ensayo y error, podrías ser capaz de predecir la respuesta de tu cuerpo a los alimentos que contienen lactosa y calcular cuánto puedes comer o beber sin sentirte incómodo. Pocas personas tienen una intolerancia a la lactosa tan grave que se ven obligadas a eliminar todos los productos lácteos y tener cuidado con los alimentos que no son lácteos o los medicamentos que contienen lactosa.

Medicina alternativa

Probióticos

Los probióticos son organismos vivos que se encuentran en el intestino y que ayudan a mantener el aparato digestivo saludable. Estos probióticos también están disponibles como cultivos activos o "vivos" en algunos yogures y como suplementos en forma de cápsulas.

Se los suele utilizar para las afecciones gastrointestinales, como la diarrea y el síndrome de colon irritable. También permiten que el cuerpo digiera la lactosa. Generalmente, los probióticos se consideran seguros y es posible que valga la pena probarlos si otros métodos no funcionan.

Preparación para la consulta

Si presentas signos o síntomas que indiquen que puede tener intolerancia a la lactosa, comience con una consulta con tu médico de cabecera. A continuación, encontrarás información que te ayudará a prepararte.

April 07, 2020
  1. Hammer HF, et al. Lactose intolerance: Clinical manifestations, diagnosis, and management. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Feb. 1, 2020.
  2. Di Costanzo M, et al. Lactose intolerance: Common misunderstandings. Annals of Nutrition & Metabolism. 2018; doi:10.1159/000493669.
  3. Lactose intolerance. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/digestive-diseases/lactose-intolerance/all-content. Accessed Feb. 1, 2020.
  4. Probiotics: What you need to know. National Center for Complementary and Integrative Health. https://nccih.nih.gov/health/probiotics/introduction.htm. Accessed Feb. 4, 2010.