Diagnóstico

Para diagnosticar queratocono, tu oculista (oftalmólogo u optometrista) revisará tus antecedentes médicos y los de tu familia, y te hará un examen de visión. Quizás haga otros exámenes para determinar más detalles sobre la forma de tu córnea. Los exámenes para diagnosticar el queratocono incluyen los siguientes:

  • Refracción ocular. En esta prueba, el oftalmólogo utiliza un equipo especial que mide los ojos para detectar problemas de visión. Quizás te pida que mires a través de un dispositivo que contiene ruedas de diferentes lentes (un foróptero) para ayudarle a juzgar qué combinación te ofrece la visión más clara. Algunos médicos pueden usar un instrumento manual (retinoscopio) para evaluar los ojos.
  • Examen con lámpara de hendidura. En esta prueba, el médico dirige un haz de luz vertical a la superficie del ojo y utiliza un microscopio de bajo poder para observar el ojo. El oftalmólogo evalúa la forma de la córnea y busca otros problemas posibles en el ojo.
  • Queratometría. En esta prueba el oftalmólogo enfoca un círculo de luz en la córnea y mide el reflejo para determinar la forma básica de la córnea.
  • Mapeo computarizado de la córnea. Pruebas fotográficas especiales, como la tomografía de coherencia óptica y la topografía corneal, graban imágenes de la córnea para crear un mapa detallado de la forma de su superficie. Los exámenes también pueden medir el grosor de la córnea.

Tratamiento

El tratamiento para el queratocono depende de la gravedad de la afección y de la rapidez con que esté progresando la enfermedad.

El queratocono de leve a moderado se puede tratar con anteojos o lentes de contacto. Para la mayoría de las personas, la córnea se estabiliza luego de algunos años. Si tienes este tipo de queratocono, es probable que no experimentes problemas graves en la vista ni necesites otro tratamiento.

En algunas personas con queratocono se producen cicatrices en la córnea y el uso de lentes de contacto se torna difícil. En estos casos, la cirugía puede ser necesaria.

Lentes

  • Anteojos o lentes de contacto blandos. Los anteojos o los lentes de contacto blandos pueden corregir la visión borrosa o distorsionada en una etapa temprana de queratocono. Pero con frecuencia las personas necesitan un cambio en la receta de sus anteojos o lentes de contacto a medida que cambia la forma de la córnea.
  • Lentes de contacto duras. Los lentes de contacto duros (rígidos, permeables al gas) suelen ser el paso siguiente para tratar el queratocono que progresa. Los lentes de contacto duros pueden sentirse incómodos en un principio, pero la mayoría de las personas se adaptan y estos lentes pueden proporcionar una visión excelente. Este tipo de lente se puede hacer a medida de las córneas.
  • Lentes en capa. Si los lentes rígidos resultan incómodos, el médico podría recomendar usar lentes de contacto duros sobre lentes de contacto blandos.
  • Lentes híbridos. Estos lentes de contacto tienen un centro rígido y un círculo blando alrededor del borde externo para ofrecer mayor comodidad. Las personas que no pueden tolerar los lentes de contacto duros pueden preferir los lentes híbridos.
  • Lentes esclerales. Estos lentes son muy útiles para los cambios de forma muy irregulares en la córnea que se presentan en el queratocono avanzado. En lugar de reposar sobre la córnea como los lentes de contacto tradicionales, los lentes esclerales reposan sobre la parte blanca del ojo (esclerótica) y forman una bóveda sobre la córnea sin tocarla.

Si utilizas lentes de contacto duros o esclerales, asegúrate de que te los ajuste un oftalmólogo que tenga experiencia en el tratamiento del queratocono. También es posible que debas realizarte exámenes regulares para determinar si el ajuste sigue siendo el correcto. Un lente mal ajustado puede dañar la córnea.

Video: Queratocono

Las lentes de contacto esclerales cubren la parte blanca del ojo y se arquean sobre la córnea. Entre el ojo y la lente de contacto, hay una capa de protección de solución salina. Estas lentes son una buena opción en lugar de la cirugía para muchos pacientes con queratocono.

Terapias

  • Reticulación corneal. En este procedimiento, la córnea se satura con gotas de riboflavina y se trata con luz ultravioleta. La reticulación corneal puede ayudar a reducir el riesgo de pérdida progresiva de la visión al estabilizar la córnea en las primeras etapas de la enfermedad.

Cirugía

Puedes necesitar cirugía si tienes cicatrices en la córnea, adelgazamiento extremo de la córnea, visión deficiente con los anteojos recetados más potentes o intolerancia al uso de cualquier tipo de lentes de contacto. Hay disponibles distintos tipos de cirugía según la ubicación del cono sobresaliente y la gravedad de tu enfermedad.

Las opciones para cirugía incluyen las siguientes:

  • Implantes corneales. Durante esta cirugía, el médico coloca implantes plásticos diminutos, transparentes, con forma de media luna (segmentos de anillos intracorneales) en la córnea a fin de aplanar el cono, mantener la forma de la córnea y mejorar la visión.

    Los implantes corneales pueden restituir la forma normal de la córnea, retardar el avance del queratocono y disminuir la necesidad de realizar un trasplante de córnea. Esta cirugía también puede facilitar la adaptación y la tolerancia a los lentes de contacto. Los implantes corneales se pueden quitar; por eso este procedimiento se considera una medida temporaria.

  • Trasplante de córnea. Si tienes cicatrices en la córnea o adelgazamiento extremo, es posible que necesites un trasplante de córnea (queratoplastia).

    La queratoplastia penetrante es un trasplante total de córnea. En este procedimiento, los médicos retiran una porción de espesor total de la córnea central y la reemplazan con tejido de un donante.

    La queratoplastia lamelar anterior profunda conserva el recubrimiento interno de la córnea (endotelio). Esto ayuda a evitar el rechazo de este importante recubrimiento interno, que puede ocurrir con un trasplante de espesor total.

    El trasplante de córnea para el queratocono en general tiene mucho éxito, pero las posibles complicaciones incluyen rechazo del injerto, visión deficiente, astigmatismo, intolerancia a los lentes de contacto e infección.

Preparación para la consulta

Si tienes dificultades con la visión, es probable que comiences por consultar a un oculista (oftalmólogo u optometrista). Si tu oculista determina que podrías necesitar un trasplante de córnea, tal vez te remitan a un oftalmólogo con capacitación especial en cirugía de córnea.

A continuación, se presenta información que te ayudará a prepararte para tu consulta.

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, prepara una lista de lo siguiente:

  • Todo síntoma que hayas tenido y su duración
  • Situaciones de estrés o cambios de vida importantes recientes
  • Todos los medicamentos, gotas para los ojos, vitaminas y suplementos que tomes, incluidas las dosis
  • Las preguntas para hacerle al médico

Con respecto al queratocono, estas son algunas preguntas básicas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Cuáles son otras causas posibles?
  • ¿Necesito realizarme alguna prueba?
  • ¿Esta enfermedad es temporal?
  • ¿Cuáles son los tratamientos disponibles, y cuál me recomienda?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque primario que me indica?
  • Tengo otros trastornos de salud. ¿Cómo puedo controlarlos de la mejor manera?
  • ¿Tienes algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?

Qué esperar del médico

Es probable que tu médico te haga una serie de preguntas, como las siguientes:

  • ¿Qué tipos de signos y síntomas tienes?
  • ¿Cuándo comenzaste a tener los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Existe algo que haga que los síntomas mejoren?
  • ¿Existe algo que, al parecer, empeore los síntomas?
  • ¿Hay alguien en tu familia que tenga queratocono?

Queratocono - atención en Mayo Clinic

Sept. 13, 2019
References
  1. Mas Tur V, et al. A review of keratoconus: Diagnosis, pathophysiology, and genetics. Survey of Ophthalmology. 2017;62:770.
  2. Yanoff M, et al., eds. Keratoconus and other ectasias. In: Ophthalmology. 5th ed. Edinburgh, U.K.: Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 7, 2019.
  3. Keratoconus. American Academy of Ophthalmology. https://www.aao.org/eye-health/diseases/what-is-keratoconus. Accessed Jan. 7, 2019.
  4. Keratoconus. American Optometric Association. https://www.aoa.org/patients-and-public/eye-and-vision-problems/glossary-of-eye-and-vision-conditions/keratoconus. Jan. 7, 2019.
  5. Wayman LL. Keratoconus. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Jan. 3, 2019.
  6. AskMayoExpert. Keratoconus. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
  7. Mukhtar S, et al. Pediatric keratoconus: A review of the literature. International Ophthalmology. 2018;38:2257.
  8. Morrow ES Jr. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. Oct. 9, 2018.