Descripción general

La colitis isquémica ocurre cuando se reduce temporalmente el flujo sanguíneo que va a una parte del intestino grueso (colon), por lo general debido a la constricción de los vasos sanguíneos que irrigan el colon o a la reducción del flujo de sangre a través de los vasos debido a presiones bajas. La disminución del flujo sanguíneo no proporciona suficiente oxígeno a las células del sistema digestivo, lo que puede dañar los tejidos del área afectada del intestino.

Cualquier parte del colon puede verse afectada, pero la colitis isquémica suele causar dolor en el lado izquierdo del área abdominal (abdomen).

La colitis isquémica se puede diagnosticar de forma errónea porque se puede confundir fácilmente con otros problemas digestivos. Es posible que necesites medicamentos para tratar la colitis isquémica o prevenir una infección, o puede que necesites una cirugía si el colon se ha dañado. Sin embargo, la mayoría de las veces, la colitis isquémica se cura por sí sola.

Síntomas

Los signos y síntomas de la colitis isquémica son los siguientes:

  • Dolor, sensibilidad o cólicos en el vientre, que pueden producirse repentina o progresivamente
  • Sangre de color rojo brillante o marrón en las heces o, en ocasiones, sangrado solo sin heces
  • Una sensación de urgencia para defecar
  • Diarrea
  • Náuseas

El riesgo de padecer complicaciones graves es mayor cuando tienes síntomas del lado derecho del abdomen. Esto se ve con menos frecuencia si lo comparamos con la colitis del lado izquierdo. Las personas que tienen colitis del lado derecho tienden a tener más problemas médicos subyacentes, como presión arterial alta, fibrilación auricular y enfermedad renal. Tienen que someterse a cirugía con mayor frecuencia y también tienen un mayor riesgo de mortalidad.

Cuándo debes consultar con un médico

Busca atención médica de inmediato si tienes dolores abdominales intensos repentinos. Sentir dolor abdominal que no te permita estar sentado o encontrar una posición cómoda constituye una emergencia médica.

Ponte en contacto con tu médico si desarrollas signos y síntomas preocupantes, tales como diarrea con sangre. El diagnóstico y el tratamiento tempranos pueden ayudar a evitar complicaciones graves.

Causas

No siempre se conoce la causa precisa de la disminución del flujo sanguíneo hacia el colon. Sin embargo, existen varios factores que pueden aumentar el riesgo de padecer colitis isquémica:

  • Acumulación de depósitos de grasa en las paredes de una arteria (ateroesclerosis)
  • Presión arterial baja (hipotensión) asociada con deshidratación, insuficiencia cardíaca, cirugía, traumatismo o choque
  • Obstrucción intestinal provocada por una hernia, tejido cicatricial o un tumor
  • Una cirugía en el corazón, en los vasos sanguíneos o en el sistema digestivo o ginecológico
  • Otros trastornos médicos que afectan la sangre, como inflamación de los vasos sanguíneos (vasculitis), lupus o anemia de células falciformes
  • Uso de cocaína o metanfetaminas
  • Cáncer de colon (poco frecuente)

La función de los medicamentos

El uso de ciertos medicamentos también puede provocar colitis isquémica, aunque son casos raros. Algunos de estos medicamentos son:

  • Algunos medicamentos para el corazón y la migraña
  • Medicamentos hormonales, como el estrógeno
  • Antibióticos
  • Pseudoefedrina
  • Opioides
  • Ciertos medicamentos para el síndrome de colon irritable
  • Medicamentos utilizados en la quimioterapia

Factores de riesgo

Los factores de riesgo de la colitis isquémica son los siguientes:

  • Edad. La afección se produce con mayor frecuencia en los adultos mayores de 60 años. La colitis isquémica que se produce en un adulto joven puede ser un signo de una anormalidad de la coagulación sanguínea o de una inflamación de los vasos sanguíneos (vasculitis).
  • Sexo La colitis isquémica es más común en mujeres.
  • Anormalidades en la coagulación. Las enfermedades que afectan la forma de coagular de la sangre, como el factor V de Leiden, pueden aumentar el riesgo de padecer colitis isquémica.
  • Nivel colesterol alto, que puede provocar la ateroesclerosis.
  • Reducción del flujo sanguíneo debido a insuficiencia cardíaca, presión arterial baja, choque o ciertas afecciones, como diabetes o artritis reumatoide.
  • Cirugía abdominal previa. El tejido cicatricial que se forma después de la cirugía puede causar una reducción del flujo sanguíneo.
  • Ejercicio intenso, como una maratón, ya que puede provocar la reducción del flujo sanguíneo al colon.
  • Cirugía que implique la arteria grande (aorta) que bombea la sangre del corazón al resto del cuerpo.

Complicaciones

La colitis isquémica suele mejorar por sí sola en dos o tres días. En casos más graves, las complicaciones pueden incluir lo siguiente:

  • Muerte tisular (gangrena) por la disminución del flujo sanguíneo
  • Formación de orificios (perforación) en el intestino o sangrado persistente
  • Obstrucción intestinal (constricción isquémica)

Prevención

Dado que la causa de la colitis isquémica no siempre es clara, no hay una manera certera de prevenir este trastorno. La mayoría de las personas que tienen colitis isquémica se recuperan rápidamente y quizás nunca vuelvan a tener otro episodio.

Para prevenir los episodios recurrentes de colitis isquémica, algunos médicos recomiendan eliminar todos los medicamentos que podrían causar este trastorno. También es importante mantenerse bien hidratado, sobre todo cuando realices actividad física vigorosa al aire libre, en especial si vives en un clima cálido. También te pueden recomendar una prueba para detectar anormalidades de la coagulación, en especial si no existe ninguna otra causa aparente de colitis isquémica.

Nov. 10, 2020
  1. Ferri FF. Ischemic colitis. In: Ferri's Clinical Advisor 2021. Elsevier; 2021. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 1, 2020.
  2. Cameron AM, et al. Management of ischemic colitis. In: Current Surgical Therapy. 13th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Oct. 1, 2020.
  3. Grubel P, et al. Colonic ischemia. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. 1, 2020.
  4. Ischemic colitis. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/gastrointestinal-disorders/acute-abdomen-and-surgical-gastroenterology/ischemic-colitis. Accessed Oct. 1, 2020.
  5. Umar SB (expert opinion). Mayo Clinic. Oct. 22, 2020.