Los signos y síntomas de la colitis isquémica son:

  • Dolor, sensibilidad o cólicos en el vientre, que pueden producirse repentina o gradualmente
  • Sangre de color rojo brillante o marrón en las heces o, en ocasiones, sangrado solo sin heces
  • Una sensación de urgencia para defecar
  • Diarrea
  • Náuseas

El riesgo de padecer complicaciones graves es mayor cuando tienes síntomas en el lado derecho del abdomen. Esto se debe a que las arterias que nutren el lado derecho del colon también nutren parte del intestino delgado, y pueden estar bloqueadas también. El dolor tiende a ser más intenso con este tipo de colitis isquémica.

El bloqueo del flujo sanguíneo hacia el intestino delgado puede provocar rápidamente la muerte del tejido intestinal (necrosis). Si se presenta esta situación que pone en riesgo la vida, necesitarás una cirugía para despejar la obstrucción y eliminar la parte del intestino que ha sido dañada.

Cuándo consultar al médico

Busca atención médica inmediata si tienes dolor abdominal repentino e intenso. El dolor abdominal que te hace sentir tan mal que no puedes permanecer sentado o encontrar una posición cómoda es una emergencia médica.

Comunícate con el médico si manifiestas signos y síntomas preocupantes, como diarrea sanguinolenta. El diagnóstico y el tratamiento tempranos pueden ayudar a prevenir complicaciones graves.

Oct. 13, 2015