La colitis isquémica suele mejorar por sí sola en dos o tres días. En casos más graves, las complicaciones pueden ser:

  • Muerte del tejido (gangrena) por la disminución del flujo sanguíneo
  • Orificio (perforación) en el intestino o sangrado persistente
  • Inflamación intestinal (colitis ulcerosa segmentada)
  • Obstrucción intestinal (estenosis isquémica).
Oct. 13, 2015