Descripción general

El síndrome de colon irritable es un trastorno frecuente que afecta al intestino grueso. Los signos y los síntomas incluyen cólicos, dolor abdominal, hinchazón abdominal, gases y diarrea o estreñimiento (o ambos). El síndrome de colon irritable es un trastorno crónico que se tiene que controlar a largo plazo.

Solo una pequeña cantidad de personas con síndrome de colon irritable tienen signos y síntomas graves. Algunas personas pueden controlar los síntomas con cambios en la dieta, el estilo de vida y en el nivel de estrés. Los síntomas más graves se pueden tratar con medicamentos y asesoramiento.

El síndrome de colon irritable no causa cambios en el tejido intestinal ni aumenta el riesgo de padecer cáncer colorrectal.

Síntomas

Si bien los signos y síntomas del síndrome de colon irritable varían, suelen persistir por un período prolongado. Los más comunes incluyen los siguientes:

  • Dolor, cólicos o hinchazón en el abdomen relacionados con la evacuación intestinal
  • Cambios en el aspecto de las deposiciones
  • Cambios en la frecuencia con la que se evacúan los intestinos

Otros síntomas que suelen estar relacionados incluyen hinchazón, aumento de gases o mucosidad en las heces.

Cuándo consultar al médico

Consulta a tu médico si tienes un cambio persistente en los hábitos intestinales u otros signos o síntomas del síndrome de colon irritable. Pueden indicar una afección más grave, como cáncer de colon. Los signos y síntomas más graves incluyen:

  • Pérdida de peso
  • Diarrea nocturna
  • Sangrado rectal
  • Anemia por deficiencia de hierro
  • Vómitos inexplicables
  • Dificultad para tragar
  • Dolor persistente que no se alivia al expulsar gases o al defecar

Causas

Se desconoce la causa precisa del síndrome de colon irritable. Los factores que incluyen los siguientes:

  • Contracciones musculares en el intestino Las paredes de los intestinos están revestidas con capas de músculo que se contraen a medida que mueven los alimentos a través del tracto digestivo. Las contracciones que son más fuertes y duran más de lo normal pueden causar gases, hinchazón y diarrea. Las contracciones intestinales débiles pueden ralentizar el paso de los alimentos y provocar heces duras y secas.
  • Sistema nervioso Las anomalías en los nervios del sistema digestivo pueden hacer que experimentes un malestar mayor que lo normal cuando el abdomen se estira debido a los gases o las heces. Las señales mal coordinadas entre el cerebro y los intestinos pueden hacer que tu cuerpo reaccione de forma exagerada a los cambios que normalmente ocurren en el proceso digestivo, lo que causa dolor, diarrea o estreñimiento.
  • Infección grave El síndrome de colon irritable puede aparecer después de un episodio grave de diarrea (gastroenteritis) causada por bacterias o virus. El síndrome de colon irritable también podría estar asociado con un exceso de bacterias en los intestinos (sobrecrecimiento bacteriano).
  • Estrés a temprana edad Las personas expuestas a eventos estresantes, especialmente en la infancia, tienden a tener más síntomas de síndrome de colon irritable.
  • Cambios en los microbios intestinales Los ejemplos incluyen cambios en bacterias, hongos y virus que normalmente residen en los intestinos y juegan un papel clave en la salud. Las investigaciones indican que los microbios en las personas con síndrome de colon irritable puede diferir de los microbios en las personas sanas.

Desencadenantes

Los síntomas del síndrome de colon irritable pueden ser provocados por:

  • Alimentos. No se conoce por completo cómo influye la alergia o intolerancia alimentaria en el síndrome de colon irritable. Es poco frecuente que una verdadera alergia alimentaria cause síndrome de colon irritable. Pero muchas personas desarrollan peores síntomas del síndrome de colon irritable cuando comen o beben ciertos alimentos o bebidas, incluidos trigo, productos lácteos, frutas cítricas, frijoles, repollo, leche y bebidas carbonatadas.
  • Estrés. La mayoría de las personas con síndrome de colon irritable experimenta signos y síntomas peores o más frecuentes durante períodos de mayor estrés. Sin embargo, si bien el estrés puede agravar los síntomas, no es lo que los causa.

Factores de riesgo

Muchas personas tienen signos y síntomas ocasionales de síndrome de colon irritable. Pero es más probable que padezcas el síndrome si:

  • Eres joven. El síndrome de colon irritable se manifiesta con mayor frecuencia en personas menores de 50 años.
  • Eres mujer. En los Estados Unidos, el síndrome de colon irritable es más común entre las mujeres. La terapia con estrógenos antes o después de la menopausia también es un factor de riesgo para el síndrome de colon irritable.
  • Tienes antecedentes familiares de síndrome de colon irritable. Los genes pueden influir, al igual que los factores compartidos en el entorno familiar o la combinación de genes y entorno.
  • Tienes ansiedad, depresión u otros problemas de salud mental. Los antecedentes de abuso sexual, físico o emocional también podrían ser un factor de riesgo.

Complicaciones

El estreñimiento o la diarrea crónicos pueden causar hemorroides.

Además, el síndrome de colon irritable se asocia con:

  • Mala calidad de vida. Muchas personas con síndrome de colon irritable declaran tener una mala calidad de vida. Las investigaciones muestran que las personas con síndrome de colon irritable pierden tres veces más días laborables que las personas que no experimentan síntomas intestinales.
  • Trastornos del estado de ánimo. Los signos y síntomas del síndrome de colon irritable pueden llevarte a tener depresión o ansiedad. La depresión y la ansiedad a su vez pueden empeorar el síndrome de colon irritable.