Descripción general

La hipoglucemia es una afección en la que el nivel de azúcar en sangre (glucosa) es más bajo que lo normal. La glucosa es la principal fuente de energía para el cuerpo.

La hipoglucemia con frecuencia está relacionada con el tratamiento de la diabetes. Pero otros medicamentos y una variedad de afecciones — muchas de ellas inusuales — pueden causar un nivel bajo de azúcar en sangre en personas que no tienen diabetes.

La hipoglucemia necesita un tratamiento inmediato cuando los niveles de azúcar en sangre están muy bajos. Para mucha gente, un nivel de azúcar en sangre en ayunas de 70 miligramos por decilitro (mg/dL), o 3.9 milimoles por litro (mmol/L) o más bajo deberían servir como alerta de la hipoglucemia. Pero quizás tus números sean diferentes. Pregúntale a tu médico.

El tratamiento implica hacer que tu nivel de azúcar en sangre vuelva a lo normal rápidamente, ya sea con alimentos o bebidas con alto contenido de azúcar o con medicamentos. El tratamiento a largo plazo requiere identificar y tratar la causa de de la hipoglucemia.

Síntomas

Si los niveles de azúcar en sangre bajan mucho, los signos y síntomas pueden incluir:

  • latidos del corazón irregulares o acelerados
  • fatiga
  • piel pálida
  • temblores
  • ansiedad
  • sudores
  • hambre
  • irritabilidad
  • hormigueo o entumecimiento de los labios, la lengua, o la mejilla

Al empeorar la hipoglucemia, los signos y síntomas pueden incluir:

  • desorientación, comportamiento anormal o ambos, como ser incapaz de completar tareas de rutina
  • alteraciones visuales, como visión borrosa
  • convulsiones
  • pérdida del conocimiento

¿Cuándo debo consultar al médico

Consulta a un médico de inmediato si:

  • Tienes síntomas que pueden ser de hipoglucemia y no tienes diabetes
  • Tienes diabetes y la hipoglucemia no responde al tratamiento, como tomar jugo o refrescos que no son de dieta, comer dulces o tomar tabletas de glucosa

Busca ayuda de urgencia si alguien con diabetes o antecedentes de hipoglucemia tiene síntomas de hipoglucemia grave, o pierde el conocimiento.

Causas

La hipoglucemia se produce cuando tu nivel de azúcar en sangre (glucosa) baja demasiado. Existen varias razones por las que esto puede suceder; la más común es un efecto secundario de los medicamentos usados para tratar la diabetes.

Regulación del azúcar en sangre

Al comer, tu organismo transforma los hidratos de carbono de los alimentos — como el pan, el arroz, las pastas, los vegetales, las frutas y los lácteos — en varias moléculas de azúcar, lo que incluye la glucosa.

La glucosa, la fuente de energía principal del organismo, ingresa a las células de la mayoría de los tejidos con la ayuda de la insulina, que es una hormona que secreta el páncreas. La insulina permite que la glucosa entre a las células y les proporcione el alimento que necesitan. La glucosa adicional se almacena en el hígado y en los músculos en forma de glucógeno.

Si no has comido durante varias horas y tu nivel de azúcar en sangre baja, otra hormona del páncreas le avisa al hígado que debe descomponer el glucógeno almacenado y liberar la glucosa de vuelta al torrente sanguíneo. Esto mantiene el azúcar en sangre dentro de un rango normal hasta que vuelvas a comer.

Tu cuerpo también tiene la capacidad de producir glucosa. Este proceso tiene lugar principalmente en el hígado y también en los riñones.

Causas posibles, con diabetes

Si tienes diabetes, quizás no produzcas suficiente insulina (diabetes tipo 1) o tal vez tengas menos respuesta a esta (diabetes tipo 2). Como resultado, la glucosa tiende a acumularse en el torrente sanguíneo y puede alcanzar niveles peligrosamente elevados. Para corregir este problema, tal vez uses insulina u otros medicamentos para bajar los niveles de azúcar en sangre.

Pero demasiada insulina u otros medicamentos para la diabetes pueden hacer que tu nivel de azúcar en sangre baje demasiado, causando hipoglucemia. La hipoglucemia también puede ocurrir si comes menos de lo usual después de tomar medicamentos para la glucosa, o si haces más ejercicio de lo normal para ti.

Causas posibles, sin diabetes

La hipoglucemia en las personas que no tienen diabetes es mucho menos frecuente. Las causas pueden incluir:

  • Medicamentos. Tomar el medicamento para la diabetes de otra persona en forma accidental es una causa posible de hipoglucemia. Otros medicamentos pueden provocar hipoglucemia, en especial en niños o en personas con insuficiencia renal. Un ejemplo es la quinina (Qualaquin), que se utiliza para tratar la malaria.
  • Beber alcohol en exceso Beber mucho sin comer puede impedir que el hígado libere la glucosa almacenada al torrente sanguíneo, lo que provoca una hipoglucemia.
  • Algunas enfermedades de gravedad. Las enfermedades hepáticas graves, como hepatitis o cirrosis graves, pueden causar hipoglucemia. Los trastornos renales, que pueden impedir que tu organismo excrete de manera adecuada los medicamentos, pueden afectar los niveles de glucosa debido a una acumulación de esos medicamentos.

    El hambre prolongada, como puede suceder en el trastorno de la alimentación llamado anorexia nerviosa, puede causar la disminución de las sustancias que tu cuerpo necesita para producir glucosa.

  • Superproducción de insulina. Un tumor poco frecuente del páncreas (insulinoma) puede hacer que se produzca demasiada insulina, lo que resulta en hipoglucemia. Otros tumores pueden producir la producción excesiva de sustancias similares a la insulina. El agrandamiento de las células del páncreas que producen insulina puede resultar en la liberación excesiva de insulina, lo que causa hipoglucemia.
  • Deficiencias hormonales. Ciertos trastornos de las glándulas suprarrenales y de tumores en la hipófisis pueden resultar en una deficiencia de hormonas clave que regulan la producción de glucosa. Los niños pueden tener hipoglucemia si tienen muy poca hormona de crecimiento.

Hipoglucemia después de las comidas

La hipoglucemia generalmente se presenta cuando no has comido, pero no siempre. Algunas veces, los síntomas de hipoglucemia aparecen después de determinadas comidas con mucha azúcar, porque tu cuerpo produce más insulina de la que necesitas.

Este tipo de hipoglucemia, llamada hipoglucemia reactiva, o hipoglucemia posprandial, puede presentarse en las personas que han tenido una cirugía de bypass gástrico. También puede presentarse en personas que no se han hecho esta cirugía.

Complicaciones

Si no se trata, la hipoglucemia puede causar:

  • convulsiones
  • pérdida del conocimiento
  • la muerte

La hipoglucemia también puede contribuir a lo siguiente:

  • mareos y debilidad
  • caídas
  • lesiones
  • accidentes automovilísticos
  • aumento de riesgo para demencia en adultos mayores

Falta de reconocimiento de la hipoglucemia

Con el tiempo, los episodios reiterados de hipoglucemia pueden conducir a la falta de reconocimiento de la hipoglucemia El cuerpo y el cerebro dejan de producir los signos y síntomas que advierten de un bajo nivel de azúcar, como temblores o latidos irregulares del corazón. Cuando esto sucede, aumenta el riesgo de una hipoglucemia grave que puede poner en riesgo la vida.

Si tienes diabetes, episodios recurrentes de hipoglucemia, y falta de reconocimiento de la hipoglucemia, tu médico quizás modifique tu tratamiento, aumente los objetivos para tus niveles de azúcar en sangre, y recomiende hacer entrenamiento para estar conciente de la glucosa en la sangre.

Diabetes tratada insuficientemente

Si tienes diabetes, los episodios de bajo nivel de azúcar en sangre son incómodos y pueden causar temor. El miedo de la hipoglucemia puede hacer que te apliques menos insulina para asegurarte de que tu nivel de azúcar en sangre no baje demasiado. Esto puede llevar a que la diabetes no esté controlada. Habla con tu médico sobre tu miedo, y no cambies la dosis de tu medicamento para la diabetes sin la aprobación de tu médico.

Prevención

Si tienes diabetes

Si tienes diabetes, cumple con el plan de control de la diabetes que desarrollaste junto con tu médico. Si estás tomando medicamentos nuevos, cambias tus horarios de comida o medicación o agregaste ejercicios nuevos, habla con tu médico sobre cómo estos cambios pueden afectar tu tratamiento de la diabetes y tu riesgo de nivel bajo de azúcar en sangre.

Un monitor continuo de la glucosa (CGM, por sus siglas en inglés) es una opción para algunos, en especial para aquellos sin reconocimiento de la hipoglucemia. El CGM tiene un pequeño cable que se inserta bajo la piel que puede enviar mediciones de glucosa a un receptor.

Si los niveles de azúcar en sangre están bajando mucho, algunos modelos de CGM te alertarán con una alarma. Algunas bombas de insulina ahora están integradas con un CGM y pueden impedir la entrada de la insulina para ayudar a prevenir la hipoglucemia cuando los niveles de azúcar en sangre están bajando demasiado rápido.

Asegúrate de tener siempre a mano un hidrato de carbono de acción rápida, como jugo o tabletas de glucosa, para poder tratar una disminución del azúcar en sangre antes de que baje demasiado.

Si no tienes diabetes

En el caso de episodios recurrentes de hipoglucemia, comer pequeñas porciones de comida a lo largo del día es una medida temporal para evitar que bajen mucho tus niveles de azúcar en sangre. No obstante, este enfoque no es una estrategia recomendable a largo plazo. Trabaja con tu médico para identificar y tratar la causa de la hipoglucemia.