Puedes recibir tratamiento para la presión arterial alta y aun así disfrutar de una vida sexual satisfactoria, si analizas cualquier problema y trabajas en estrecha colaboración con tu médico.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

La presión arterial alta, por lo general, no manifiesta signos ni síntomas. Pero la repercusión en tu vida sexual puede ser evidente. Aunque es poco probable que la actividad sexual represente una amenaza inmediata para tu salud, como un ataque cardíaco, la presión arterial alta puede afectar tu satisfacción general con el sexo.

Se ha demostrado que hay una relación entre la presión arterial alta y los problemas sexuales en los hombres. En el caso de las mujeres que tienen una menor satisfacción sexual, aún no se ha demostrado que la presión arterial alta sea la culpable.

Con el tiempo, la presión arterial alta daña la protección de los vasos sanguíneos y hace que las arterias se endurezcan y estrechen (ateroesclerosis), lo que limita el flujo sanguíneo. Esto produce que llegue menos sangre al pene.

Para algunos hombres, que haya menos flujo de sangre hace más difícil lograr y mantener erecciones. Este problema se llama disfunción eréctil. Es bastante común.

Incluso un solo episodio de disfunción eréctil puede causar ansiedad. El miedo de que esto pueda pasar de nuevo puede llevar a los hombres a que eviten el sexo, lo que puede afectar la relación con sus parejas sexuales.

La presión arterial alta también puede interferir con la eyaculación y reducir el deseo sexual. Algunos medicamentos para la presión arterial pueden causar efectos similares.

Los hombres deben consultar todas las dudas con su médico.

Aún no se comprende bien el efecto de la presión arterial alta sobre los problemas sexuales en las mujeres. Pero es posible que la presión arterial alta les afecte la vida sexual.

La presión arterial alta puede reducir el flujo sanguíneo a la vagina y puede disminuir los niveles de óxido nítrico, una sustancia química que ayuda a relajar los músculos lisos. En algunas mujeres, esto puede causar:

  • Disminución del deseo sexual o la excitación
  • Dificultad para alcanzar el orgasmo
  • Sequedad vaginal

Usar lubricación y averiguar formas de mejorar la excitación puede ayudar.

Al igual que los hombres, las mujeres pueden tener ansiedad y problemas de relación debido a la disfunción sexual. Las mujeres deben hablar con su médico si tienen algún problema o inquietud.

Algunos medicamentos para la presión arterial alta pueden afectar el deseo o la función sexual.

  • Diuréticos. Los diuréticos pueden reducir el flujo de sangre al pene, lo que dificulta tener una erección. También puede hacer que el cuerpo se quede sin zinc, que es necesario para fabricar la hormona sexual testosterona.
  • Betabloqueadores. Estos medicamentos, especialmente los betabloqueadores más antiguos como propranolol (Inderal, Innopran XL), se asocian comúnmente con la disfunción sexual.

Tomar los medicamentos exactamente como se recetan puede ayudar a bajar el riesgo de tener efectos secundarios, como los problemas sexuales. Si eso no funciona, habla con tu médico acerca de otros posibles medicamentos que puedan tener menos efectos secundarios.

Si tomas medicamentos para la presión arterial y tienes efectos secundarios sexuales, habla con el médico acerca de tus opciones. Algunos medicamentos para la presión arterial alta son menos propensos a causar problemas con el deseo y la función sexual. Por ejemplo, cambiar a un nuevo tipo de betabloqueantes mejora los síntomas en algunos hombres y algunas mujeres.

Si tu médico dice que está bien, podrías dejar de tomar los medicamentos para la presión arterial por un corto período para ver si mejora algún síntoma sexual. Durante este período, es posible que tengas que tomarte la presión arterial con frecuencia en casa para asegurarte de que se mantenga en un rango seguro.

Asegúrate de decirle al médico cuáles son todos los medicamentos que tomas, incluso los suplementos herbarios y los medicamentos de venta libre. A veces, los suplementos o una combinación particular de medicamentos o suplementos pueden causar problemas sexuales.

Los hombres que consideren tomar medicamentos para la disfunción eréctil, deben consultar con el médico primero. Los medicamentos para la disfunción eréctil incluyen sildenafil (Viagra), vardenafil (Levitra, Staxyn) y tadalafil (Cialis). Las pastillas se consideran generalmente seguras para los hombres con presión arterial alta que, por lo demás, gozan de buena salud.

Los medicamentos para la disfunción eréctil no se recomiendan para hombres con enfermedad cardiovascular grave o para hombres con presión arterial alta que tienen dificultades para orinar o tienen otros problemas de las vías urinarias inferiores. Nunca tomes medicamentos para la disfunción eréctil con nitrato, ya que se usan para tratar el dolor en el pecho. Tomar este medicamento puede causar un peligroso aumento de la presión arterial.

Vivir con presión arterial alta no siempre significa renunciar a una vida sexual satisfactoria. Hablar abierta y honestamente con tu médico puede ayudarte a administrar mejor tu tratamiento y ayudarte a superar cualquier problema sexual. Prepárate para responder las preguntas que el médico puede hacerte, como:

  • ¿Qué medicamentos tomas?
  • ¿Ha cambiado recientemente la relación con tu pareja sexual?
  • ¿Estás triste o deprimido?
  • ¿Has estado bajo mucho estrés últimamente?

Tener un estilo de vida saludable puede bajar la presión arterial y posiblemente mejorar tu vida sexual. Intenta adoptar estas opciones de estilo de vida saludable:

  • No fumes ni consumas tabaco.
  • Come alimentos saludables.
  • Limita la cantidad de alcohol que consumes.
  • Reduce la cantidad de sal en tu dieta.
  • Haz ejercicio de forma regular.
  • Reduce el exceso de peso.

Un cuerpo saludable y en forma puede aumentar tu confianza y ayudarte a sentirte más atractivo, lo que puede mejorar tu vida sexual.

Cómo te sientes sobre tu pareja y dónde tienes sexo puede afectar tu respuesta sexual. Para motivar el sexo satisfactorio, empieza el acto cuando tú y tu pareja estén relajados. Explora varias formas de intimidad física, como los masajes o un baño cálido en la bañera.

Compartan los tipos de actividad sexual que más disfrutan. Pueden descubrir que la comunicación abierta es la mejor forma de lograr la satisfacción sexual. Y los estudios han mostrado que una vida sexual saludable y placentera es buena para el corazón.

July 29, 2021