La niacina es una importante vitamina B que puede elevar el colesterol HDL (colesterol "bueno"). Averigua si deberías hablar con tu médico sobre tomar niacina sola o con medicamentos para el colesterol.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

La niacina —un tipo de vitamina B— se ha usado durante mucho tiempo para elevar la lipoproteína de alta densidad (HDL), que es el colesterol «bueno» y ayuda a eliminar la lipoproteína de baja densidad (LDL), el colesterol «malo», del torrente sanguíneo.

No obstante, la niacina no es adecuada para todos. Las personas que toman niacina además de los medicamentos frecuentes para el colesterol no ven muchos beneficios adicionales. Asimismo, la niacina puede causar efectos secundarios incómodos y, en ocasiones, peligrosos.

La niacina (ácido nicotínico) es una vitamina B que tu cuerpo utiliza para convertir los alimentos en energía. La niacina también ayuda a mantener saludables el sistema nervioso, el sistema digestivo y la piel. Es por eso que la niacina suele ser parte de un multivitamínico diario, aunque la mayoría de las personas obtienen suficiente niacina de los alimentos que ingieren.

Cuando se usa como tratamiento para aumentar el colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL) o corregir una deficiencia de vitaminas, la niacina se vende en dosis más altas que las recetadas por tu médico. La niacina con prescripción incluye algunos medicamentos como Niacor y Niaspan.

La niacina también se encuentra disponible como suplemento de venta libre. Los suplementos de venta libre no están regulados como los medicamentos con receta médica. Los ingredientes, las formulaciones y los efectos de la niacina de venta libre pueden variar ampliamente.

No tomes niacina sin antes hablar con tu médico, ya que puede causar efectos secundarios graves cuando se toma en dosis altas.

La niacina puede aumentar el colesterol HDL más del 30 por ciento. Actualmente se debate el papel exacto del colesterol HDL en el organismo y en la aparición de la enfermedad cardíaca. Pero, en general, se cree que el colesterol HDL recoge el exceso de colesterol «malo» que tienes en la sangre y lo lleva al hígado para eliminarlo, y es por ello que se lo ha bautizado como colesterol «bueno».

Los niveles de colesterol se miden en miligramos por decilitro (mg/dl) o en milimoles por litro (mmol/l):

  • Para los hombres, cuando el nivel de colesterol HDL es inferior a 40 mg/dl (1,0 mmol/l) aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca.
  • Para las mujeres, cuando el nivel de colesterol HDL es inferior a 50 mg/dl (1,3 mmol/l), aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca.

A pesar de la capacidad de la niacina de aumentar el colesterol HDL, en las investigaciones recientes se puede apreciar que el tratamiento con niacina no se vincula con tasas más bajas de mortalidad, de ataques cardíacos ni de accidentes cerebrovasculares.

Los cambios en el estilo de vida son útiles para aumentar la lipoproteína de alta densidad:

  • Deja de fumar si es que lo haces.
  • Lleva una dieta saludable.
  • Comienza un programa de ejercicios, con autorización de tu médico.

La niacina en dosis altas puede causar malestar estomacal y enrojecer la piel o causar picazón. Más importante aún, la niacina puede aumentar el riesgo de los siguientes problemas:

  • Niveles altos de la glucosa sanguínea o diabetes tipo 2
  • Infección
  • Daño hepático
  • Accidente cerebrovascular
  • Sangrado

En el pasado, se pensaba que los niveles de HDL aumentarían aún más si se agregaba niacina a los medicamentos contra el colesterol llamados «estatinas», como la atorvastatina (Lipitor) y la simvastatina (Zocor). Sin embargo, hay estudios recientes que indican que la niacina ofrece pocos beneficios adicionales en comparación con las estatinas solas y que puede aumentar los riesgos de presentar efectos secundarios graves.

La mayoría de los médicos ya no recomienda la niacina para el control del colesterol como primera medida, excepto para las personas que no toleran las estatinas. Para estas personas, los beneficios de la niacina pueden compensar el riesgo de efectos secundarios potencialmente graves.

Jan. 20, 2021