Es importante diagnosticar y tratar la hidradenitis supurativa lo antes posible. Esto puede ayudar a prevenir la cicatrización y la propagación de la afección. También puede ayudar a disminuir el dolor físico y emocional causado por la afección.

Para diagnosticar la hidradenitis supurativa, los médicos en general buscan:

  • Protuberancias debajo de la piel
  • Protuberancias en los pliegues de la piel o en áreas del cuerpo donde la piel se roza, como las axilas, debajo de los senos o entre los glúteos
  • Protuberancias que han durado seis meses o más

Desafortunadamente, la hidradenitis supurativa a menudo se diagnostica erróneamente como forúnculos, un tipo diferente de bulto doloroso debajo de la piel. Algunas personas con hidradenitis supurativa pasan años antes de que se diagnostique correctamente su afección.

No existe cura para la hidradenitis supurativa, pero una vez diagnosticada, existen varias opciones de tratamiento. Los objetivos del tratamiento incluyen lo siguiente:

  • Prevención de nuevas lesiones
  • Tratamiento rápido de los nódulos para prevenir la formación de túneles que conectan múltiples nódulos debajo de la piel
  • Eliminación de los nódulos actuales y reducción de las cicatrices
  • Control del dolor

El médico te recomendará tratamientos basados en la gravedad de tu condición, tu estilo de vida y otros factores. Los tratamientos pueden incluir lo siguiente:

  • Medicamentos tópicos y orales, incluidos antibióticos y medicamentos derivados de la vitamina A (retinoides)
  • Cirugía ambulatoria menor para drenar los nódulos y ayudar a prevenir la formación de nuevos bultos en la misma área
  • Cirugía extensiva para casos complicados

Los tratamientos emergentes para la hidradenitis supurativa también incluyen medicamentos biológicos como el adalimumab (Humira) y el infliximab (Remicade), terapia láser y técnicas quirúrgicas avanzadas.

Según tu estilo de vida, tu médico también podría recomendar cambios para complementar tu tratamiento, tales como:

  • Proteger la piel. Evita la fricción de la piel tanto como sea posible. Usa ropa suelta que te quede bien. Y evita limpiadores abrasivos, estropajos y cepillos de baño. Considera la posibilidad de usar un lavado antiséptico, como clorhexidina al 4% (exfoliante con gluconato de clorhexidina [CHG], Hibiclens, otros), una o más veces por semana cuando te duches. Podría ayudar a evitar algunas infecciones producidas por la afección.
  • Dejar de fumar. Fumar puede empeorar los síntomas y las erupciones.
  • Losing weight. Si eres obeso, bajar de peso puede reducir la actividad hormonal que influye a la hidradenitis supurativa. La pérdida de peso también reduce tu riesgo de padecer diabetes tipo 2. Algunas investigaciones sugieren que tu riesgo de padecer diabetes tipo 2 podría ser mayor si tienes hidradenitis supurativa. También puede disminuir la fricción y el roce de la piel, lo cual puede empeorar los síntomas.
  • Cambiar tu dieta. La evidencia limitada sugiere que la eliminación de productos lácteos y de alimentos altamente procesados o azucarados de la dieta podría reducir la cantidad de lesiones nuevas que aparecen y disminuir los signos y síntomas de la hidradenitis supurativa. Habla con tu médico antes de hacer cualquier cambio drástico en tu dieta.
March 16, 2019