Descripción general

La telangiectasia hemorrágica hereditaria es una trastorno que afecta los vasos sanguíneos. Puede causar sangrado del tubo digestivo, anemia, aumento del riesgo de accidente cerebrovascular y otros síntomas. En la mayoría de los casos, la telangiectasia hemorrágica hereditaria no es potencialmente mortal, y los síntomas pueden controlarse de manera eficaz.

Si tienes telangiectasia hemorrágica hereditaria, que también se conoce como enfermedad de Osler-Weber-Rendu, algunas redes de vasos sanguíneos que unen arterias con venas (capilares) no están bien formadas. En los vasos pequeños, estas anomalías se llaman telangiectasias. Cuando se producen en vasos más grandes, se llaman malformaciones arteriovenosas. Las personas con telangiectasia hemorrágica hereditaria tienen los dos tipos de malformaciones.

La telangiectasia hemorrágica hereditaria es genética y puede afectar a personas de cualquier edad. Su gravedad puede variar mucho entre una persona y otra, incluso dentro de una misma familia.

Síntomas

Entre los signos y los síntomas de la telangiectasia hemorrágica hereditaria se incluyen los siguientes:

  • Sangrados nasales
  • Vasos sanguíneos rojizos y reticulados, en especial en los labios y en la boca
  • Presencia de sangre en las heces
  • Anemia por deficiencia de hierro