A diferencia de otros tipos de hepatitis viral, la hepatitis A no causa un daño hepático a largo plazo ni se convierte en crónica.

En raras ocasiones, la hepatitis A puede causar pérdida de la función hepática que ocurre de forma repentina, especialmente, en adultos mayores o personas con enfermedades hepáticas crónicas. La insuficiencia hepática aguda requiere hospitalización para su supervisión y tratamiento. Algunas personas con insuficiencia hepática aguda podrían requerir un trasplante hepático.

Sept. 09, 2014