Descripción general

El agotamiento por calor es una afección cuyos síntomas pueden comprender sudoración abundante y pulso acelerado como consecuencia del aumento excesivo de la temperatura del cuerpo. Es uno de los tres síndromes relacionados con el calor; los calambres por calor son el más leve y la insolación, el más grave.

Las causas del agotamiento por calor son la exposición a temperaturas altas, sobre todo combinada con mucha humedad y actividad física intensa. Si no se trata de inmediato, el agotamiento por calor puede provocar un golpe de calor, afección que pone en riesgo la vida. Por suerte, el agotamiento por calor puede prevenirse.

Síntomas

Los signos y síntomas de los golpes de calor pueden aparecer repentinamente o con el paso del tiempo, especialmente con períodos prolongados de ejercicio. Los signos y síntomas posibles del golpe de calor comprenden los siguientes:

  • Piel fría y húmeda con piel de gallina al exponerse al calor
  • Sudoración intensa
  • Desmayo
  • Mareos
  • Fatiga
  • Pulso débil y acelerado
  • Presión arterial baja al ponerse de pie
  • Calambres musculares
  • Náuseas
  • Dolor de cabeza

Cuándo consultar al médico

Si piensas que estás sufriendo un golpe de calor:

  • Suspende todas las actividades y descansa
  • Busca un lugar más fresco
  • Bebe agua fresca o bebidas para deportistas

Consulta a tu médico si los signos y síntomas empeoran o si no mejoran dentro de una hora. Busca atención médica de inmediato si la temperatura del cuerpo alcanza los 104 °F (40 °C) o más.

Causas

El calor del cuerpo combinado con el calor del ambiente produce lo que se denomina «temperatura central», la temperatura interna del cuerpo. El cuerpo necesita regular la obtención de calor (y, en clima frío, la pérdida de calor) del ambiente para mantener una temperatura central que sea normal, aproximadamente 98,6 °F (37 °C).

La falla del cuerpo para enfriarse

En clima caluroso, el cuerpo se enfría principalmente a través de la sudoración. La evaporación de la sudoración regula la temperatura corporal. Sin embargo, cuando haces ejercicio de forma extenuante o haces esfuerzos excesivos en clima cálido y húmedo, el cuerpo tiene menos posibilidad de enfriarse de forma eficiente.

Como resultado, el cuerpo tiene calambres por calor, la forma más leve de enfermedad relacionada con el calor. Los signos y síntomas de calambres por calor generalmente comprenden sudoración intensa, fatiga, sed y calambres musculares. El tratamiento inmediato generalmente evita que los calambres por calor avancen hasta llegar al agotamiento por calor.

Por lo general, puedes tratar los calambres por calor bebiendo líquidos o bebidas deportivas que contengan electrolitos (Gatorade, Powerade y otras), ingresando a lugares con temperaturas más frías, como con aire acondicionado o a la sombra, y descansando.

Otras causas

Además del clima cálido y la actividad extenuante, otras causas del agotamiento por calor son:

  • Deshidratación, que reduce la capacidad del cuerpo de transpirar y mantener una temperatura normal
  • Consumo de alcohol, lo que puede afectar la capacidad del organismo para regular la temperatura
  • Exceso de vestimenta, especialmente con ropa que no deja que la sudoración se evapore con facilidad

Factores de riesgo

Cualquier persona puede padecer agotamiento por calor, pero ciertos factores aumentan la sensibilidad al calor. Algunos de ellos son:

  • La edad temprana o la edad avanzada. Los bebés y los niños menores de 4 años, así como los adultos mayores de 65 años tienen un mayor riesgo de padecer agotamiento por calor. La capacidad del cuerpo para regular la temperatura no está totalmente desarrollada en niños pequeños y puede reducirse por enfermedades, medicamentos y otros factores en adultos mayores.
  • Determinados medicamentos. Los medicamentos que afectan la capacidad del cuerpo para mantenerse hidratado y para responder correctamente al calor son algunos que se utilizan para tratar la presión arterial alta y los problemas del corazón (betabloqueantes, diuréticos), reducir los síntomas de alergia (antihistamínicos), tranquilizar (calmantes) o reducir los síntomas psiquiátricos, como las alucinaciones (antipsicóticos). Además, algunas drogas ilegales, como la cocaína y las anfetaminas, pueden aumentar la temperatura central.
  • Obesidad. Tener exceso de peso puede afectar la capacidad del cuerpo para regular la temperatura y hacer que el cuerpo retenga más calor.
  • Cambios bruscos de temperatura. Si no estás acostumbrado al calor, eres más vulnerable a las enfermedades relacionadas con él, como el agotamiento por calor. Viajar a zonas de clima cálido desde una zona fría o vivir en una región donde se haya producido una ola de calor puede ponerte en riesgo de sufrir una enfermedad relacionada con el calor porque el cuerpo no tuvo la posibilidad de acostumbrarse a la temperatura alta.
  • Índice de calor alto. El índice de calor es un valor de temperatura único que considera cómo te hacen sentir la temperatura exterior y la humedad. Cuando la humedad es alta, el sudor no puede evaporarse con tanta facilidad y es más difícil que el cuerpo se refresque, lo que te vuelve propenso al agotamiento por calor y a los golpes de calor. Cuando el índice de calor es 91 °F (33 °C) o más, deberías tomar medidas para mantenerte fresco.

Complicaciones

Sin tratamiento, el agotamiento por calor puede causar un golpe de calor, un trastorno que pone en riesgo la vida y que ocurre cuando la temperatura del cuerpo alcanza los 104 °F (40 °C) o más. Los golpes de calor requieren atención médica inmediata para prevenir daños permanentes al cerebro y a otros órganos vitales que pueden causar la muerte.

Prevención

Puedes tomar algunas precauciones para prevenir el agotamiento por calor y otras enfermedades relacionadas con el calor. Cuando las temperaturas aumentan, recuerda estos consejos:

  • Usa vestimenta holgada, liviana y de colores claros. El vestuario excesivo, oscuro o ajustado retiene el calor y no le permite al cuerpo enfriarse correctamente porque inhibe la evaporación del sudor.
  • Evita las quemaduras solares. Si estarás al aire libre, usa un sombrero liviano y de ala ancha o una sombrilla para protegerte del sol, y ponte protector solar en la piel que quede expuesta. Las quemaduras solares disminuyen la capacidad del cuerpo de librarse del calor.
  • Busca un lugar más fresco. Estar en un edificio con aire acondicionado, al menos, durante algunas horas, es una de las mejores formas de prevenir el agotamiento por calor. Si no tienes aire acondicionado en tu casa, considera pasar tiempo en una biblioteca o en un centro comercial. Como mínimo, encuentra un lugar que tenga buena sombra. Los ventiladores solos no son suficientes para contrarrestar el calor fuerte y la humedad.
  • Bebe mucho líquido. Mantenerte hidratado le ayudará a tu cuerpo a sudar y a mantener una temperatura normal. Si tu médico te indicó que limitaras la cantidad de líquidos por una enfermedad, asegúrate de consultarle acerca de cuánto líquido adicional tienes que beber cuando la temperatura sube. Evita las bebidas con alcohol.
  • Toma precauciones adicionales con determinados medicamentos. Pregúntale a tu médico o al farmacéutico si los medicamentos que tomas te hacen más vulnerable al agotamiento por calor y, de ser así, qué puedes hacer para evitar que el cuerpo aumente su temperatura en exceso.
  • Evita los lugares más calientes. En un día caluroso, la temperatura de un auto estacionado puede ascender a 20 °F (11 °C) en solo 10 minutos. Deja que el auto se enfríe antes de conducirlo. Nunca dejes a niños o a otras personas en un auto estacionado a altas temperaturas ni siquiera durante un período breve.
  • Deja que tu cuerpo se aclimate al calor. Si viajas a un lugar caluroso o si la temperatura aumenta de repente en tu región, el cuerpo puede tardar varias semanas en acostumbrarse al calor. Igualmente tendrás que tomar precauciones, pero trabajar o hacer ejercicio en el calor debería volverse más tolerable. Si estás de vacaciones, probablemente no tengas varias semanas para esperar, pero es buena idea esperar, al menos, unos días antes de intentar hacer actividades intensas en el calor.

Lo mejor es no hacer ejercicio ni actividades extenuantes en un clima caluroso, pero si tienes que hacerlo, toma las mismas precauciones y descansa frecuentemente en lugares frescos. Descansar y recuperar líquidos durante ese período ayudará a tu cuerpo a regular la temperatura.

Nov. 25, 2014
References
  1. Heat injury and heat exhaustion (Lesiones por calor y golpes de calor). American Academy of Orthopaedic Surgeons (Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos). http://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=A00319. Último acceso: 1 de octubre de 2014.
  2. Extreme heat: A prevention guide to promote your personal health and safety (Calor extremo: guía de prevención para promover la seguridad y la salud personal). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). http://www.bt.cdc.gov/disasters/extremeheat/heat_guide.asp. Último acceso: 1 de octubre de 2014.
  3. Marx JA, et al. Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice (Medicina de emergencia de Rosen: conceptos y prácticas clínicas). 8.ª ed. Filadelfia, Pa.: Mosby Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 1 de octubre de 2014.
  4. Mechem CC. Severe nonexertional hyperthermia (classic heat stroke) in adults (Hipertermia grave sin realizar esfuerzo [golpe de calor clásico] en adultos). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 8 de octubre de 2014.
  5. Using the heat index: A guide for employers (Cómo usar el índice de calor: una guía para empleadores). Occupational Safety and Health Administration (Administración de Salud y Seguridad Laboral). http://www.osha.gov/SLTC/heatillness/heat_index/index.html. Último acceso: 2 de octubre de 2014.
  6. Dehydration and heat stroke (Deshidratación y golpe de calor). Institute of Medicine (Instituto de Medicina). http://www.hopkinsmedicine.org/healthlibrary/conditions/non-traumatic_emergencies/dehydration_and_heat_stroke_85,P00828/. Último acceso: 1 de octubre de 2014.
  7. Frequently asked questions about extreme heat (Preguntas frecuentes sobre el calor extremo). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). http://www.bt.cdc.gov/disasters/extremeheat/faq.asp. Último acceso: 1 de octubre de 2014.