Ya sea que tus síntomas parezcan obvios o sean más sutiles, tómalos en serio y obtén atención médica.

Escrito por el personal de Mayo Clinic
  • Malestar o dolor en el pecho. Este malestar o dolor puede sentirse como un dolor constrictivo, presión, sensación de plenitud u opresión en el pecho que dura más de unos pocos minutos. Puede aparecer y desaparecer.
  • Dolor en la parte superior del cuerpo. El dolor o el malestar pueden extenderse más allá del pecho hasta los hombros, los brazos, la espalda, el cuello, los dientes o el hueso maxilar. Puedes tener dolor en la parte superior del cuerpo sin malestar en el pecho.
  • Dolor estomacal. El dolor puede extenderse hacia abajo en el área abdominal y puede sentirse como acidez estomacal.
  • Falta de aire. Es posible que jadees para respirar o necesites hacer respiraciones profundas. Esto generalmente ocurre antes de que comience el malestar en el pecho, o es posible que el malestar en el pecho no aparezca.
  • Ansiedad. Puedes tener una sensación de fatalidad o sentir que tienes un ataque de pánico sin razón aparente.
  • Aturdimiento. Además de sentir presión en el pecho, puedes sentirte mareado o que vas a desmayarte.
  • Sudoración. Es posible que tengas un sudor frío repentino.
  • Náusea y vómitos. Puedes sentir el estómago revuelto o vomitar.
  • Palpitaciones cardíacas. Puedes sentir que el corazón saltea latidos, o tener mucha conciencia de los latidos.

Los síntomas de un ataque cardíaco pueden ser muy variados. Por ejemplo, es posible que tú solo tengas una pequeña molestia en el pecho mientras que otra persona tiene un dolor atroz.

Sin embargo, hay algo que se aplica a todo el mundo: si sospechas que estás teniendo un ataque cardíaco, llama al 911 o al número de tu servicio médico de urgencia local.

Si no tienes acceso a servicios médicos de urgencia, pídele a alguien que te lleve al hospital más cercano. Conduce tú mismo solamente si no hay otras opciones.

Las películas y la televisión representan los ataques cardíacos como eventos dramáticos en los que sientes una presión muy fuerte en tu pecho. Pero los ataques cardíacos suelen comenzar con síntomas leves, como una molestia que ni siquiera se puede describir como dolor.

Es probable que intentes restarle importancia a tus síntomas y asociarlos a una indigestión o ansiedad. Pero no toleres los síntomas de un ataque cardíaco por más de cinco minutos. Llama al 911 o a otros servicios médicos de urgencia para obtener ayuda.

Las mujeres pueden tener todos, muchos, unos pocos o ninguno de los síntomas típicos de un ataque cardíaco. Algún tipo de dolor, presión o molestia en el pecho sigue siendo un síntoma común de un ataque cardíaco en las mujeres. Sin embargo, muchas mujeres tienen síntomas de ataque cardíaco sin dolor en el pecho. Estos pueden incluir lo siguiente:

  • Dolor en el cuello, la espalda, los hombros o el hueso maxilar
  • Falta de aire
  • Dolor abdominal o "acidez estomacal"
  • Dolor en uno o ambos brazos
  • Náuseas o vómitos
  • Mareos o desmayos
  • Fatiga inusual o inexplicable, posiblemente durante días

Los adultos mayores y las personas con diabetes pueden no tener ningún síntoma o tener síntomas muy leves si presentan un ataque cardíaco. Nunca restes importancia a los síntomas de un ataque cardíaco, aun cuando no parezcan graves.

June 12, 2020